Guatemala: De un pueblo “perdido” a Manhattan

mayo 27, 2011 · Imprimir este artículo

Guatemala: De un pueblo “perdido” a Manhattan

Por Melissa Sanchez

 

Hija de una madre soltera, Shirley Máriory Indyra Lemus Urrutia creció en la pobreza en una pequeña aldea en las montañas de Guatemala. Cuando quiso tomar una prueba para asistir la universidad, su madre pagó el costo con un préstamo de 300 quetzales de una vecina, porque no tenía otra opción.

Ahora, Lemus trabaja para una organización no gubernamental que otorga microcréditos a mujeres hispanas de bajos ingresos en Nueva York.

“Si la gente se entera que alguien como yo que salió de un pueblo perdido ahora trabaja en Manhattan, bueno, se pueden dar cuenta de que todo es posible”, dijo Lemus, de 25 años.

Ella y otros ex alumnos de la Universidad Francisco Marroquín en Guatemala contaron sus historias el miércoles durante un evento en Coral Gables para recaudar fondos para la universidad donde estudió relaciones internacionales. El ex gobernador de la Florida iba dar un discurso durante el evento en el Hotel Biltmore.

“Tenía en la mente, tengo en la mente, que quería trabajar en relaciones internacionales porque eso es lo que estudié y quería trabajar por la gente pobre”, dijo Lemus, quien en diciembre empezó a trabajar para Grameen America, parte de una organización internacional de bancos de microcréditos que empezó en Bangladesh.

Lemus nació en Olopa, una aldea en el departamento de Chiquimula, al oeste de la Ciudad de Guatemala. Para estudiar en una escuela segundaria, Lemus se tuvo que mudar con una amiga de su madre a una ciudad a cinco horas de su familia.

Cuando estaba en la secundaria, Lemus empezó a conocer personas del extranjeros que trabajaban en proyectos de desarrollo económico en Guatemala. Muchos de ellos le dijeron que habían estudiado relaciones internacionales. Con esta inspiración y el deseo de ayudar a gente pobre, decidió hacer el esfuerzo para ingresar en una de las mejores universidades privadas en su país.

Sin embargo, la Universidad Francisco Morroquín no ofrecía su premiada beca Impulso al Talento Académico para estudiantes en la carrera de relaciones internacionales. Pero después de varias entrevistas con los administradores de la escuela, Lemus se convirtió en la primera estudiante con una beca en esa carrera.

Vidar Jorgensen, presidente de Grameen America, dijo que su organización apoya la universidad por el énfasis que le da a la economía clásica liberal.

“Se enfoca en el mercado libre, como una reaccion al movimiento comunista en muchas partes de América Latina”, dijo Jorgensen. “La escuela es como un faro en la oscuridad”/

A lo largo de sus estudios, Lemus trabajó de manera voluntaria “en cada proyecto y organización que se puso enfrente”. Fue a traves de su trabajo con una ONG para mujeres que descubrió la Fundación Grameen, que sigue los métodos diseñados por el ganador del Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, para otorgar servicios bancarios a mujeres pobres en Bangladesh.

En las Américas, la Fundación tiene operaciones en México, Guatemala, Colombia, Ecuador y Estados Unidos.

En su trabajo en Manhattan, Lemus supervisa varios grupos de mujeres que han recibido préstamos de un promedio de $1,500 para sus pequeños negocios, incluido la venta de comida y arreglo de pelo. Las mujeres son principalmente de México, Ecuador, Paraguay y Colombia.

“Las mujeres ponen un negocio, mandan dinero a sus paises y luego sus familiares pueden abrir negocios en sus paises también”, dijo Lemus. “Es un círculo. Siento que estoy siempre apoyando a mi país, a América Latina”.

Para más información sobre los proyectos de Grameen, visite a www.grameenamerica.com  Para más información sobre la Universidad Francisco Marroquín, visite a www.ufm.edu.
Fuente: El Nuevo Herald, 25/05/11.


Shirley Lemus Urrutia

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.