Lavado de Dinero: USA 2010.

enero 18, 2011 · Imprimir este artículo

  ALD en Estados Unidos durante el 2010: más leyes, más cumplimiento y multas millonarias

Por Colby Adams, Brian Orsak y Brian Monroe.

 

La presión de los reguladores estadounidenses sobre las instituciones financieras aumentó durante el 2010 y algunos departamento de cumplimiento vieron un incremento en sus presupuestos  o recursos, luego de un período de 18 meses de recesión, indicaron algunos profesionales de la industria.

Mientras que la gran cantidad de despidos y las pérdidas de las instituciones financieras durante el 2009 parecieron haber disminuido en el 2010, la asignación de recursos para la lucha antilavado de dinero (ALD), el contra financiamiento del terrorismo (CFT) y la aplicación de las sanciones se mantuvo igual, según los expertos consultados.

Pero a diferencia del 2009, los departamentos de cumplimiento vieron durante el 2010 una ola de nuevas regulaciones de parte de la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, dijo Jim Richards, vicepresidente ejecutivo de cumplimiento antilavado de Wells Fargo & Co en San Francisco.

Las regulaciones aprobadas y las normas propuestas (que están aún en revisión) aumentaron en número si se comparan con el 2009. ComplianceAdvantage.com informó que los reguladores estadounidenses emitieron 598 acciones sancionatorias durante los primeros 6 meses de 2010, unas 52 más que en el mismo período del 2009.

Por su parte, William Fox, director global antilavado de Bank of America y ex director de FinCEN, señaló que “incluso durante las crisis económicas, las expectativas de los reguladores se incrementan”.

Que los escalones superiores de las gerencias bancarias no le hayan dado prioridad al cumplimiento de la Ley de Secreto Bancario (LSB) durante los próximos años, no quiere decir que haya sido igual de parte de los organismos gubernamentales, indicó el director de FinCEN, James Freis.

“El antilavado de dinero y el contra financiamiento del terrorismo es un centro de costos, a diferencia de otras áreas de negocios de los bancos que producen ganancias, lo cual puede hacer que el cumplimiento tenga problemas generando atención sobre sus esfuerzos durante los últimos años”, señaló Freis.

 

Nuevas regulaciones

En general, fue un año muy ocupado para FinCEN, el cual propuso 4 nuevas normas y finalizó otras 3, incluyendo regulaciones para fondos mutuales y requerimientos para que los bancos tomen medidas extras para mantener el secreto de los reportes de operaciones sospechosas (ROS). En comparación, el organismo propuso 5 regulaciones y aprobó una en 2009.

Entre las 3 regulaciones más destacadas se encuentra la propuesta relacionada a la industria de servicios de acceso prepagado. Bajo la propuesta presentada en junio, las compañías que proveen acceso a productos de valor acumulado, incluyendo las tarjetas prepagadas, tendrían que registrar datos y reportar compras sospechosas de productos valorados en más de US$2.000.

La propuesta, que mayormente afectará a tiendas detallistas y otros proveedores de  estos productos, pudiera potencialmente imponer nuevos costos a los bancos que emiten productos prepagados. La propuesta ha despertado dudas sobre el cumplimiento de parte de las empresas, las cuales pudieran oficialmente quedar definidas como negocios de servicios Monetarios (NSMs).

En diciembre, FinCEN publicó una propuesta para regular y establecer obligaciones ALD a las compañías no bancarias que originan y manejan préstamos residenciales. Esta norma pudiera afectar a 31.000 empresas en todos los Estados Unidos, los cuales pudieran tener que presentar ROS, pero no reporte de transacciones en efectivo (RTE).

Doug Leff, jefe de la unidad antilavado y de recuperación de activos del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus iniciales en inglés), precisó que “también estamos viendo cómo están siendo lavadas de varias formas las ganancias de los fraudes hipotecarios cometidos hace dos años”.

En septiembre, FinCEN propuso lo que quizás sea su regulación de más alcance del año, bajo la cual los bancos tendrían que mantener registro y reportar todas las transferencias de fondos transfronterizas al Departamento del Tesoro en un plazo de 5 días. Los NSMs tendrían que reportas las transferencias de US$1.000 o más.

