Londres versus Nueva York

octubre 14, 2014 · Imprimir este artículo

Sigue la competencia entre Nueva York y Londres por el trono de centro financiero mundial

 Ppor Michael Pooler.
Hace siete años, un informe encargado por Michael Bloomberg, el entonces alcalde de Nueva York, advertía que la ciudad corría el riesgo de que Londres le quitara el trono de capital financiera del mundo.
Nueva York estaba perdiendo atractivo como lugar para el negocio de los servicios financieros debido a una combinación de excesivos litigios, regulación sofocante y normas inmigratorias restrictivas, aseguraban unos 50 CEOs consultados por McKinsey para ese estudio. Londres, por el contrario, estaba seduciendo a bancos y firmas de inversión con sus políticos británicos proclamando regulaciones light para los capitales.
A seis años de la quiebra de Lehman Brothers, ambos centros financieros sufrieron transformaciones. Los bancos a ambos lados del Atlántico fueron arrastrados por la crisis pero, después de haber quitado riesgo de sus balances, ahora están recuperándose. Mientras tanto, los reguladores endurecieron sus requerimientos de seguridad y solvencia y, particularmente en Estados Unidos, tienen la misión de fijar máximas penas por los anteriores desmanejos.
¿Dónde quedó la pareja competencia entre Nueva York y Londres? ¿Cuál de ellas está en ascenso? ¿Y los centros financieros asiáticos en Hong Kong, Singapur y Shanghai podrán quedarse con la corona global?
Por ahora, los bancos más grandes que cotizan en Nueva York, en términos de capitalización bursátil, empequeñecen a sus rivales listados en Londres, y la ciudad norteamericana sigue siendo el rey indiscutido de las acciones.
Sus dos mercados de valores -la NYSE, donde este mes comenzó a cotizar Alibaba, y el Nasdaq- realizaron juntos debuts bursátiles de empresas que recaudaron u$s 77.000 millones en lo que va del año, o 41% de los u$s 186.000 millones captados en todo el mundo, según Dealogic. Londres colocó sólo algo más de u$s 25.000 millones, es decir 14% del total.
Nueva York es hogar de cuatro de cada 10 hedge funds.
I love New York«Por más que Londres crea que es el centro financiero, creo que Nueva York en definitiva es el corazón del sistema financiero», aseguró Christian Meissner, jefe global de banca corporativa y de inversión del Bank of America Merrill Lynch. «Es el dólar, es la Fed, es porque los mercados de capitales estadounidenses y la economía norteamericana son más profundos, porque tiene la mayor cantidad de empresas grandes», agregó.
Según Meissner, Londres queda en un segundo lugar muy cerca de Nueva York. «Si uno está haciendo negocios en Asia y en los mercados emergentes, Londres es mucho más conveniente. Tiene la zona horaria y es la más global.»
Xavier Rolet, CEO del London Stock Exchange Group, insiste en que en términos generales la City de Londres es claramente el principal centro financiero internacional del mundo. Y los recientes avances de la economía británica le dan otro impulso.
El Reino Unido domina las operaciones cambiarias y los derivados extrabursátiles de tasas de interés, que representan 41% y 49% del movimiento de cada mercado respectivamente, según el Banco Internacional de Pagos. Por el contrario, Estados Unidos tiene el 19% de las operaciones con divisas y 23% de los derivados extrabursátiles de tasas de interés.
Londres hace poco pasó a ser sede del primer banco de clearing fuera de Asia para el yuan, lo que da fuerza a su intento de ser el principal centro de trading offshore de la moneda china. «Londres tiene una inmensa ventaja relacionada con el huso horario», aseguró Kevin Burrowes de la consultora PwC. «Sigue siendo el mayor mercado cambiario por su capacidad de operar con el este y el oeste durante el transcurso de una jornada laboral normal», agregó.
Al menos, hasta ahora las nuevas restricciones europeas que afectan los bonus no socavaron mucho a Londres, ya que no se produjo una huida completa de empleos de servicios financieros hacia Nueva York o Asia.
