El sucesor de Warren Buffett

abril 28, 2012 · Imprimir este artículo

Y el sucesor de Warren Buffett en Berkshire será…

Por Jason Zweig

 

¿Quién puede llenar los zapatos de Warren Buffett?

El presidente de Berkshire Hathaway, que lleva al frente de la firma de inversión desde 1965, anunció recientemente que tiene cáncer de próstata. La enfermedad fue detectada a tiempo y el inversionista de 81 años está por lo demás en excelente estado de salud. Su pronóstico es bueno.

La noticia, sin embargo, volvió a plantear la pregunta de quién será al fin de cuentas su sucesor. Buffett, que es un habilidoso jugador de bridge, ha sabido guardar sus cartas. El inversionista ha dicho que los miembros de la junta directiva de Berkshire han escogido un sucesor que conocen y admiran, así como dos ejecutivos de respaldo.

Pero Buffett no ha dado a conocer la identidad exacta de dicha persona, ni siquiera al propio elegido. El inversionista tampoco quiso revelar nada durante una conversación que tuve hace poco con él.

Anunciar públicamente el nombre del sucesor no sólo dificultaría que Berkshire cambie de opinión si las circunstancias cambian, sino que desmoralizaría a los dos ejecutivos de respaldo, que a su vez serían blancos más fáciles de contratación por otras empresas.

El sucesor será «alguien que probablemente nos sorprenderá», señala David Winters, accionista por más de dos décadas y cuyo fondo de inversión, Wintergreen Fund, tiene US$67 millones en acciones de Berkshire. «Le apostaría a alguien que no tiene un perfil conocido y que no está en la lista de nombres que se rumorean».

Con la esperanza de desenterrar algunos de esos nombres inesperados, les pedí a dos equipos independientes de investigadores financieros, Paul Tetlock y Tim Scully de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, y Richard Peterson, de la firma de inversión de Los Ángeles, MarketPsych, que analizaran lo que Buffett ha escrito en sus famosas cartas anuales sobre los ejecutivos que encabezan las divisiones de Berkshire.

Los dos grupos de investigadores se especializan en el «análisis de texto», o el uso de fórmulas matemáticas para medir la frecuencia y el tono negativo o positivo del lenguaje. Por ejemplo, en estudios previos de la forma en que son redactados los documentos financieros de algunas empresas, estos métodos han mostrado que mejoran las proyecciones sobre rentabilidad.

Desde 1977, Buffett ha escrito cerca de 400.000 palabras en sus cartas anuales a los inversionistas. Tetlock y Scully descubrieron que Buffett ha mencionado a Ajit Jain, director del grupo de reaseguradoras, muchas más veces que las que ha mencionado a cualquier otro director de división, 102 veces, frente a 60 para el siguiente ejecutivo más citado, Tony Nicely, de la aseguradora Geico.

Los investigadores encontraron que Buffett se refirió a Jain ligeramente de forma más positiva que sobre cualquier otro gerente de Berkshire. Sin embargo, Tad Montross, presidente ejecutivo de General Re, se ubicó en un segundo lugar muy cerca en la categoría de menciones positivas en general e incluso le ganó a Jain en cuanto a la proporción de palabras financieras positivas que Buffett usó. Por ejemplo, en su carta de 2002, Buffett escribió «progreso enorme» bajo Montross. No muy lejos se ubicó Brad Kinstler, presidente ejecutivo de See’s Candies; Greg Abel, presidente ejecutivo de MidAmerican Energy; Don Wurster, presidente ejecutivo de National Indemnity; Nicely de Geico y Kevin Clayton, de Clayton Homes.

Con el uso de una metodología diferente que le asigna un puntaje a las palabras en función de su asociación con la felicidad, Peterson encontró que Jain se ubicó en un lugar considerablemente inferior.

Dentro de los actuales ejecutivos a los que Buffett se ha referido en términos emocionales en al menos ocho veces, el que más alto se clasificó fue Danny Goldman, director general de finanzas de Iscar, una división de herramientas con sede en Israel de Berkshire (por ejemplo, en la carta de 2009, Buffett escribió «increíble»).

Nicely quedó en el segundo lugar («estelar» en la carta de 2005), seguido de Abel de MidAmerican («estupendo» en 2008), Kinstler de See’s Candies («extraordinario» en 2007), Tom Nerney de U.S. Liability Insurance («fabuloso» en 2002) y Jain («increíble» en 2006).

Entre los jefes de división a los que Buffett se ha referido al menos cuatro veces en términos emocionales, Peterson otorga un alto puntaje en positivismo a Paul Andrews, del distribuidor de electrónicos TTI; Jacob Harpaz, de Iscar; Grady Rosier, de la gestora de cadena de suministro McLane; y Matt Rose, de la compañía ferroviaria Burlington Northern Santa Fe.

De todos modos, la persona que Buffett ha mencionado en muchas más ocasiones es Ajit Jain. «Esto es cierto midiendo el número de referencias, número de palabras o simplemente el número de años que lo ha mencionado», dice Tetlock. Sin embargo, cualquier deducción basada, como estas, en un número relativamente pequeño de referencias «debería asumirse con mucha cautela».

Cabe aclarar que ser elogiado no es lo mismo que ser coronado. Varios ejecutivos que Buffett halagó generosamente en el pasado, incluyendo David Sokol, Joe Brandon y Rich Santulli, ya no trabajan en Berkshire.

De todas formas, el análisis de texto es «mejor que adivinar, ya que tiene algún apuntalamiento estadístico», asegura Peterson.
— Rob Barry contribuyó a este artículo.
Fuente: The Wall Street Journal, 27/04/12.

 

Lectura recomendada:  Aumenta el número de multimillonarios en el mundo

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.