Brasil superó a México en ingreso per capita en 2010

marzo 6, 2011 · Imprimir este artículo

Brasil superó a México en ingreso per capita en 2010

Por Paul Kiernan

 

México, el segundo país más poblado de América Latina y la segunda economía de la región, siempre ha encontrado consuelo en contar un ingreso per cápita superior al de su primo mayor, Brasil.

Sin embargo, eso podría haber cambiado, según datos de la producción interna de ambos países publicados recientemente, debido a que Brasil está gozando de un crecimiento económico más acelerado y una moneda más fuerte.

La Oficina del Censo de Brasil informó el jueves que el PIB creció 7,5% en 2010 con respecto al año anterior, alcanzando un valor de mercado de 3.675 billones de reales (millones de millones), o US$2.089 billones al tipo de cambio promedio del año. El PIB per cápita es de US$10.814, según el banco central.

El PIB mexicano se expandió 5,5% en 2010, a 13.880 billones de pesos, informó la semana pasada el Instituto Nacional de Estadísticas. En términos de dólares, la producción nacional totalizó US$1.099 billones, según el tipo de cambio promedio de 2010, o unos US$9.812 per cápita, calculado usando los datos demográficos del censo del año pasado.

Brasil, un país considerablemente más grande que México, casi siempre ha tenido una economía mayor, excepto por unos cuantos años a principios de la década pasada cuando México experimentó un auge a raíz del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y una crisis financiera en Brasil devaluó el real.

Sin embargo, la proximidad de México con EE.UU. y políticas estables lo convirtieron en un país más rico por décadas, según datos de PIB per cápita del Banco Mundial.

El Banco Mundial calcula que los dos países tenían básicamente el mismo nivel de ingreso por persona en 2009, cuando la economía de México se contrajo 6,1% en medio de una menguante demanda estadounidense. El PIB de Brasil, mientras tanto, se redujo sólo 0,6%.

Factores de tipo de cambio también influyeron. El real brasileño fue más fuerte el año pasado que en años anteriores, mientras que el peso mexicano se mantuvo considerablemente más débil.

Pero los economistas dicen que el cambio refleja tendencias en juego desde hace varios años. Mientras Brasil surge como una potencia económica global, México languidece con un ambiente político que ha resultado hostil a ciertas reformas económicas y una extenuante guerra con el narcotráfico.

“Otro factor que beneficia a Brasil es que su potencial tasa de crecimiento es mayor que la de México”, dice Alfredo Coutino, director para América Latina de Moody’s Analytics. “Diría que en los próximos años, la economía brasileña podría crecer fácilmente a una tasa promedio de 5% sin crear problemas, mientras que México se expandiría 3,5% como máximo”.

En términos de dólares, el ingreso per cápita de Brasil lo coloca entre los cuatro países más ricos de la región, junto a Chile, México y Uruguay, según el Banco Central.

A Brasil se le considera la octava economía más grande del mundo, resalta Coutino, y muchos esperan que ascienda al quinto lugar en los próximos años, superando a Italia, el Reino Unido y Francia, a medida que el crecimiento económico en los mercados emergentes supera el de los países desarrollados.

A pesar de su menor inflación y política fiscal más disciplinada, la economía de México se ha quedado rezagada frente a la brasileña en años recientes y podría continuar así a medida que estructuras monopolísticas ahogan al sector privado, la violencia relacionada al narcotráfico desanima la inversión y los políticos se alejan de reformas laborales, fiscales y energéticas políticamente sensibles.

“Cabe aclarar que ninguna de estas cosas son perfectas en Brasil”, dice Neil Shearing, un economista senior de Capital Economics de Londres. “De todos modos, se espera que Brasil se aleje aún más”.

Fuente: The Wall Street Journal,

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.