El FMI cuestiona el rescate europeo a Grecia

julio 15, 2015 · Imprimir este artículo

El FMI destroza el cuento de la lechera del rescate europeo a Grecia

Crisis de la deuda helena

Por  Idafe Martín.

Bruselas – El FMI destrozó esta madrugada en un informe de cuatro páginas todo el andamiaje que los europeos pusieron en pie el fin de semana para rescatar a Grecia. El texto asegura que los objetivos fiscales son casi ciencia ficción, que las previsiones de crecimiento son demasiado optimistas, que los 82.000 millones de euros de rescate que plantea Europa no son ni mucho menos suficiente, que los bancos tienen una gestión lamentable y que es una quimera que una economía como la griega mantenga un superávit fiscal del 3,5% “durante décadas” como le exige el plan europeo.

fmi-01El Fondo pide una profunda reestructuración de deuda porque es “altamente insostenible”. Sin hacer una quita, Europa tendría que extender los vencimientos y darle a Grecia un período de gracia de al menos 30 años. El informe va a caer como una bomba en Bruselas y es una pesadilla para Berlín, porque pone por primera vez negro sobre blanco que Grecia –y eso abre la puerta a otros países en el futuro- necesita directamente transferencias de capital o una moratoria de la deuda.

La deuda pública griega era en 2009 el equivalente al 120% de su PBI. Ahora mismo, tras dos rescates llega al 177% y según el informe de los técnicos del Fondo –que contradice, también en esto, las previsiones europeas- se irá hasta el 200% de aquí a dos años y en 2022 seguirá por encima del 170%, cuando en los documentos del rescate se estima en 142%.

El texto dice literalmente: “el dramático deterioro de la sostenibilidad de la deuda hace necesario un alivio de la deuda en una escala que va mucho más allá de lo considerado hasta la fecha y de lo propuesto por el MEDE (el fondo de rescates europeo)” e incluso habla de “transferencias de capital al presupuesto griego”, financiación directa, un anatema en Bruselas y Berlín porque llevaría a Europa hacia una “unión de transferencias”, un escenario de pesadilla en las capitales del norte de Europa.

El documento del acuerdo para el rescate firmado la mañana del lunes en Bruselas tras 17 horas de cumbre apenas contiene una vaga promesa de reestructurar la deuda –sin quitas- después de que Grecia aplique todos los ajustes y reformas. Literalmente, el texto habla de “posibles períodos de gracia y de pago más largos”, pero en una fecha sin definir. También se descarta oficialmente una quita a la deuda.

Ahora, el informe del FMI asegura que la deuda griega, sin más medidas de alivio, será insostenible durante décadas y que las necesidades para financiarla subirán por encima del 15% del PBI. El rescate preparado el fin de semana también se basa en que Grecia pueda volver a los mercados financieros a medio plazo, pero el Fondo asegura que eso es prácticamente imposible a tasas razonables.

Lectura recomendada:  Grecia al borde del default

Ashoka Mody, antiguo alto funcionario del FMI y responsable del rescate a Irlanda, denunció hace dos semanas que las previsiones que se usaron en los dos anteriores rescates a Grecia eran “ficticias” porque se negaron a reconocer la gravedad de la crisis de deflación de deuda que vivía Atenas. El nuevo informe del FMI asegura que, entre decenas de otras condiciones, para que se cumpla el plan de los europeos Grecia deberá pasar en tres años de ser el país de la Eurozona con mayor crecimiento de la productividad sin apenas plata para inversiones.

Europa podría deshacerse del FMI para los rescates y continuar con su ficción, pero Berlín siempre quiso al fondo en el paquete, porque pone una tercera parte de la plata y, sobre todo, porque le sirve para hacer el papel de policía malo. El informe estuvo sobre la mesa de los ministros de Finanzas del euro durante el fin de semana, pero lo mantuvieron escondido y no lo usaron para calcular las necesidades del rescate ni las exigencias a Grecia.

El ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis dijo ayer en una entrevista a la revista estadounidense “New Statesman” que los europeos se han negado estos meses a discutir argumentos económicos y las políticas impuestas a Grecia. Dice que cuando intervenía ante sus homólogos, “era como si no hubiera hablado. Hubiera cantado el himno nacional sueco y hubiera obtenido la misma respuesta”.

Un alto funcionario del FMI dijo esta madrugada que el Fondo no participará en el rescate si Europa no hace frente a la deuda griega. Sus normas le impiden participar en un rescate si sus técnicos consideran que las previsiones de sostenibilidad de la deuda no son realistas. En el plan europeo se planea que el Fondo ponga un 25% de la plata necesaria para rescatar a Grecia, unos 16.400 millones de euros.

Este primer accidente del rescate podría servir a Alemania para volver a empujar a Grecia fuera del euro. Su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dijo ayer en Bruselas que varios miembros del gobierno germano –incluido él- apoyan esa idea.

Un diplomático europeo, comentando esta mañana con Clarín el informe del FMI, se hacía una pregunta retórica: “¿Por qué deberían votar hoy los diputados griegos un plan que no sólo hará más pobres a los griegos sino que incluye objetivos fiscales y de crecimiento que el FMI considera ridículos?”.

Los diputados griegos tienen hasta hoy miércoles para aprobar los primeros ajustes. Si no lo hicieran, Europa ya amenazó con abrir definitivamente la puerta que enseñó el fin semana, la de la salida del euro. Una puerta que no debería existir en una unión monetaria.

Fuente: clarin.com, 15/07/15.

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.