Los líderes europeos alcanzan un acuerdo para el segundo rescate de Grecia

julio 21, 2011 · Imprimir este artículo

Los líderes de la euro zona alcanzan un acuerdo para el segundo rescate de Grecia

Por Riva Froymovich

 

BRUSELAS (Dow Jones) — Líderes de la eurozona llegaron este jueves 21/07/11 a un acuerdo sobre un segundo paquete de rescate para que Grecia cubra su brecha de financiamiento.

El financiamiento oficial llegará a 109.000 millones de euros, mientras que la contribución neta del sector privado sería de 37.000 millones de euros. El vencimiento de los préstamos de ayuda del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, o FEEF, también será extendido a un mínimo de 15 años y un máximo de 30 años, con un período de gracia de 10 años.

“Ahora tenemos un programa y un paquete que crean un camino sustentable para Grecia”, dijo el primer ministro griego, George Papandreou.

Agregó que el gobierno griego está comprometido a implementar reformas macroeconómicas para cumplir con los requisitos estipulados en su paquete de financiamiento.

Dijo también que la decisión del jueves envía un “muy fuerte mensaje de apoyo al sistema bancario”.

Los líderes añadieron que la vinculación del sector privado estaría limitada a Grecia.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que era bastante claro que la vinculación del sector es una solución exclusivamente para Grecia.
Fuente: The Wall Street Journal, 21/07/11.

——————————————————–

 

 

Los líderes de la euro zona ultiman los detalles de un nuevo rescate griego

Por Patricia Kowsmann

 

BRUSELAS — Negociadores europeos avanzaban el jueves hacia una manera de reducir la carga de deuda de Grecia y simultáneamente contener los posibles efectos de contagio a otras economías débiles en la eurozona, después que se allanó el camino a un acuerdo el miércoles por la noche en Berlín por parte de líderes alemanes y franceses.

Mientras los líderes de la eurozona estaban reunidos en una cumbre de emergencia en la capital belga, según funcionarios la reunión de Berlín había permitido un avance significativo hacia un acuerdo para Grecia y un incremento en los poderes del fondo de rescate de la eurozona para impedir que el contagio se propague a otras economías débiles en la eurozona.

En Berlín, el presidente francés Nicolas Sarkozy abandonó un plan que hubiera gravado a los bancos para financiar parcialmente el rescate de Grecia, para conseguir el apoyo de la canciller alemana Angela Merkel para un intento mayor por lidiar con la crisis.

Según el borrador de un documento que debatían los líderes del grupo de 17 países, el plan incluye reducir las tasas de interés sobre préstamos de rescate a Grecia de 5,5% a 3,5% y duplicar el plazo de vencimiento a 15 años. También podrían reducirse a la misma tasa de interés baja la que pagan Irlanda y Portugal por sus préstamos de rescate, según funcionarios.

El documento también presentó una propuesta para alentar a los inversionistas privados a canjear sus bonos de Grecia por nuevos bonos, que los funcionarios dijeron podrían tener un vencimiento de hasta 30 años e impondrían una carga menor a Atenas. También hay una propuesta sobre la mesa de recomprar bonos griegos a un gran precio de descuento sobre el valor nominal al que cotizan.

“El objetivo es dar a los inversionistas una opción de canje de (bonos) o una recompra, si puede hacerse”, dijo un ministro de finanzas de la eurozona quien pidió no ser identificado.

El borrador del plan también propone nuevos poderes para el Fondo de Estabilidad Financiero Europeo, el fondo de rescate de la UE, para hacer préstamos a países con criterio precautorio para impedir que caigan en problemas financieros. También sugiere que el fondo debería de poder prestar a los gobiernos de la eurozona para ayudarlos a aumentar el capital de sus bancos, y recomprar bonos de otros países.

Funcionarios europeos recalcaron que las negociaciones seguían en curso y que no todas las opciones podrían sobrevivir a las conversaciones entre los líderes de la eurozona que se espera concluyan esta noche.

El ministro de Finanzas de Holanda, Jan Kees de Jager, dijo a legisladores en La Haya el jueves que los gobiernos de la eurozona parecen haber aceptado que Grecia caerá en “impago selectivo” cuando el país reciba un nuevo paquete de ayuda financiera.

Tras contactos con sus pares alemán y francés el miércoles, De Jager dijo que Francia y Alemania ya no buscaban impedir un impago parcial de la deuda por parte Grecia. “Las conversaciones para impedir un impago selectivo se han acabado”, dijo.

Una agencia de calificación crediticia puede asignar una nota de impago selectivo si un prestatario omite el pago de un bono o préstamo específicos, pero sigue cumpliendo con otras deudas.

Varios funcionarios dijeron que tras meses de oposición, el Banco Central Europeo parecía estar aceptando la idea de un impago temporal.

El BCE ha expresado inquietudes de que un impago griego podría perjudicar a otros países al alentar a inversionistas a creer que una postura similar era probable para Portugal y Irlanda. El borrador de la declaración buscaba aislar férreamente a Grecia con la afirmación: “Grecia está en una situación singularmente grave en la eurozona. Esta es la razón por la cual requiere de una solución excepcional”.

