Argentina salio del default

abril 23, 2016 · Imprimir este artículo

Cinco claves del nuevo escenario posdefault

Tras 14 años de marginalidad: Las posibilidades que se abren para la actividad económica después del pago a los holdouts.

Firma. Alfonso Prat-Gay autoriza el pago a los holdouts.

Firma. Alfonso Prat-Gay autoriza el pago a los holdouts.

Entre diciembre de 2001 y abril de 2016 la Argentina tuvo una parte de su deuda en default. Los canjes de 2005 y 2010 no alcanzaron para alcanzar la regularización total (o casi) que se alcanzó recién ayer, con el levantamiento de las cautelares que había dictado el juez Thomas Griesa. Se abre un nuevo escenario, y estas son las claves.

1. Volver a la normalidad

argentinaCon el pago a los holdouts Argentina normaliza la situación de su deuda. La posibilidad de reclamar judicialmente del puñado de bonistas que no aceptó las propuestas ofrecidas por el país son reales, pero el riesgo es mínimo. En cierta forma, la Argentina quedó blindada por el propio juez Thomas Griesa, que bendijo judicialmente las condiciones de los acuerdos alcanzadas por el Gobierno y los holdouts.

2. Bajar el costo del crédito

La vuelta a la normalidad le permitirá al Gobierno nacional, a las provincias y a las empresas privadas volver a los mercados internacionales de crédito y aprovechar el aún vigente escenario de tasas de interés bajas. Los actores económicos durante varios años miraron la fiesta de liquidez mundial y tasas baratas desde afuera, lo que demoró inversiones en todos los ordenes. La Argentina volvió a los mercados con una emisión récord, con tono eufórico, y felicitaciones de todo el mundo, pero debió aceptar pagar una tasa algo superior al 7 %. En Paraguay, Bolivia, Uruguay, Brasil, Chile o Perú, hace rato que pagan menos del 5 %. La misión del Gobierno es conseguir las mismas tasas que pagan los vecinos.

3. Revivir la inversión privada

Las empresas privadas también se alistan para salir al mercado internacional, sobre todo las más grandes, que desde hace años tienen que buscar líneas de financiamiento en el mercado local, desplazando a las empresas más chicas.

4. Crédito para financiar el gradualismo

Es un punto sobre el que se discute mucho entre economistas. El Gobierno argentino aprovechará el regreso a los mercados internacionales y la posibilidad de tomar dólares de a miles de millones y a tasas decrecientes para financiar el ajuste gradual del déficit fiscal, hoy ubicado en cerca del 7 % del PBI. La crítica a esta estrategia es que demora el ajuste y expone al riesgo del sobreendeudamiento, que ya provocó otras crisis en el pasado.

5. No más riesgos de embargos

Se terminan los riesgos de embargos contra activos del Estado. El caso más paradigmático es el que sufrió la Fragata Libertad. El Buque Escuela se vio obligado a navegar solo por países amigos.

Fuente: Clarín, 23/04/16.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.