Jonathan Winer, ex funcionario del Departamento de Estado norteamericano y actual vicepresidente de APCO Worldwide, señaló que esta propuesta contempla “un cambio enorme que requerirá un montón de actividades para poner los sistemas en los lugares correctos, pero después el cumplimiento será automático, porque la regulación transfronteriza no requerirá discreción humana, solo una mejora del sistema, lo cual será más fácil que pedirle a personas que piensen acerca de cosas”.

 

Nuevas Leyes

Además de las regulaciones y propuestas de FinCEN, las instituciones financieras tuvieron que lidiar con las exigencias de varias nuevas leyes.

Tal vez para los bancos la más importante fue la reforma de Wall Street y la Ley de Protección del Consumidor aprobada en julio. Una pieza inmensa de legislación que ordena nuevos requerimientos de capital y normas de préstamos, así como la reestructuración del sistema regulatorio estadounidense y el cierre de la  Oficina de Supervisión de los Ahorros. La ley también contempla la creación de un programa de recompensa para quienes denuncien la ejecución de un fraude.

Sancionada hace más de 4 años, la Ley Contra los Juegos Ilegales en Internet (UIGEA por sus iniciales en inglés) entró en efecto para los bancos en junio de 2010, a pesar de numerosos intentos de otras leyes destinadas a revocar la prohibición de los juegos de apuestas en Internet y de los retrasos en el plazo de la ejecución. Bajo la ley, las instituciones financieras deben identificar y bloquear las transacciones relacionadas a juegos de apuestas en línea y sus usuarios.

En marzo, los legisladores aprobaron la Ley de Incentivos de Contratación para los Empleadores, la cual incluye una provisión que le exige a los bancos extranjeros informar sobre los detalles de las cuentas de sus clientes estadounidenses o pagar el 30% de impuestos de las transacciones. Se espera que la regulación de esta ley entre en vigencia en el año 2013.

Muchas de las empresas financieras tendrán que enfrentar una nueva ley antisoborno del Reino Unido que fue aprobada en octubre. La norma le prohíbe a las empresas que operan en territorio británico recurrir al soborno de funcionarios públicos extranjeros para obtener negocios.

A juicio de Ellen Zimiles, jefe de investigaciones y cumplimiento de la consultora Navigant Consulting, la ley británica supera las exigencias impuestas por su similar estadounidense (la Ley Contra las Prácticas Corruptas Extranjeras –  FCPA): “La prohibición de los pagos de facilitación convierte a las medidas antisoborno del Reino Unido en más restrictivas que la FCPA”.

 

Renovado vigor

El año fue de renovado vigor de los reguladores y del Departamento de Estado norteamericano, dijo Zimiles. Si bien el impacto de la crisis financiera ayudó a mitigar las multas ALD para los bancos en 2008 y 2009, los inspectores federales y el Departamento de Justicia de EE.UU. fueron menos indulgentes en 2010 con las ganancias de los bancos.

En marzo, el Wachovia bank –propiedad de Wells Fargo & Co.- pagó una multa ALD record de US$160 millones al Departamento de Justicia y a la Oficina del Controlar de la Moneda (OCC por sus iniciales en inglés), debido a fallas en el monitoreo y control de transacciones por US$370.000 millones  originadas desde casas de cambio mexicanas, a pesar de existir advertencias desde 1996 del riesgo de legitimación que representan estas empresas.

Sin embargo, el nada honroso título de haber recibido la multa ALD más grande de la historia no le durará mucho al Wachovia Bank. Una esperada sanción del Departamento de Justicia contra el HSBC Bank USA pudiera superar los US$500 millones, según informaron fuentes relacionadas al caso a ComplianceAdvantage/MoneyLaundering.com en agosto.

Además de otros problemas, una división del Wachovia Bank falló en el monitoreo de más del 60% de las transferencias bancarias, según una orden emitida por la OCC contra el banco el pasado mes de octubre.

