Brasil tiene problemas comerciales con la Argentina

abril 6, 2013 · Imprimir este artículo

Brasil admitió problemas comerciales con la Argentina

BRASILIA (EFE) – El canciller brasileño, Antonio Patriota, admitió la existencia de problemas con la Argentina, al señalar que la relación comercial bilateral es «menos que satisfactoria», a raíz de las trabas que impuso el gobierno de Cristina Kirchner, y destacó que la balanza comercial pasó a ser desfavorable para su país.

«No estamos mal, pero hay áreas problemáticas que requieren de mayor atención», declaró el canciller de Dilma Rousseff, al exponer ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, y lamentó las restricciones comerciales aplicadas por la Argentina, en momentos en que el vecino país impulsa medidas que favorecen a otros países. Aludió, así, a una serie de ventajas que se estarían ofreciendo para fortalecer las relaciones comerciales con China.

Patriota reconoció que las exportaciones brasileñas a la Argentina cayeron «en forma muy acentuada» en los últimos meses y que en el primer trimestre de 2013 la balanza comercial bilateral arrojó un superávit de US$ 82 millones para la Argentina.

Brasil había tenido un superávit de US$ 1500 millones durante 2012, pero las ventas de Brasil a su principal socio comercial en la región se redujeron un 22%, tendencia que este año se va consolidando.

Patriota reveló que las áreas de calzados y de textiles son las más afectadas por las medidas restrictivas impuestas por el gobierno argentino, entre las que mencionó las polémicas licencias de importación no automáticas. Afirmó que ello se vio reflejado en una reducción del 74% del superávit de Brasil en el comercio con la Argentina, entre 2011 y 2012.

El canciller adelantó que en caso de comprobarse un desvío de operaciones comerciales en beneficio de otros países, el gobierno de Cristina Kirchner estaría incurriendo en «prácticas contrarias» al compromiso de fortalecer en forma prioritaria al Mercosur, que perjudican a los industriales brasileños.

Lectura recomendada:  Incautan en Brasil más de 500 millones de dólares enviados desde Cuba

Anticipó, además, que la preocupación de su país por las relaciones comerciales entre ambos países será incluida en la agenda del encuentro que Rousseff tendrá con Cristina Kirchner, en una «reunión próxima, cuya fecha aún no se definió. El encuentro entre ambas mandatarias estaba previsto para el 7 de marzo en El Calafate, pero fue cancelada por la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acaecida dos días antes.

Pese a las diferencias comerciales, Patriota insistió en que el diálogo político entre ambos gobiernos es «constante y de altísima calidad». Afirmó, además, que «no existe otro plan que no sea una asociación fuerte y cada vez más consolidada entre Brasil y la Argentina».

El reclamo del gobierno brasileño apunta a generar un canal de diálogo para superar el problema y evitar un enfriamiento de los vínculos bilaterales. El propio Patriota teme que se vean afectados productos de uso masivo, como frutas, agroindustria, vinos y automotores.

Pese a admitir ante el Senado la existencia de «áreas problemáticas» en la relación comercial con la Argentina, el canciller aseguró que ello no afecta la «salud del Mercosur».

En tanto, el canciller brasileño informó que la suspensión de Paraguay del bloque del Mercosur, dictada en junio de 2012 por la destitución del presidente constitucional Fernando Lugo, podría terminar después de las próximas elecciones presidenciales en ese país, previstas para el 21 de este mes.

Fuente: La Nación, 06/04/03

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.