Boletín Economía # 334 (18/11/10)

noviembre 18, 2010 · Imprimir este artículo

  Boletín-Economía-334 ß Artículo completo (Archvo PDF)

Argentina 2011: La República Argentina enfrenta un panorama 2011 bivalente. El contexto externo es muy favorable, la soja orilla los 450 dólares la tonelada, el resto de los commodities de exportación también cuenta con cotizaciones muy buenas y en alza. El dólar relativamente débil -conforme a la política de la FED- favorece a las exportaciones. Sin embargo, el contexto interno es negativo. La inflación crece (a pesar de los ridículos dichos de Amado Bodou) y provoca una peligrosa distorsión del Sistema de Precios Relativos (la red neuronal del mercado). Hay un gravísimo atraso de las tarifas de los servicios públicos (lo cual inhibe totalmente la inversión en infraestructura). Las empresas estatales sufren de un creciente deterioro, con administraciones negligentes -como la de Mariano Recalde en Aerolíneas Argentinas-. El Estado avanza con una intervención en el Mercado del Trabajo, de la mano de una peligrosa filosofía laboral impulsada por Héctor Recalde, que está reeditando la tenebrosa Patria Laboral-Sindical. En el ámbito empresario, la extorsiva presión sindical de Hugo Moyano está deformando el esquema gremial argentino. El Estado, a través de su Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, distorsiona el flujo de importaciones y exportaciones, así como el mercado interno. El deteriorado Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC) continúa manipulando, maquillando y falsificando todos los números y estadísticas oficiales. La corrupción gubernamental invade todos los rincones de la administración pública y alcanza niveles de latrocinio (léase Ricardo Jaime, Ricardo Echegaray, Julio De Vido, Héctor Capaccioli, Claudio Uberti…). El deterioro del tipo de cambio real disminuye la competitividad de los sectores industriales. La Tasa de interés muy negativa en pesos/inflación y muy positiva en pesos/dólar es una luz roja que indica problemas en el funcionamiento de la economía. El Gasto Público, creciente en cantidad y decreciente en calidad, perjudica las cuentas fiscales. El populismo demagógico está instaurando un sistema asistencialista, cuyos aparentes beneficios de corto plazo ocultan sus perniciosos efectos de largo plazo. Como siempre la realidad rioplatense presenta dos caras al igual que el dios Jano. Esperemos que, como creían los romanos, el inventor del dinero, las leyes y la agricultura nos augure un buen final. [Ver el texto completo en el archivo PDF]

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.