El alza de los commodities pisa el freno

mayo 15, 2012 · Imprimir este artículo

El alza de los commodities pisa el freno

Por Liam Pleven

 

Las materias primas cayeron la semana pasada a su menor nivel en casi dos años, según uno de los índices de referencia del mercado, lo que ha llevado a los inversionistas a preguntarse si el auge que arrancó en 1999 podría estar llegando a su fin.

La economía de China se está enfriando al mismo tiempo que la de Estados Unidos trata de recobrar el vuelo, lo que ensombrece el panorama de los dos mayores consumidores del mundo. Por su parte, los productores de materias primas han aumentado sus suministros lo suficiente como para crear cuellos de botella temporales, especialmente si cae la demanda.

Pese a comenzar el año con buen pie, las cotizaciones del petróleo y el oro han perdido más de 10% desde sus máximos de 2012, y el cobre, a menudo considerado como un barómetro de la actividad económica, ha caído 8% desde su punto más alto del año, alcanzado en febrero.

El mercado de las materias primas se ha vuelto hipersensible a los movimientos en la economía mundial. Las dudas sobre la economía global, en particular la crisis europea, suele primar sobre los fundamentos de la oferta y la demanda a la hora de fijar los precios.

Estos factores desconciertan incluso a los operadores más experimentados y acentúan el riesgo de un mercado de por sí volátil.

«Cualquier asomo de desaceleración y el mercado se apresura a vender», dice John Bailey, presidente ejecutivo de Spruce Private Investors LLC, una firma que gestiona US$3.000 millones en activos e invierte en nueve fondos de cobertura especializados en commodities.

Desde un inicio, el auge que empezó en 1999 estuvo alimentado por dos fuerzas divergentes: el rápido crecimiento de los mercados emergentes generó una demanda fresca, especialmente de China, que se unió a la Organización Mundial del Comercio en 2001. Eso puso en juego cientos de miles de millones de dólares en comercio con China. Pero al mismo tiempo, el suministro era limitado ya que los años de precios bajos habían vuelto a los productores reacios a expandir sus operaciones.

Desde entonces, la situación ha cambiado. Los producción ha aumentado; el ejemplo más llamativo son los nuevos métodos de extracción de gas natural. La producción de crudo ha crecido 16% desde 1999, mientras que la de cobre acumula un alza de 28%, y la de aluminio de 94%, según cifras oficiales de Estados Unidos.

Los cambios en el panorama de la oferta y la demanda y el reciente declive de los precios han encendido el debate sobre si el denominado superciclo de los commodities ha terminado o al menos se ha moderado. Los mercados de materias primas son conocidos por atravesar por estos períodos de escasez y abundancia, desatando la volatilidad de los precios.

«Creemos que el superciclo de los commodities ha terminado y que el alza concluyó en 2008″, dijo Michael Shaoul, presidente de Marketfield Asset Management, que administra unos US$1.900 millones en activos. La firma apuesta a que los precios de los metales preciosos caerán.

Si bien los analistas no prevén un descenso prolongado de los precios en un futuro cercano, algunos señalan que el mercado de commodities podría haber entrado en una fase de crecimiento lento, en la que episodios de caídas de precios interrumpen lapsos de ganancias que en su momento fueron rutinarias.

«Será un año sin grandes variaciones para las materias primas», pronosticó Mark Keller, presidente ejecutivo de Confluence Investment Management LLC, una firma que gestiona unos US$1.400 millones para inversionistas acaudalados. La firma de Keller ha reducido su inversión en commodities industriales y aumentado su apuesta al oro. «Creo que tocaremos fondo en algún momento este año y luego se reanudará el auge», aseveró.

Durante más de 10 años, las materias primas fueron una apuesta prácticamente segura. Los precios subieron durante nueve de los 12 años transcurridos desde 1999. Incluso los años flojos tenían una explicación lógica, como los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 o la crisis financiera de 2008.

El viernes, el Índice de Commodities Dow Jones-UBS, que hace un seguimiento de los contratos a futuro para 20 bienes básicos, cayó 1% para quedar en su nivel más bajo desde septiembre de 2010.

El índice acumula una caída de 4% en lo que va del año, lo que sumado a un descenso de 13% el año pasado, lo ubica en camino para registrar su primer declive consecutivo desde 1997 y 1998.

En todo caso, los precios de las materias primas siguen altos y el continuo crecimiento en China y otros mercados en desarrollo seguirán apuntalándolos.

Además, los precios de bienes básicos pueden dispararse ante cualquier problema de suministro, como el mal tiempo. «Los fundamentos para las materias primas son positivos», opina Bailey, de Spruce Private Investors. «Son estos asuntos macroeconómicos los que están realmente dominando el pensamiento a corto plazo».
Fuente: The Wall Street Journal, 13/05/12.

Lectura recomendada:  El peligro de los bonos corporativos emergentes

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.