¿Cuánto puede caer el yen?

Algunos estrategas en divisas de Tokio creen que la caída del yen frente al dólar podría ralentizarse tras los últimos súbitos movimientos. Pero el creciente diferencial de las tasas de interés de Japón y Estados Unidos deja mucho margen a la incertidumbre.

El yen ha estado negociando en una banda muy estrecha frente al dólar durante gran parte del año, atrapado en la horquilla en torno a 101-104 yenes por dólar. En agosto, comenzó a caer y el jueves negociaba en un mínimo de seis años frente al billete verde. Un dólar compraba 108,87 yenes el jueves en Tokio. Se trata del nivel más bajo del yen desde el comienzo de la crisis económica mundial en septiembre de 2008.

japon-01Detrás de este movimiento está la creciente sensibilización entre los inversores sobre la diferencia de las tasas de interés estadounidenses –donde la Reserva Federal está pensando en subirlos– y japoneses, donde muchos espera que el Banco de Japón lleve a cabo una nueva rebaja.

Pero, en vista del rápido ritmo, algunos participantes en el mercado cuestionan el recorrido alcista que le queda al dólar a corto plazo.

“He mantenido la opinión de que un dólar más fuerte y un yen más flojo es una tendencia básica, pero no esperaba [que el dólar se fortalecería] tanto a mediados de septiembre”, dijo Shinji Kureda, director del grupo de negociación en divisas en Sumitomo Mitsui Banking Corp.

En Mizuho Bank, el economista jefe de mercado Daisuke Karakama observó que el yen ya está demasiado flojo según algunos cálculos de paridad de poder adquisitivo, que busca valorar el tipo de cambio al que los tenedores de yenes y los de dólares pagarían lo mismo por una cesta de productos. Según un indicador de paridad del poder adquisitivo, el yen está ahora en torno a un 10% demasiado bajo.

Lectura recomendada:  El Banco de Japón anuncia intensa campaña de relajación monetaria

Pero Karakama dijo que las cosas podrían cambiar si la Fed decide subir las tasas de interés, lo cual aumentaría más la distancia con Japón. A igualdad de condiciones, los inversores prefieren poner su dinero en monedas en las que pueden lograr mayores intereses.

JP Morgan  dijo que una media ponderada del yen frente a las monedas de sus socios comerciales bajó el martes a 65,7, un nivel cercano a la media de 64,8 de diciembre de 2013, el más bajo desde que JP Morgan comenzó los registros en 1970.

“Creemos que hay pocas posibilidades de que el dólar vaya mucho más allá de 110 yenes a corto plazo”, señaló JP Morgan en un informe.

Fuente: The Wall Street Journal, 18/09/14.

banner seminario on line 01