Expertos dividen opiniones sobre vincular Evasión a Lavado

mayo 3, 2014 · Imprimir este artículo

Expertos dividen opiniones sobre vincular evasión a lavado
Una comisión estudia si el delito de evasión es precedente del lavado

MONTEVIDEO – El establecer a la evasión como un delito precedente del lavado de dinero divide las opiniones de los expertos, según consultas realizadas por El Observador. Están quienes afirman que se trata de delitos diferentes que deben enfrentarse con herramientas distintas; y por otro lado, se ubican los que sostienen que ante algo inevitable, y que es sugerido por los organismos internacionales, es mejor tomar definiciones estratégicas contando con el tiempo a favor.

Mientras la discusión se procesa, una comisión estatal integrada por la Secretaría Antilavado dependiente de Presidencia de la República; la Suprema Corte de Justicia; jueces; el fiscal de Corte, el Ministerio del Interior; el Banco Central y la comisión del Parlamento contra el lavado estudian aggiornar la normativa vigente para ajustar los controles. Paralelamente otro grupo formado por el Ministerio de Economía, la Dirección General Impositiva, Banco Central y la Secretaría Antilavado, definen crear el delito fiscal como precedente del de lavado de activos como hoy rige en Argentina, Brasil, Ecuador y Estados Unidos, aunque en este último caso es sólo para sus ciudadanos. Chile y Uruguay se mantienen sin vincular esos delitos.

La tendencia internacional la marca el GAFISUD que es el organismo intergubernamental que busca homogenizar los controles contra el lavado de activos. El GAFISUD “recomienda” pero “no obliga” a los Estados a vincular el delito fiscal con el de lavado.

Andrés Carriquiry, gerente ejecutivo del Banco República especializado en antilavado, comentó a El Observador que si bien es positivo colaborar con la transparencia y que el delito fiscal sea precedente del lavado, en su opinión “es un peligro aplicar a delitos fiscales herramientas que fueron pensadas contra crímenes horrendos, como el terrorismo o la trata de personas”. Para Carriquiry, la evasión se enfrenta con otros métodos. Dijo que en Uruguay “es muy difícil” que se pueda lavar dinero a través del sistema financiero pero los lavadores son “como el agua que busca la grieta para meterse”, comentó.

A nivel público como privados, los expertos coinciden que en el sector financiero es donde hay menos riesgo de lavado, no así en las demás actividades obligadas a hacer reportes sospechosos al Banco Central, como ser los escribanos, casinos, inmobiliarias, casas de venta de antigüedades y zonas francas.

El tributarista Carlos Loaiza entiende que una vez que se instala una corriente internacional, como es el caso, un país como Uruguay debe aceptar las presiones y manejarlas con inteligencia. Se trata de una presión fuerte, en la que convergen el G20, GAFI, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y resulta difícil resistir. Por eso es mi convicción es que debemos negociar estructuralmente, sin dejarnos contaminar por la coyuntura mediática de las últimas semanas, aprovechando el tiempo para ver cómo avanzan los otros países. No podemos olvidar que Chile, país miembro de OCDE y bien valorado por GAFI, ha sido hasta ahora renuente a introducir el cambio, aduciendo que es útil para países con problemas de alta evasión, que no es su caso. Uruguay no está lejos y su buena reputación internacional debe servir para manejarse con tiempos reflexivos”, opinó Loaiza.

En la vereda de enfrente se ubican tributaristas como Leonardo Costa, ex prosecretario de la Presidencia durante el gobierno de Jorge Batlle, quien es contrario a que el delito fiscal sea delito precedente del lavado. “Uruguay en legislación esta muy bien y así lo reconocen los organismos internacionales”, comentó. Para Costa la política fiscal “no debe meterse” con la política criminal antilavado.

Por su parte, Ricardo Sabella, coordinador del curso de certificación en prevención de lavado de dinero de la Universidad Católica, dijo que “no hay que confundir” porque se trata de delitos distintos. En su opinión, en Uruguay ni siquiera está bien definido lo que se entiende por evasión, elusión y defraudación. Explicó que las políticas antilavado persiguen el dinero generado en hechos graves –narcotráfico, trata de personas, adulteración de monedas, terrorismo– donde el delito no se borra”. Con la evasión, se dan casos, como ocurrió en Argentina hace unos años o en España en 2012, donde hubo una amnistía y los deudores pagaron menos y a partir de allí el delito de evasión queda sin efecto, explicó.  Sabella es contrario a que el delito fiscal sea precedente del delito de lavado.

Fuente: El Observador, 04/05/13.

Lectura recomendada:  El allanamiento a Hotesur CFK & LB SH

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.