Barack Obama: Los riesgos de una política vacilante

septiembre 14, 2014 · Imprimir este artículo

Los riesgos de una política vacilante.


NUEVA YORK — Cuatro años después de que Irak empezara a hundirse en el autoritarismo y la consecuente violencia sectaria y de que Siria se sumiera en la guerra civil, las discusiones sobre la ofensiva sobre los extremistas en Siria e Irak no deberían ser tan atormentadas. El actual conflicto fue tan predecible como predicho. El presidente simplemente no hizo nada para generar mejores alternativas que las que ahora puso en marcha, como haber apoyado con contundencia a nuestra aliada Jordania, que está haciendo todo bien.

Terminaremos pagando por el tiempo que el presidente se tomó para decidir. El precio que pagaremos por las dudas presidenciales es muy real: más riesgo de ser atacados, aliados más frágiles y el profundo resentimiento de quienes son víctimas de las consecuencias de la barbarie.

La estrategia del presidente es hacer lo mínimo necesario para impedir que los bandos a los que apoyamos pierdan sus guerras y aliviar temporariamente la crisis humanitaria. Es un abordaje poco costoso para nosotros en lo inmediato, pero caro en el largo plazo.

Es una estrategia de lucha interminable, cuantioso número de bajas, más fractura política, descomposición de alianzas y de apoyo al argumento jihadista de que sólo el califato puede proteger a los musulmanes.

Kori Schake. The New York TIMES,La autora es miembro del Hoover Institution.

Fuente: La Nación, 14/09/14.

barack obama vacilante

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.