La Unión Europea acuerda ‘un pacto por el euro’

marzo 13, 2011 · Imprimir este artículo

La Unión Europea acuerda ‘un pacto por el euro’

Por Charles Forelle y Stephen Fidler

 

BRUSELAS — Los líderes europeos acordaron en las primeras horas del sábado un programa de reformas económicas a largo plazo para los 17 miembros de la eurozona, y autorizaron engordar el fondo de rescate de la región para países en problemas.

Pero la reunión estuvo marcada por varias disputas acaloradas. Irlanda, que buscaba unas condiciones mejoradas para el paquete de rescate de 67.500 millones de euros que recibió el año pasado, fue duramente criticada por negarse a contemplar una subida en sus bajos impuestos de sociedades.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, se enfrentó a Francia y Alemania para permitir que el fondo de rescate compre parte de los bonos de los países débiles que el banco central ha estado acumulando durante la crisis.

Los líderes acordaron formalmente, como se esperaba, incrementar la cantidad que puede prestar el fondo temporal de rescate de la UE hasta los 500.000 millones de euros. También acordaron crear un mecanismo permanente del mismo tamaño en 2013, cuando expira el fondo temporal.

La reunión, que empezó la tarde del viernes, fue un paso de gigante para alcanzar un acuerdo final para el 25 de marzo, según prometieron los líderes. El tiempo apremia. Las tensiones se redoblaron en Grecia tras unas decepcionantes informaciones presupuestarias anunciadas el viernes y en Portugal también, después de que los mercados apretaran al país para que aplicara más recortes fiscales adicionales.

Los líderes aprobaron otros dos cambios. Primero, los fondos de rescate estarán disponibles para comprar bonos directamente de los países de la eurozona, presumiblemente en las subastas de deuda periódicas. Ahora, el fondo sólo puede hacer préstamos. Y segundo, el fondo de rescate en sí mismo se financiará al menos en parte a través de contribuciones de capital de los países, en vez del actual sistema de garantías.

El primer cambio dará al fondo más flexibilidad, aunque no se explicaron los detalles. Lo segundo implica que los países cuyas garantías no son tan valiosas como los países con triple A como Alemania, Francia y Países Bajos, podrían tener que poner efectivo.

Los líderes también acordaron que los préstamos del fondo deberían suponer menores tipos de interés, y acordaron que los tipos para Grecia se recortaran un punto porcentual. Atenas, que recibió el rescate la pasada primavera, había pedido un recorte de dos puntos.

Pero la disputa más dramática fue con Irlanda. Los líderes dijeron a los irlandeses que no recibirían un recorte de un punto porcentual de los intereses si no subían su impuesto de sociedades.

El recién nombrado primer ministro irlandés, Enda Kenny, dijo tras la reunión que dijo a sus homólogos que «no podía contemplar» un cambio en los impuestos. Los irlandeses argumentan que su impuesto de sociedades –en el 12,5%– es central para atraer la inversión extranjera y revitalizar su crecimiento. Otros países se quejaron de esto, particularmente cuando están firmando miles de millones en cheques de rescate.
Fuente: The Wall Street Journal, 12/03/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.