Unión Europea: Futuros Rescates

noviembre 29, 2010 · Imprimir este artículo

  Tras definir ayuda a Irlanda, la UE delinea plan para futuros rescates

Por Charles Forelle y Marcus Walker

BRUSELAS – 28/11/10. Europa selló un paquete de ayuda para Irlanda de 67.500 millones de euros (US$89.340 millones) y por primera vez delineó un plan para rescates futuros. El nuevo programa de ayuda incluye la transferencia de parte del costo de salvar a un país insolvente a los acreedores privados.

El rescate de Irlanda sugiere que la zona euro no dejará que uno de los suyos se ahogue. Pero el plan de compartir las pérdidas con los bancos y otros prestamistas del sector privado es un mensaje de que la generosidad no continuará indefinidamente.

Irlanda es el segundo país de la zona euro, después de Grecia, en recibir ayuda para pagar sus cuentas. Los mercados de bonos han prácticamente congelado todo tipo de financiación para Dublín al exigir tasas de interés astronómicas. También se han mostrado más cautos a la hora de prestarles dinero a Portugal y España, lo que ha incrementado los temores de un efecto dominó en la región. Los ministros de finanzas europeos trabajaron ayer contrarreloj para llegar a un acuerdo antes de la apertura de los mercados hoy.

El acuerdo «debería calmar el nerviosismo que reina en los mercados financieros», dijo Olli Rehn, el comisionado de economía de la UE.

Alemania ha estado impulsando por meses la noción de que los tenedores de bonos asuman parte de las pérdidas. Para los funcionarios germanos, el incremento de los costos de financiamiento que se produciría es, de hecho, una forma de disuadir el tipo de acumulación de deuda incontrolable que tiene Grecia y que desató la crisis.

Pero países altamente endeudados como Italia, no ven con ojos favorables la potencial presión que esto significaría para sus finanzas públicas. Además, nadie quiere asustar aún más a un mercado de deuda ya nervioso.

Bajo el compromiso alcanzado ayer, la UE acordó la creación de un nuevo fondo de rescate de un tamaño no determinado. Dicho fondo reemplazará en 2013 la facilidad temporal de 440.000 millones de euros creada en mayo y que ahora está siendo usada para ayudar a Irlanda. Bajo los términos del nuevo fondo, los acreedores de los países de la zona euro que se consideren insolventes pueden ser obligados a aceptar una reestructuración de sus bonos antes de echar mano al fondo de rescate.

En el caso de Grecia, y ahora Irlanda, los contribuyentes europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) cubrirán la cuenta.

Alemania no se salió con la suya completamente. Tanto el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, como el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker (quien encabeza el grupo de países de la zona euro), dijeron que los acreedores del sector privado enfrentarán la reestructuración basados en un estudio de cada caso y no automáticamente como pretendían los alemanes.

El nuevo sistema no afectará a los acreedores hasta mediados de 2013 y nuevas «cláusulas de acción colectivas» (que podrían facilitar una reestructuración) sólo serán incluidas en los bonos de la zona euro desde junio de 2013 en adelante.

El acuerdo de Irlanda incluye 50.000 millones de euros para apuntalar las finanzas del gobierno y miles de millones adicionales para ayudar a los bancos irlandeses en problemas. El dinero provendrá de dos fondos de la Unión Europea y el FMI. Tres países externos a la zona euro (el Reino Unido, Suecia y Dinamarca) también acordaron contribuir al paquete de ayuda.

El paquete, esperado por varios días, es una mezcla de préstamos, algunos de hasta 10 años, y una tasa de interés promedio de casi 6%. Cubre las necesidades financieras de Irlanda por más de dos años, le da tiempo al país para que adelante recortes del déficit y provee efectivo para los bancos en problemas. Ayer también se sugirió una prolongación de los préstamos de Grecia.

«¿Puede Irlanda sobrevivir sin este programa? La respuesta es no», dijo el primer ministro irlandés, Brian Cowen, en una conferencia de prensa en Dublín.

Como el rescate de 110.000 millones de euros de Grecia, el paquete de Irlanda suministra poco más que tiempo y espacio: ya que el alivio de deuda es excluido antes de 2013, Irlanda enfrenta años de acumulación de deuda y aguda austeridad. Lo mismo puede ser dicho de España y, en particular Portugal, cuyo bajo crecimiento económico está siendo golpeado por la reducción del gasto gubernamental necesario para reducir su déficit.

Fuente: The Wall Street Journal, 28/11/10.
 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Una Respuesta para “Unión Europea: Futuros Rescates”

  1. Marcial Herrero Zabaleta on noviembre 29th, 2010 14:07

    Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, escribe en un artículo publicado en El País (Madrid, 28-11-2010) que la ventaja de Islandia para superar la crisis ha sido su moneda, la corona, respectoa al caso Irlandés.
    La devaluación de su moneda, la corona, ha sido un factor importante a la hora de limitar la gravedad de la crisis islandesa, haciendo que sus exportaciones sean más competitivas.
    El problema de los «PIGS» (Portugal, Irlanda, Grecia y Spain/España) es la moneda única, el Euro.

    Marcial Herrero Zabaleta

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.