La escasa difusión del Seguro en Latinoamérica

marzo 17, 2013 · Imprimir este artículo

Incultura de seguros
Por Guillermo Piernavieja Domínguez

Una de las grandes personas del sector asegurador latinoamericano, apreciada, válida y reclamada en todo tipo de foros, es mi querido amigo Horst Agata, director general de Gen Re México. Me planteaba estos días escribir sobre la perpetua falta de cultura de seguros en Latinoamérica y me he topado con una reciente intervención suya en la que precisamente aborda la situación de escasa cultura aseguradora en El Salvador. Tan escasa que es el país latinoamericano que presenta la menor penetración de seguros. ¿Qué supone, pues? Un importante nicho porque hay un profundo agujero de desprotección.

Yo lo llamo incultura de seguros. Aunque el hecho de que muchas personas no cuenten con seguros no se debe atribuir sólo a esa incultura. También está la escasez de recursos, la inexistencia de productos en las zonas donde viven, etc. Nada nuevo. El bueno de Horst Agata deja varias propuestas sobre la mesa para favorecer el crecimiento del sector y que la protección de los seguros llegue a más gente, como recoge El Diario de Hoy: aumentar el atractivo para las inversiones, ofrecer incentivos a los ciudadanos para la adquisición de pólizas, innovar la cartera de productos y cubrir nuevos riesgos. Dicho así suena sencillo, pero ya saben los aseguradores de la región y el propio Horst que hay que seguir trabajando. Y, desde luego, hay interés por parte de las aseguradoras que ya operan en Centroamérica en tener buena presencia en El Salvador.

El ejecutivo considera que las compañías deben “crear quizás mejores trajes para los asegurados, mejor definidos”. También invita a que el Gobierno cree incentivos fiscales para los ciudadanos que contraten seguros de Vida. ¿Todos esos planteamientos ayudarán a reducir la incultura de seguros? Sí, poco a poco.

En Paraguay la situación no es muy diferente pero se abre un concepto no muy extendido allí: el seguro de Vida ligado a la concesión de un crédito. En realidad es una ‘imposición’ por parte de algunos bancos para garantizar la recuperación de parte del dinero prestado en caso de fallecimiento del deudor, pero desde luego es un segmento que va creciendo y más bancos se suman a esa práctica. Se ha convertido en una póliza que acapara ya una participación del 11,4% del mercado. Y favorece una mayor cultura de seguros.

Y lo de México es caso aparte. La segunda mayor economía de la región, un potencial inmenso en muchas facetas y a la vez una espectacular incultura aseguradora. Hay que cambiar la cultura de seguros, repetía la semana pasada la AMIS, la asociación que agrupa a las aseguradoras, y también estos días Arturo Núñez, ex presidente de los agentes de seguros de Durango. En su caso, insiste en que se debe establecer como obligatoria la cobertura de Responsabilidad Civil en los seguros de Automóviles. Esa es una batalla que escucho desde que me dedico a la información de seguros y que no confío en que algún día sea una realidad.

Para concluir, insisto en que es fundamental fomentar la cultura de una mayor utilización de los seguros, pero porque es necesario aumentar la protección del patrimonio familiar. Y son amores distintos.

Fuente: Seguros en America Latina, marzo 2013.

Nota de Gustavo Ibáñez Padilla:

La situación en Argentina lamentablemente es aún peor. La industria del seguro está siendo atacada en forma sistemática por funcionarios ineptos de un gobierno desorientado, que sólo procura cubrir su problema fiscal y se apropia de fondos en forma ilegítima e ilegal.

Buenos Aires, 17/03/13.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.