Las grandes multas por violaciones de las sanciones continuaron imbatibles durante el 2010. En agosto, el Barclays Bank PLC aceptó pagar US$298 millones por alterar desde 1995 mensajes interbancarios para burlar las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Burma, Cuba, Irán, Libia y Sudán.

En mayo, el Departamento de Justicia impuso la esperada multa de US$500 millones contra el ABN Amro Bank N.V. –ahora pertenece al Royal Bank of Scotland – por transacciones relacionadas a Irán, Libia, Sudán y Cuba.

Ambas sanciones se quedaron cortas ante la pagada por el Credit Suisse de US$536 millones a finales de 2009 por violaciones similares.

“La lección de las grandes multas de este año es que tú no puedes parar de vigilar el lavado de dinero y no puedes dejar de tener un programa ALD profundo en tu sede”, recomendó Kelly Gentenaar, gerente de la firma Grant Thornton, LLP.

“Mientras más grande es la institución financiera, más burocracia existe y más dificultad tiene  la organización en entender su programa de cumplimiento”, afirmó la experta, quien agregó que “esto es lo que los reguladores quieren ver: “que el gerente de cumplimiento entienda el programa completamente”.

 

Evasión Fiscal

El 2010 no será recordado como un buen año para los evasores fiscales. Después de cerca de un año de discusiones legales, los legisladores suizos aceptaron en el mes de junio permitirle al UBS AG mostrar los datos de más de sus 4.000 clientes estadounidenses sospechosos de defraudar al Servicio de rentas Internas de EE.UU. (IRS por sus iniciales en inglés).

Este acuerdo sin precedentes con la jurisdicción de secretismo suiza le siguió a un acuerdo de diferimiento de juicio que le costó al UBS AG unos US$780 millones por ayudar a unos 52.000 estadounidenses a evadir el pago de impuestos sobre unos US$15.000 millones de activos.

Mientras la mayoría de las investigaciones se han centrado en los individuos, el ministerio de Justicia anunció el 21 de diciembre que había logrado un acuerdo con el Deutsche Bank AG que contempla una multa de US$553 millones. El banco alemán ayudó a clientes estadounidenses a reportar cerca de US$29.000 millones en beneficios fiscales falsos entre los años 1996 y 2002.

La investigación surgió de una investigación anterior sobre como KPMG LLP y otras consultoras crearon 15 refugios fiscales para evadir los requerimientos de información del IRS. KPMG pagó US$456 millones en al año 2006 por su relación en este esquema de evasión fiscal.

Convergencia de cumplimiento

El año pasado también vio la aceleración de una tendencia que comenzó antes del 2009: la fusión de los esfuerzos antilavado de dinero con los de cumplimiento de sanciones y antifraude.

“Una de las grandes tendencias durante los últimos 18 meses es la convergencia general del cumplimiento ALD  y el cumplimiento global de las sanciones, así como de programas ALD domésticos e internacionales”, indicó Jim Richards, quien agregó que las empresas financieras han tenido que considerar  una convergencia organizacional u operacional: “Tú tienes que decidir si los muchachos de antifraude se fusionarán con el ALD o si simplemente los coordinarás mediante un canal”, considerando además que a los bancos les gusta la idea de utilizar los recursos del ALD para combatir otros crímenes, incluido el tráfico humano.

Avance de los NSMs

No todas las noticias para las instituciones financieras fueron malas desde un punto de vista de cumplimiento. Los esfuerzos antilavado de los pequeños negocios de servicios monetarios  mejoraron notablemente durante el 2010, de acuerdo a Jeff Skar, director de SHC Consulting Group en Nueva York.

“Empresas auxiliares, como pequeños mercados que nunca te imaginarías que son un NSM, están viendo más seriamente el cumplimiento. Esto es bueno verlo”, indicó el consultor.

Pero mientras menos NSMs sufrieron suspensiones de sus  cuentas bancarias durante el 2010, “todo el mundo está sentado en el borde esperando que va a hacer FinCEN acerca de los productos de acceso prepagado”, dijo Sklar.

Fuente: Lavadodinero.com – Enero 2011

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.