Heladerías, un negocio que se asocia al verano

diciembre 2, 2013 · Imprimir este artículo

Heladerías, un negocio que se asocia al verano
Por Jose Luis Cieri y Leandro Murciego

Con la primavera se extienden los días muchos más cálidos, que invitan a disfrutar de un rico y cremoso helado. Seguramente por esa razón esta es la fecha en que se multiplican las aperturas de nuevas heladerías artesanales que suelen brindar como servicio adicional productos de cafetería no sólo en la costa bonaerense, sino también en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores.

Uno de los mejores ejemplos es la firma Colonial Helados, una marca que nació en la zona norte hace 26 años y que se encuentra en pleno proceso de expansión. La empresa, que actualmente cuenta con 6 sucursales en la costa atlántica, abrió hace pocas semanas un espacio comercial nuevo en Mar del Plata. «Durante 2013 realizamos tres aperturas en la costa; durante el verano último inauguramos dos filiales en Mar Azul y Villa Gesell, y la última en La Perla del Atlántico. «Nuestro foco comercial está en la costa y sobre todo en el corredor norte de la provincia y en la Capital Federal», dijo Diego Castro, socio gerente de la firma.

Y agregó: «Las últimas aperturas se realizaron bajo el sistema de franquicia. Allí, la inversión giró en torno de los metros cuadrados de cada uno de los lugares. Pero para brindar una idea de montos se estima que el promedio del m2 parte en los 1500 pesos; por ejemplo, un local de 100 metros cuadrados requiere un desembolso de 450.000 pesos bajo el sistema de llave en mano».

Los locales en la costa suelen respetar el estilo de la cadena, aunque cuentan con una ambientación acorde con cada zona. «Por ejemplo, en Mar Azul el local cuenta con un importante deck en madera en todo su frente para disfrutar de la naturaleza, mientras los clientes degustan de nuestros productos: helado, copa helada o simplemente un café», dijo Castro.

Pero no sólo en la costa se registraron recientemente inauguraciones, ya que el Colonial Helados abrió dos nuevos comercios en Las Cañitas (Teodoro García al 2100) y General Pacheco (avenida Boulogne-sur-Mer 1275), alcanzando así 18 locales (12 entre Capital Federal y Gran Buenos Aires y 6 en la costa atlántica).

Otra de las firmas que abrió nuevas filiales fue Grido. La empresa que fundó Lucas Santiago (padre) nació en una esquina en el emblemático barrio cordobés de Alberdi, frente a una coqueta placita. A poco de comenzar su actividad comercial, la heladería se había convertido en un punto de encuentro, de tal forma que él mismo instaló los juegos infantiles. Pasaron algunos años y junto a sus hijos Lucas, Sebastián y Celeste incorporó, allá por 2000, el sistema de franquicias, que sirvió como un propagador automático de aquella marca, que tuvo una rápida expansión. «Hoy contamos con 1200 franquicias, las cuales se encuentran no sólo en la Argentina, sino también en Chile y Uruguay. Además tenemos una planta modelo que produce 52 millones de kilos por año», explicó Alejandro Yankilevich, responsable de marketing de la marca cordobesa.

Durante esta temporada se abrieron nuevas franquicias en la costa argentina, específicamente en las localidades de Mar del Plata y Villa Gesell. «Más allá de tratarse de ciudades con gran afluencia de turistas durante la temporada de verano, el objetivo de estas aperturas se encuentra en otorgar a los habitantes de dichas localidades una nueva opción para disfrutar de un delicioso helado durante todo el año», comentó Yankilevich. La marca, durante 2013 además celebró otras inauguraciones: en Bahía Blanca y Tandil. Y agregó: «Para la instalación de una franquicia Grido, los locales deben tener una superficie mayor a los 70 m2 y la distribución de los espacios debe estar orientada a generar un ambiente funcional para el cliente, privilegiando la comodidad y rapidez en el servicio».

El hombre de marketing dice que actualmente para instalar una franquicia de esta firma debe desembolsarse entre 300.000 y 400.000 pesos.

Según las estadísticas de la Afadhya, la entidad que agrupa a las firmas de este sector, en la Capital existen unas 300 heladerías, «mientras que este número se multiplica por cien si se tiene en cuenta los comercios del ramo distribuidos en todo el país», reveló Alejandro Tedeschi, presidente de la entidad.

Los referentes del sector coinciden en que el mercado del helado en nuestro país se encuentra en expansión y presenta importantes oportunidades a futuro. «El consumo per cápita de este alimento en la Argentina es muy bajo si lo comparamos con el de países como Chile, que duplica este consumo, o Estados Unidos y Australia, que lo triplican; esto demuestra que se puede crecer. Cada vez más, el helado es un alimento que se consume todo el año», concluyó Yankilevich.

En tierras cariocas

En tanto que Freddo, en 2013, inauguró 7 locales en Brasil. Decidieron llegar a este nuevo mercado, porque era una marca muy conocida, debido a la gran afluencia turística del país vecino hacia la Argentina y Uruguay. Las sucursales se instalaron en los principales estados del país como San Pablo y Río de Janeiro; la capital, Brasilia, y las ciudades de Porto Alegre, Curitiba y Belo Horizonte, respectivamente. En especial, en los mall. Este plan demandó una inversión cercana a los 2 millones de dólares..

Fuente: La Nación, 02/12/13.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Una Respuesta para “Heladerías, un negocio que se asocia al verano”

  1. Heladerías, un negocio que se asocia al verano | Fundación Argentina de Networking on diciembre 2nd, 2013 09:44

    […] Heladerías, un negocio que se asocia al verano […]

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.