El Banco Central Europeo podría tomar medidas contra la deflación

mayo 26, 2014 · Imprimir este artículo

El Banco Central Europeo podría tomar medidas contra la deflación.
Por Brian Blackstone y Todd Buell.

SINTRA, Portugal (EFE Dow Jones) — El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cree que existe el riesgo de que las expectativas de una inflación ultra baja se afiancen en la eurozona y lleven a los consumidores y empresarios a retrasar las compras, en la última de las señales de que el BCE está preparado para adoptar nuevas medidas de relajación monetaria cuando se reúna la próxima semana.

Los comentarios de Draghi del lunes, hechos en una conferencia del BCE en Sintra, Portugal, son un indicio de que el banco central sopesa una amplia variedad de medidas, desde rebajas en los tipos de interés a nuevos créditos bancarios o compras de activos para evitar que la excesivamente baja inflación socave la emergente recuperación de la economía de la eurozona.

«Lo que necesitamos observar con especial atención en estos momentos es el potencial de que se afiance una espiral negativa de baja inflación, caída de las expectativas de inflación y del crédito, en particular en países estresados», dijo Draghi en su intervención.

«Existe un riesgo de que las expectativas desinflacionistas se afiancen» y lleven a los hogares y las empresas a retrasar compras e inversiones «en un clásico ciclo deflacionista«, añadió Draghi. «No nos resignamos a que la inflación siga demasiado baja por mucho más tiempo», aseguró.

El presidente del BCE afirmó tras la reunión de la entidad del pasado 8 de mayo que sus miembros se sienten «cómodos» con adoptar medidas de relajación en su encuentro del próximo 5 de junio, aunque primero querrán estudiar las previsiones actualizadas de inflación y crecimiento del banco central hasta 2016.

Desde que pronunciara esas palabras, otros miembros del BCE se han expresado en términos similares, haciendo prácticamente una realidad para los mercados financieros una rebaja de las tasas de interés. De hecho, el euro se ha debilitado en las últimas semanas por las expectativas de nuevos estímulos por parte del BCE.

La inflación anual en la eurozona se situó en el 0,7% en abril, muy por debajo del objetivo del BCE de justo por debajo del 2% a medio plazo. Se ha mantenido por debajo del 1% durante muchos meses.

Además de la herramienta convencional de ajustar los tipos de interés, el BCE dispone de otras opciones como la emisión de nuevos créditos a largo plazo para la banca y las compras de bonos de titulización, dijo Draghi el lunes, así como las compras de activos si las expectativas de inflación se debilitasen mucho más.

Fuente: The Wall Street Journal, 26/05/14.


banner CEP 01 click aqui

Lectura recomendada:  La amenaza de la deflación toma fuerza en Europa

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.