Las pruebas de solvencia revelan un nuevo flanco débil de Europa

julio 18, 2011 · Imprimir este artículo

Las pruebas de solvencia revelan un nuevo flanco débil de Europa

 

Por David Enrich

 

LONDRES — Los bancos de Europa poseen en sus balances grandes cantidades de préstamos concedidos a particulares y empresas en países europeos que atraviesan por serios aprietos de efectivo. La situación pone de relieve cómo los préstamos comunes y corrientes, y no sólo la deuda soberana, representan riesgos potenciales para el atribulado sistema bancario del continente.

Las carteras crediticias son detalladas en la información provista por los mayores bancos de Europa como parte de las “pruebas de solvencia”. Los resultados de los exámenes, que son realizados por la Unión Europea, fueron anunciados el viernes.

A primera vista, las pruebas de la Unión Europea mostraron un sistema bancario sorprendentemente saludable. Apenas ocho de 90 entidades financieras reprobaron el examen, lo que significa que sus reservas de capital cayeron por debajo del 5% de sus activos ponderados por riesgo en un simulacro de bajón económico de dos años. El reducido número de reprobaciones hizo que muchos analistas desestimaran las pruebas al considerarlas poco rigurosas.

No obstante, funcionarios de la Autoridad Bancaria Europea, el ente regulador que llevó a cabo las pruebas, argumentan que el valor real del ejercicio son las montañas de datos —alrededor de 3.200 componentes— que cada banco estuvo obligado a revelar acerca de su balance. Eso incluye desgloses detallados país por país de los diferentes tipos de préstamos y valores en sus libros contables.

Durante la crisis financiera de Europa, que se ha extendido por 15 meses, los temores de inversionistas y analistas se han centrado mayormente en las carteras de los bancos de deuda soberana de los países con problemas financieros, como Grecia, Irlanda y Portugal. Si esos países cayeran en cesación de pagos, los bancos y otros tenedores de deuda podrían afrontar grandes pérdidas.

Los resultados de las pruebas de solvencia del viernes, sin embargo, sacan a relucir otro potencial problema para los bancos de Europa: las enormes pilas de hipotecas residenciales y comerciales, préstamos a la pequeña empresa y deuda corporativa vinculada a las instituciones y las personas de los países atribulados. Las probabilidades de impago aumentan conforme se ahondan las dificultades de esas economías.

Los bancos tienden a tener cantidades mucho mayores de préstamos comerciales y minoristas que de deuda soberana, según un análisis de The Wall Street Journal de los datos divulgados a raíz de las pruebas de solvencia, que constituyen la primera vez que ha habido una manera uniforme de medir tales exposiciones.

Hasta ahora, los bancos han revelado de a poco sus carteras de crédito a clientes en países problemáticos. Eso volvía prácticamente imposible analizar los datos agregados para todo el sector o comparar entre instituciones.

“Los (datos) de exposición país por país son los mejores que hayamos visto, estamos muy interesados en los números”, dijo Alastair Ryan, analista de UBS AG en Londres. “Creo que hay más cosas que temer”, dijo Ryan, refiriéndose a que algunos bancos reportan grandes carteras de préstamos a clientes en países en dificultades.

Los bancos de Francia parecen los más expuestos. Al 31 de diciembre, sus cuatro mayores bancos —BNP Paribas SA, Crédit Agricole SA, BPCE Group y Société Générale SA— tenían un total de casi 300.000 millones de euros (US$425.000 millones) en préstamos y deuda emitida a instituciones y particulares en Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España. Ello obedece en gran parte a las grandes operaciones de banca minorista y comercial de los bancos franceses en Grecia, Italia y España.

Las carteras de préstamos comerciales y minoristas de los bancos franceses en dichos países eclipsan las de deuda soberana.

Por ejemplo, los cuatro bancos tienen cerca de 51.000 millones de euros en préstamos a clientes españoles, según el análisis de The Wall Street Journal. Ello se compara con alrededor de 15.000 millones de euros de deuda soberana española, según otro análisis de datos de pruebas de solvencia hecho para el Journal por la firma de investigación SNL Financial. En Grecia, cuya economía está en picada, los bancos franceses tienen 33.000 millones de euros en varias clases de préstamos, más de tres veces sus carteras de deuda soberana.

Algo similar ocurre en Alemania. La docena de bancos alemanes que declararon sus resultados de las pruebas de solvencia estaban expuestos a 174.000 millones de euros en préstamos comerciales y minoristas a institucuones griegas, irlandesas, italianas y españoles al 31 de diciembre. A ello hay que sumar otros 70.000 millones de euros de deuda emitida por esos países, según SNL.
Fuente: The Wall Street Journal, 17/07/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.