El euro muestra creciente fortaleza

marzo 24, 2011 · Imprimir este artículo

El euro muestra creciente fortaleza

Por Richard Barley. Dow Jones Newswires.

 

¿Crisis? ¿Qué crisis? El Gobierno de Portugal ha caído, lo que probablemente provocará un rescate valorado en 80.000 millones de euros (US$112.900 millones). La esperanza de un «gran acuerdo» sobre la competitividad y los rescates en la zona euro se está desvaneciendo. Moody’s ha rebajado la nota de casi todo el sistema bancario español. Y en cambio, el euro mantiene el tipo, y podría seguir haciéndolo.

El año pasado, la crisis de deuda de Irlanda y de Grecia arrastró al euro frente al dólar, provocando caídas de 12,5% en el per’iodo abril-mayo y de 7,7% en noviembre. La divisa descendió a un mínimo anual de US$1,19. Ahora, en US$1,41, se encuentra cerca de su máximo de 52 semanas pese al continuo nerviosismo; el colapso del Gobierno luso provocó tan sólo ligeras caídas el miércoles, y el jueves repuntó.

Hay varias razones que explican esta situación. Los diferenciales de los tasas de interés son una: el Banco Central Europeo sigue señalando que tiene planes de subir las tasas de interés tan pronto como abril. Mientras tanto, la Reserva Federal de Estados Unidos sigue comprometida con su política de relajación cuantitativa y parece más preocupada por el impacto de los precios del crudo sobre el crecimiento que por la inflación.

La crisis del euro se ha vuelto menos sistémica. Los rescates de Grecia e Irlanda provocaron fuertes incrementos de los costes de asegurar la deuda de los bancos europeos frente al impago; esto ha estado reduciéndose durante las últimas semanas. España ha mostrado fortaleza: incluso pese a las rebajas de los bancos, los diferenciales de los bonos españoles a 10 años respecto a los bunds alemanes se redujeron el jueves.

La ausencia de pánico en España significa que incluso un progreso potencialmente más lento del previsto de las reformas de la gestión y de los mecanismos de rescate en la zona euro no es la amenaza que era en el pasado; el plan actual puede financiar sin problemas a Portugal. Los obstáculos políticos en Alemania y Finlandia han de superarse para mejorar estos mecanismos, pero a los países con una calificación de triple-A –y a sus sistemas bancarios— les interesa evitar una nueva crisis grave de deuda.

Por ahora, la agresiva postura del BCE, sostenida por alentadores datos macro como el índice de gestores de compras de la zona euro publicado el jueves, apoyarán muy probablemente al euro; una realidad muy diferente a la crisis existencial del año pasado.

–Richard Barley escribe la columna Heard on the Street.

Fuente: The Wall Street Journal, 23/03/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.