La deuda de Austria y Holanda con tasas negativas

junio 15, 2016 · Imprimir este artículo

La deuda de Austria y Holanda seguiría a Alemania hacia territorio negativo

Por Jon Sindreu.
La bandera austríaca se refleja en una ventana de la cancillería en Viena. La deuda soberana del país es candidata a arrojar rendimientos negativos.
La bandera austríaca se refleja en una ventana de la cancillería en Viena. La deuda soberana del país es candidata a arrojar rendimientos negativos. 

tasas negativasCon los rendimientos de los bonos soberanos alemanes a 10 años cayendo por debajo de cero por primera vez en la historia, los inversionistas se preguntan cuáles serán los próximos países cuyos bonos ingresarán en territorio negativo.

Austria y Holanda aparecen como los candidatos naturales a seguir los pasos de Alemania.

En realidad, cuando el rendimiento del bono o bund alemán a 10 años tocó -0,032% el martes, el de los bonos austriacos cayó a 0,203%, muy cerca del record histórico de 0,183% que alcanzó en abril del año pasado. Los bonos holandeses se movieron de manera similar y su rendimiento descendió a 0,220%, acercándose al mínimo de 0,133% registrado en abril de 2015.

Otros países del corazón de la zona euro no están muy lejos Los rendimientos de los bonos franceses a 10 años bajaron a 0,377% y los de la deuda soberana belga han seguido una trayectoria muy parecida a la de Francia.

La causa de esta caída de los rendimientos es que los países de la zona euro emiten deuda de forma independiente, pero en la misma moneda. Los inversionistas que buscan activos seguros denominados en euros evalúan por lo tanto el riesgo de que estos países no cumplan sus obligaciones, agregando al precio de sus bonos una prima o valor adicional por encima del precio del bund alemán, que está considerado como exento de riesgo. En el caso de los países que forman parte del núcleo de la zona euro, este margen es muy pequeño, es decir, se espera que sus bonos se muevan en general al unísono con los alemanes.

“Si [el rendimiento de] los bunds cae a -20, se puede esperar que [el de los bonos de] Holanda se acercará a cero, al igual que el de Bélgica o Austria”, dijo Charlie Diebel, director de tasas de Aviva Investors. “¿Podrían llegar a -20? Claro, por qué no. Los mercados pueden ser irracionales mucho más tiempo de lo que se cree”.

Otro claro ejemplo de la búsqueda de los inversionistas por activos seguros es Finlandia, que durante los últimos años ha enfrentado los retos de una desaceleración económica y un alza del desempleo. Sin embargo, los rendimientos de su deuda soberana a 10 años tocaron 0,327% el martes y varios analistas subrayaron durante la semana que el precio de los bonos finlandeses seguía siendo atractivo.

Por el contrario, los rendimientos de los países periféricos de la eurozona como Italia y España apenas se han movido.

En cambio, los rendimientos de los bonos de los países de la periferia europea, como España e Italia, apenas se han movido.

La política de tasas de interés negativas del Banco Central Europeo, reforzada por las compras mensuales de 80.000 millones de euros (US$90.000 millones) en bonos soberanos, es la razón principal por la cual la rentabilidad de los bonos de la zona euro ha sido tan mínima.

“Los bancos centrales se han convertido en actores dominantes en bonos”, dijo Salman Ahmed, jefe de estrategia de inversiones de Lombard Odier Investment Managers, que considera que el entorno actual “es otro claro recordatorio de que los inversionistas tienen que replantearse su estrategia de renta fija”.

Sin embargo, el mayor nerviosismo de los mercados después del sombrío informe laboral de EE.UU. divulgado a principios de este mes ha sido un factor clave para que el dinero se refugie en activos seguros, como la deuda de los países más confiables del mundo, o en monedas como el yen japonés o el franco suizo. La incertidumbre en torno al resultado del referendo de la próxima semana sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea es otro factor que ha sacudido la confianza de los inversionistas.

“Si quieres echarle la culpa a algo por los rendimientos negativos del bund, el [principal] culpable es probablemente el referendo sobre la UE”, manifestó Luke Hickmore, gestor de fondos de Aberdeen Asset Management PLC.

Esto sugiere que un triunfo de la moción de dejar la UE podría hacer que los rendimientos de los bonos de los principales países de la zona euro caigan por debajo de cero. “Puede ser razonable esperar que si Reino Unido abandona la Unión Europea se produzca un nuevo repunte en [el precio de] los bonos”, dijo Andy Chaytor, analista en Londres del banco japonés Nomura Holdings Inc., quien de todos modos enfatizó que el resultado del referéndum sigue siendo demasiado incierto para que los inversionistas se sientan cómodos apostando por un resultado u otro.

Sin embargo, los analistas también ponen de relieve que la salida de Reino Unido de la UE, un fenómeno conocido como brexit, podría desencadenar movimientos anti-UE en muchos de los países “seguros” de la zona euro, forzando a los inversionistas a vender sus bonos [y haciendo por lo tanto subir los rendimientos].

“Las preocupaciones del mercado probablemente estarán supeditadas a las consecuencias de los riesgos políticos”, dijo Jan von Gerich, analista de Nordea Bank, con sede en Estocolmo. Desde esta perspectiva, indica, los bonos holandeses, italianos y franceses parecen ser especialmente vulnerables.

De todos modos, los rendimientos también podrían caer por debajo de cero en países europeos que no usan la moneda común y donde los bancos centrales han fijado tasas de interés negativas.

En Suecia y Dinamarca, por ejemplo, el costo de endeudamiento es incluso más negativo que en la zona euro. Sin embargo, las expectativas de que esas economías tendrán un mejor desempeño que la zona euro (y por lo tanto, la expectativa de que las tasas aumentarán más en el futuro), han mantenido los rendimientos de su deuda a largo plazo en torno a cero. Esto podría cambiar, no obstante, si el apetito internacional por estos activos se vuleve insaciable o si las perspectivas económicas se ensombrecen.

Los rendimientos de deuda soberana de Japón y Suiza de hasta 15 y 30 años, respectivamente, están también bajo cero, y es probable que estos valores negativos se extiendan a los bonos de plazos más largos. A nivel mundial, la deuda soberana con rendimiento negativo asciende en este momento a US$10 billones.

Los gobiernos no están solos en el mundo de los rendimientos negativos. Algunas de las empresas europeas más reconocidas están emitiendo deuda con una rentabilidad nominal negativa.

Los bonos del conglomerado francés de artículos de lujo LVMH están entre aquellos que han entrado en el mundo de los rendimientos negativos. Una emisión de 600 millones de euros (US$673,5 millones) con vencimiento en 2019 se ha transado en territorio negativo en las últimas semanas. A comienzos de 2014, los bonos rendían 1,8%.

El gigante anglo-holandés de bienes de consumo Unilever se encuentra en una posición similar: su deuda de 750 millones de euros (US$841,8 millones) con vencimiento en 2020 se negociaba el martes a la mañana a -0,03%.

—Mike Bird contribuyó a esta nota.

Fuente: The Wall Street Journal, 15/06/16.

banner invertir en la incertidumbre

 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.