Las nóminas de empleo en EE.UU. demostraron que el dólar es rey

marzo 11, 2013 · Imprimir este artículo

Las nóminas de empleo en EE.UU. demostraron que el dólar es rey
Por Nicholas Hastings

La fuerte apreciación que registró el viernes el dólar tras la publicación del informe de nóminas estadounidenses, es extraordinaria por dos razones.

La primera es que, pese a tanto entusiasmo, las cifras de las nóminas no fueron tan especiales.

Y la segunda es que los inversionistas aún están preparados para acumular la divisa aunque las posiciones especulativas a largo en la moneda estadounidense ya están en un nivel máximo desde el verano (boreal) pasado.

Por supuesto, el alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años a sus niveles más altos en un año ayudó a generar respaldo por el dólar, lo que fue una demostración adicional de que la moneda estadounidense ahora está siendo comprada en gran parte por expectativas de que se pondrá fin al expansionismo cuantitativo.

Pero si los datos de las nóminas son o no un factor que represente un cambio en términos de política es altamente debatible.

El aumento de 236.000 empleos en febrero fue mayor al esperado. Pero debido a la revisión a la baja de los datos de enero, el incremento se situó más o menos en línea con su tendencia.

La caída de la tasa de desempleo de 7,9% a 7,7% también fue alentadora, pero una vez que las cifras se ajustan a la fuerza laboral, la mejoría no se ve tan maravillosa.

Economistas de Lloyds Bank estiman que, con la tasa en realidad cayendo sólo 0,1% desde septiembre del año pasado, tomaría otros cinco años para que llegara al nivel de 6,5% que la Reserva Federal estableció como meta.

En otras palabras, existen pocas razones para esperar que la Fed elimine pronto sus medidas de flexibilización cuantitativa de compras de US$85.000 millones mensuales.

Sin embargo, esta evaluación más calmada de las cifras de nóminas no evitó que los inversionistas siguieran comprando la divisa estadounidense, pese a que las posiciones especulativas a largo, medidas el martes pasado en la Chicago Mercantile Exchange, ya se habían incrementado a US$18.300 millones, el nivel más alto desde junio de 2012.

Las posiciones largas tal vez aún tengan que alcanzar niveles extremos, donde comienzan a restringir el apetito por el dólar, pero la fuerte apreciación de la divisa desde comienzos de febrero aún sugiere cautela.

En todo caso, existen pocas señales aún de que eso esté sucediendo aún.

Si algo está pasando es que los acontecimientos en otras grandes economías parecen estar dando a los inversionistas una excusa aún mejor para permanecer fiel al dólar.

Una rápida revisión de los recientes datos económicos brinda un panorama de esa situación.

Japón reportó una fuerte contracción de 9,7% en los pedidos de maquinarias. Las cifras tal vez hayan sido erráticas por algún tiempo, pero una caída de ese tamaño no es una buena noticia para una economía que ya está sufriendo de una rampante deflación.

Alemania tal vez haya reportado un aumento de las exportaciones y de las importaciones, lo que demuestra que su economía sigue fuerte pese a los problemas de la eurozona. Pero el crecimiento alemán probablemente no sea suficiente para que la economía de toda la eurozona se recupere y, mientras tanto, el Banco Central Europeo tendrá momentos aún más difíciles para delinear una política que funcione tanto para Alemania como para las naciones más débiles de la zona euro.

Pero tal vez la razón más convincente para seguir comprando dólares provino el fin de semana desde China. Cifras de ventas minoristas y de producción industrial más débiles a las esperadas, luego de los decepcionantes datos de importaciones de la semana pasada, apuntan a que la economía posiblemente esté trastabillando.

Esto ya es malo en sí mismo, pero un abrupto aumento de las presiones inflacionarias desde inicios del año significa que Beijing difícilmente pueda seguir estimulando el crecimiento.

Esto significa que aunque los números de las nóminas no fueron tan fabulosos, la economía estadounidense aún está en mejor forma y el dólar debería seguir atrayendo respaldo.

Fuente: The Wall Street Journal, 11/03/13.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.