—Nathalie Boschat, Matthew Dalton, Maarten van Tartwijk, Geraldine Amiel, Marcus Walker y Laurence Norman en Bruselas contribuyeron a este artículo.

Fuente: The Wall Street Journal, 21/07/11.

——————————————————–

 

Merkel evidencia la presión que Grecia impone sobre la zona euro

Por Marcus Walker

 

BERLÍN — La canciller de Alemania, Angela Merkel, bajo una presión cada vez mayor dentro y fuera de su país para mostrar un liderazgo más fuerte para encarar la crisis de deuda fiscal de la zona euro, se apresuró a resolver diferencias con Francia respecto a un nuevo rescate para Grecia en las horas previas a una crucial cumbre que se celebrará hoy.

Al cierre de esta edición no estaba claro si se llegaría a una solución antes de la reunión de hoy en Bruselas de los 17 países que forman la zona euro, pero los funcionarios europeos confiaban en llegar a un acuerdo durante la cumbre.

El esperado paquete de rescate para Grecia creará nuevos riesgos financieros para los contribuyentes europeos —especialmente aquellos de Alemania— que ya están soportando la carga de los rescates para Grecia, Irlanda y Portugal.

Merkel está luchando para limitar el costo de esas ayudas, que están generando resentimiento entre muchos parlamentarios y votantes alemanes, pero también está bajo fuego por no haber dado pasos suficientemente decisivos para solucionar la crisis y restaurar la confianza de los inversionistas en la zona euro.

Muchos analistas creen que la persistente crisis obligará a Merkel y a los votantes alemanes a enfrentar una pregunta fundamental respecto al futuro de Europa: ¿debe el bloque profundizar su unión económica si quiere salvar la moneda común? ¿O genera el euro tantos problemas que no vale la pena?

Hasta ahora, la canciller ha evitado el debate, alimentando las críticas sobre su liderazgo. “No está emocionalmente preparada para un asunto en el que uno tiene que definir un rumbo a oscuras y apostar sobre el futuro”, opinó Josef Joffe, uno de los pricipales comentaristas políticos de Alemania.

Merkel fue reacia a aceptar la reunión de emergencia de hoy, que según funcionarios europeos fue convocada ante la insistencia de otros países preocupados por la caída en la confianza en la zona euro. Los bonos de Italia y España, que tienen economías y deudas soberanas mucho más grandes que las de Grecia, han estado bajo una fuerte presión este mes, alimentando el temor a un contagio incontenible.

Sin embargo, los mercados de bonos de la zona euro se han estabilizado en los últimos días por la expectativa de que hoy se alcance un rescate para Grecia y posiblemente un fortalecimiento de las herramientas de ayuda financiera de Europa.

Durante semanas, Merkel y su ministro de Finanzas, Wolfang Schäuble, han irritado a la mayoría de los otros países del bloque al insistir que un nuevo paquete de préstamos para Grecia debería incluir una contribución de los bancos y de otros inversionistas privados en bonos griegos. El temor de esos países es que esa condición podría llevar a una fuga de capitales de otros miembros de la zona euro también endeudados.

Los países que comparten el euro ya han aceptado que de alguna forma tendrán que compartir las carga financiera del rescate con los inversionistas, o de lo contrario Merkel no aceptará que se otorguen nuevas ayudas a Grecia. Pero Francia y el sur de Europa son más cautelosos que Alemania y sus aliados del norte respecto a cuán grande debe ser la responsabilidad de los tenedores de bonos.

En la zona euro, los funcionarios del gobierno se quejan de que Merkel y Schäuble han exacerbado las turbulencias financieras asustando a los inversionistas con sus exigencias. Una crítica común: mientras líderes alemanes anteriores consideraban la unidad de Europa su prioridad, para Merkel la política nacional es más importante.

Según funcionarios alemanes, Merkel tiene razones para preocuparse por la opinión pública en su país. Una serie de parlamentarios en la coalición de centro-derecha de Merkel dice que votará contra la concesión de ayuda adicional a Grecia, mientras que otros están dispuestos a digerir otro rescate sólo si los bancos pagan una parte de la cuenta.

Las encuestas muestran que los alemanes están perdiendo crecientemente la confianza en el euro aunque no hay señales de ningún movimiento o partido político que pueda desafiar la membresía germana en el bloque económico.

Pero con la economía alemana en buena forma, un nivel de desempleo bajo y las próximas elecciones presidenciales a más de años, Merkel podría contar con un margen de maniobra mayor a nivel local que la mayoría de sus pares occidentales. El problema, dicen sus detractores, es que Merkel, que siente aversión por el riesgo, no lo está aprovechando.

La canciller no quiere poner a prueba los límites del compromiso alemán con el euro pero si la crisis continúa es posible que no le quede otra opción, apuntan los analistas.

—Charles Forelle y Costas Paris contribuyeron a este artículo.
Fuente: The Wall Street Journal, 20/07/11.

 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.