Después de derrumbarse durante la crisis, el número total de puestos de trabajo del sector bancario en Londres superó en 2013 los niveles anteriores a la crisis, más de 147.100, según una encuesta del grupo TheCityUK. Todos los empleados de servicios financieros que trabajan en la ciudad, incluyendo finanzas y gestión de fondos, marcaron un récord de 367.300.
Si bien es difícil obtener cifras comparables, las estimaciones del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York sugieren que la ciudad tiene 502.400 empleos en finanzas y seguros, 8% menos que el pico del sector de 2007.
Aún así, el monto total de bonus que en 2013 se pagó a empleados de firmas de títulos valores neoyorquinas fue el más elevado desde 2008, u$s 26.700 millones, 15% más que en 2012, contra los u$s 22.900 millones que se abonaron en los sectores de finanzas y seguros de Gran Bretaña.
Hay sugerencias anecdóticas de que el impacto de las normas nuevas que rigen los bonus y de otras presiones regulatorias todavía no se siente en su totalidad: el 90% de los empleados senior de la City hoy sostiene que quisiera mudarse al exterior, comparado con el 77% del año pasado, según una encuesta de la consultora de personal Astbury Marsden.
Nueva York gana en el concurso de súper ricos; tiene 98 multimillonarios en dólares mientras que Londres tiene 55, según estimaciones de WealthInsight.
Una encuesta realizada por la firma de investigaciones Wealth-X y el banco suizo UBS también señala que en Nueva York vive un mayor número de billonarios (103) seguido de Moscú (85), Hong Kong (82) y Londres (72).
Tiene encanto tanto Londres como Nueva York, contó Sir Martin Sorrell, CEO británico del grupo publicitario WPP, que trabaja cerca de 100 días por año en cada una de las ciudades. Contó que los largos traslados hacia el trabajo y el inicio temprano de la jornada laboral en Nueva York pueden ser frustrantes, pero que ambas ciudades tienen ofertas culturales magníficas y están haciendo grandes esfuerzos para expandir su sector tecnológico.
Londres, señaló, enfrenta el desafío de su mala infraestructura aeroportuaria y la incertidumbre sobre el futuro del status del Reino Unido dentro de la Unión Europea.
«Desde mi punto de vista, ambas ciudades funcionan extremadamente bien», señaló Sorrell. «Probablemente prefiera Londres, pero estoy cada vez más ambivalente y agnóstico».
Después de la serie de escándalos relacionados con la manipulación de mercados, muchos dicen que las autoridades neoyorquinas responsables del cumplimiento regulatorio están actuando con mayor dureza. Aún antes de que el banco francés BNP Paribas fuera multado con la suma récord de u$s 8.900 millones por evadir sanciones, los bancos de Wall Street y sus rivales extranjeros habían pagado u$s 100.000 millones en arreglos acordados en Estados Unidos desde la crisis financiera.
Por establecer una gran parte de las últimas multas contra bancos ubicados fuera de su territorio, las autoridades de Nueva York se arriesgan a que los reguladores extranjeros reaccionen negativamente, aseguró Mark Yeandle, autores del último Índice de Centros Financieros Mundiales, que dos veces al año elabora un ránking basado en una serie de mediciones de competitividad.
El futuro de Londres está atado a si Gran Bretaña se queda dentro de la UE, y la posibilidad de abandonarla inquieta a los inversores. Los bancos de Wall Street están analizando planes para mudar hacia Irlanda parte de las actividades que tienen sede en Londres, en parte porque la inminente unión bancaria de la eurozona amenaza con aislar a Gran Bretaña, pero también en el caso de que el Reino Unido se retire de la UE.
Tal como indicaba el estudio McKinsey del ex alcalde Bloomberg allá por 2007, las empresas pueden elegir las jurisdicciones que ofrezcan el entorno legal y regulatorio más atractivo. Y en el mundo de hoy, Nueva York y Londres tienen razones para desconfiar de sus rivales asiáticos.
Fuente: cronista.com.ar, 13/10/14.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.