El BCRA reduce más las tenencias de dólares de los bancos

septiembre 4, 2014 · Imprimir este artículo

Vuelven a obligar a los bancos a reducir sus tenencias de dólares

Por segunda vez en el año, el BCRA busca que vendan bonos por US$ 1300 millones; intenta así hacer caer los precios del dólar en la Bolsa y ponerle límites al paralelo.

Por Javier Blanco  | LA NACION

En un intento de acortar la distancia que separa el precio del dólar en los mercados libres respecto del que se opera en el oficial, el Banco Central (BCRA) recortó ayer, por segunda vez en lo que va del año, la posición en divisas (efectivo, títulos o contratos de futuros cambiarios) que los bancos podrán mantener en sus carteras.

Mediante una circular, podó del 30 al 20% el nivel de dolarización de esas carteras, repitiendo una receta que ya había aplicado a fin de enero cuando, tras avalar un salto devaluatorio del peso, reestableció un tope a esa tenencia y lo fijó en los niveles vigentes hasta ayer.

Los límites a la posición dolarizada habían quedado suspendidos desde 2005, una falencia regulatoria que les permitió a los bancos (con la venia del Gobierno) embolsar sólo en enero de este año, y gracias a la devaluación, una ganancia de $ 11.300 millones por diferencias de valorización, una suma que (en tiempos de estabilidad cambiaria) les tomaba cuatro años acumular.

Ahora la idea es que los bancos deban descargar durante este mes parte de los títulos de deuda en dólares que atesoran para, de esa manera, asegurar una oferta de venta sostenida y ayudar a desinflar los precios del tipo de cambio que surgen de operaciones bursátiles destinadas a arbitrar monedas (como el dólar arbitraje o contado con liquidación y el dólar Bolsa).

bcra-isologoEl sesgo en favor de esas ventas se desliza en la comunicación A-5627 emitida ayer, que determinó el nuevo tope, pero sin modificar la porción de futuros, que se mantiene en el 10% de ese total. “Lo que nos piden es ser oferentes de títulos durante el mes para ver si pueden bajar esta inflamación”, concedió a LA NACION un banquero que admitió que la medida les fue adelantada y explicada por la cúpula del BCRA.

Lectura recomendada:  Vanoli renunció al BCRA

Para entender su lógica, hay que tener presente que, tras la declaración del default selectivo de la deuda, el 30 de julio, los precios del dólar que más subieron fueron los que surgen de operaciones bursátiles. Pasaron, en promedio, de $ 10,05 a $ 13 el contado con liqui y de $ 10,50 a $ 13,50 el dólar Bolsa.

Esa escalada se mudó luego del recinto de la Bolsa a la calle, contagiando a la cotización del dólar paralelo, que se mantenía hasta allí más calma. Sin embargo, con ese empuje traspasó los $ 14 (ayer cerró a $ 14,26) y volvió a marcar una brecha del 70% con el valor del oficial, lo que incentiva maniobras para subfacturar exportaciones y sobrefacturar importaciones, merma la oferta de divisas en el mercado oficial y, para colmo, estimula la demanda de dólar ahorro.

No en vano ésta marcó récords en los últimos tres días: se vendieron US$ 118 milones, igual a lo que en abril y mayo se expedía en 22 días.

“En un contexto de turbulencia cambiaria y ampliación de la brecha, la medida al menos pone en evidencia que al Gobierno le preocupa la escalada del dólar informal”, juzga Gastón Rossi, de la consultora LCG. Sin embargo, el economista advierte que “este parche en el corto plazo podrá presionar algo a la baja al contado con liquidación. Pero en un contexto de escasez de reservas, default extendido y aceleración del gasto público el alivio será temporario, como sucedió en febrero”.

De hecho, mientras la reimplantación del tope obligó en aquel entonces a la banca a desprenderse de dólares y activos en dólares por unos US$ 4000 millones en tres meses, esta vez la oferta forzada rondaría apenas los US$ 1300 millones. Y a riesgo de dejar a los bancos algo más vulnerables a una posible nueva devaluación.

Fuente: La Nación, 04/09/14.

 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.