El Dow Jones pasa los 17.000 puntos

julio 4, 2014 · Imprimir este artículo

Con la mejora económica de EE.UU., el Dow Jones pasa los 17.000 puntos.
Por Tomi Kilgore

Las noticias positivas sobre la marcha de la economía estadounidense propulsaron el Promedio Industrial Dow Jones por encima de la barrera de los 17.000 puntos el jueves por primera vez en su historia. El alza confirma la opinión de los inversionistas de que un mercado alcista que ya cumplió cinco años aún tiene margen para seguir avanzando.

El Dow Jones demoró apenas 153 jornadas en pasar de los 16.000 puntos alcanzados el 21 de noviembre de 2013 al nuevo récord, el séptimo avance de 1.000 puntos más veloz en la historia del índice. El Dow Jones acumula un aumento de 3% en lo que va del año y de casi 14% en los últimos 12 meses.

El salto del Dow que le permitió perforar la barrera de los 17.000 puntos fue impulsado por un informe del Departamento de Estadísticas Laborales que mostró que la economía estadounidense sumó 288.000 empleos en junio, muy por encima de los 215.000 estimados por los economistas.

La tasa de desempleo cayó imprevistamente de 6,3% en mayo a 6,1% en junio.

Ahora, algunos inversionistas y analistas se preguntan si la Reserva Federal empezará a subir las tasas de interés de corto plazo antes de lo esperado. Las probabilidades de un alza de las tasas después de la reunión del banco central prevista para junio de 2015 aumentaron a 57% tras conocerse el informe, desde 51% el día anterior, según datos de CME Group. Hace un mes, la probabilidad de un incremento de las tasas después de esa reunión era de 43%. Mientras tanto, el rendimiento del bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años ascendió a 2,65%, de 2,62% el miércoles.

Por el momento, los inversionistas en renta variable no consideran que un alza de las tasas de corto plazo sea una preocupación inmediata siempre y cuando la inflación permanezca bajo control. “Esto confirma que las tendencias más amplias de la economía son bastante saludables”, dice Michael Purves, estratega jefe global de Weeden & Co.

Uno de los acontecimientos que más reconfortó a Purves fue la revisión al alza de las cifras de abril y mayo. “Empezamos a observar una consistencia muy real”, afirma. “Eso es muy importante para los inversionistas que llegan tarde a la fiesta” y se perdieron los avances de 2013.

El hito se produce después de un comienzo de año titubeante para el Dow Jones. En las últimas semanas, sin embargo, el indicador ha repuntado conforme se disipan las dudas de los inversionistas sobre el desempeño de la economía estadounidense. El menor desempleo es para los inversionistas una señal de que el crecimiento económico justifica los valores alcanzados por las bolsas.

“Es un logro”, expresa Jack Ablin, director general de inversión de BMO Private Bank, una firma que gestiona cerca de US$66.000 millones en activos. “El mercado puede parecer más atractivo con números más altos”.

El Dow demoró 139 sesiones en pasar de los 15.000 a los 16.000 puntos y 70 meses desde el primer cierre por encima de los 14.000, que alcanzó en julio de 2007, a las 15.000 unidades. El avance más rápido de 1.000 puntos tuvo lugar en mayo de 1999, cuando el índice demoró apenas 24 jornadas en pasar de los 10.000 a los 11.000 puntos durante el apogeo de la burbuja de las firmas de Internet.

El índice S&P 500, que es más usado por los inversionistas como referencia del mercado, ha batido 25 marcas en 2014 y está a 0,7% de llegar a los 2.000 puntos.

Los récords de los índices bursátiles se han producido en medio de una recuperación lenta pero segura de la economía estadounidense, tasas de interés sumamente bajas y una inflación bajo control. Las menores dudas acerca del crecimiento de Europa y China han reforzado el optimismo del mercado.

Aunque la Fed ha estado reduciendo sus compras de bonos, los inversionistas recalcan que lo ha hecho en forma paulatina y ordenada. El banco central ha calmado los nervios de los mercados al indicar que las tasas de corto plazo seguirán en casi cero al menos hasta el próximo año.

Esto hace que las acciones parezcan una alternativa de inversión más atractiva que los bonos y otros instrumentos. “Estás confinado a las acciones porque los instrumentos del mercado monetario no pagan nada y los rendimientos de los bonos del Tesoro son bajos”, asevera William Lynch, director de inversiones de Hinsdale Associates, que gestiona cerca de US$150 millones en activos.

Fuente: The Wall Street Journal, 04/07/14.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.