La crisis europea podría causar un descalabro global, advierte el FMI

junio 20, 2011 · Imprimir este artículo

La crisis europea podría causar un descalabro global, advierte el FMI

 

Por Geoffrey T. Smith

 

LONDRES — La crisis de deuda en la periferia de la eurozona amenaza con destruir la recuperación económica de la región y puede causar un descalabro financiero global si no se la detiene, advirtió el lunes el Fondo Monetario Internacional.

«Continúa una recuperación generalmente sólida, pero la crisis soberana en la periferia amenaza con abrumar esta perspectiva favorable, y queda mucho por hacer para asegurar una unión monetaria dinámica y resistente», dijo el FMI, resumiendo un informe regular sobre las políticas de la zona de 17 países. «La falla en emprender acciones decisivas podría propagar rápidamente las tensiones al núcleo de la eurozona y causar grandes propagaciones globales«.

Las palabras del FMI son su más fuerte advertencia hasta la fecha sobre el caos que podría propagarse si los gobiernos de la región no encuentran terreno común. Vienen después de un desacuerdo perjudicial entre Grecia, sus socios en la eurozona, y el Banco Central Europeo.

Los ministros de finanzas de la eurozona han acordado en principio seguir apoyando a Grecia, pero solo bajo condiciones que ni la clase política griega ni el Banco Central Europeo pueden aceptar.

Gobiernos acreedores como el de Alemania insisten en que el sector privado de alguna manera comparta la carga de mantener Grecia a flote, en tanto el BCE dice que ello casi ciertamente representaría un impago, con consecuencias desastrosas para el sistema bancario griego y para los mercados financieros de la región entera. A menos que pueda superarse el desacuerdo, Grecia probablemente caiga en impago cuando se agoten sus actuales reservas de efectivo, reforzadas por el programa de ayuda de la UE y el FMI.

El FMI emitió una crítica apenas velada del gobierno alemán, que ha sido el más vehemente en su renuencia a financiar nuevos paquetes de ayuda. Dijo que es «esencial dar un cierre rápido al debate improductivo acerca de la reestructuración de la deuda, y evitar la impresión de que bajo el sistema de Mecanismo Europeo de Estabilidad, el apoyo financiero será condicional sobre la reestructuración de deuda».

Al mismo tiempo, el FMI dijo que los países que han recibido ayuda —como Grecia, Irlanda y Portugal— deben continuar demostrando «un compromiso decidido» a sus programas de ajuste, todos los cuales requieren recortes dolorosos en el gasto público.

Por otra parte, el FMI también exhortó a los acreedores oficiales a no abandonar la periferia, advirtiendo que el «apoyo financiero continuado de otros miembros del euro es también necesario».

Particularmente puso de relieve la necesidad de que los miembros de la eurozona necesitaban engordar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, y extender sus operaciones para la compra de bonos problemáticos en el mercado. El FMI también sugirió que el FEEF debería garantía una línea de financiación de mediano plazo para que posiblemente sea operado por el Banco Central Europeo.

«Una línea de financiación condicional a término para activos privados ilíquidos, posiblemente operada por el BCE pero con el respaldo explícito de soberanos de la eurozona… facilitaría la transición, a la vez que protegería la independencia del BCE y flexibilidad y reforzando los incentivos para encarar los problemas bancarios fundamentales», dijo el FMI, añadiendo que los bancos de la eurozona necesitan «fortalecer fundamentalmente» sus posiciones de capital.

En general, el FMI argumentó que el BCE debería continuar «normalizando» las tasas de interés «gradualmente», a la vez que mantiene la red de seguridad de sus medidas no convencionales de política monetaria hasta que hayan cedido las tensiones de mercados financieros. El BCE a comienzos de este mes se comprometió a mantener su política de liquidez ilimitada al menos hasta octubre.

El FMI también argumentó que la región debería seguir reduciendo su déficit presupuestario, y los países de rápido crecimiento deberían aprovechar toda sorpresa positiva de expansión para llegar antes a sus metas fiscales, mientras dan a los países en crisis más tiempo para reducir sus déficits.

«Los países en crisis podrían tener que extender sus planes en línea con requisitos de programa, pero la consolidación tendrá que continuar», argumentó el Fondo.
Fuente: The Wall Street Journal, 20/06/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.