Los mejores inversores del mundo

agosto 19, 2011 · Imprimir este artículo

Los mejores inversionistas del mundo .

Por Dyan Machan y J. Alex Tarquinio

 

Historia y horizonte. El desafío de invertir es, de alguna manera, mantener un ojo en ambos: leer frecuentemente confusas lecciones de los mercados del pasado y al mismo tiempo afinar su mirada para ver las oportunidades por delante. Un ojo en el pasado, el otro en el futuro. Es increíble que los inversionistas puedan caminar. Y sin embargo, los grandes inversionistas no solamente caminan, vuelan. Con eso en mente, cada año los reporteros de Smart Money cumplen una especie de ritual, mirar a través de las ventanas de las oficinas de la revista en Manhattan para buscar alguien con un traje a rayas en el horizonte. Y este año, agregamos otro desafío más al esfuerzo: encontrar aquellos que se siguen a flote en el tumulto de la crisis financiera y la recuperación.

Ese, de hecho, fue un requisito que pocos podían cumplir: entre el reparto de los inversionistas que llegan a los titulares de los medios, casi ninguno, — ni siquiera el oriundo de Nebraska que usa anteojos, que casi siempre entra a nuestra lista (perdón, Warren)— prosperó durante la severa prueba de los últimos tres años. Casi nadie. Pero estos cuatro administradores de fondos lo hicieron. En el mismo lapso, este grupo de administradores con un desempeño estable lograron un retorno promedio total de más de 13%, superando el S&P 500 por 10 puntos porcentuales, cada uno siguiendo una estrategia bien diseñada para estos tiempos extraños, y despiadados. Pensamos que es un logro que vale la pena destacar. Aquí ahora, los Más Grandes Inversionistas del Mundo en 2011 y lo que ven en el horizonte.

Bill Nygren

Bill Nygren, de 52 años, siempre quiso ser un gestor de portafolio. Para un proyecto universitario en la Universidad de Minnesota, le dijo a sus compañeros de clase que recaudaría U$S25 millones para el fondo mutuo que proponía. “Se rieron y tuve que salir del salón”, recuerda. Sin embargo, esa determinación temprana, sin duda lo ayudó a reunir los U$S7.000 millones en activos que administra en tres fondos mutuos para Chicago Harris Associates . Y esa concentración puede tener algo que ver con el desempeño del fondo Oakmark, que ha obtenido un retorno anualizado de 4,8% en los últimos 10 años, 2,5% más que el S&P durante ese lapso, un record que puso al fondo de Nygren en el 10% con mejor desempeño entre los 800 fondos grandes de los denominados “mezclados”, (que invierten en diferentes tipos de acciones) y cuyo desempeño es seguido por Morningstar.

Nygren, dice Louis Simpson, otro famoso inversionista que ahora administra el fondo de cobertura SQ Advisors, ” es un inversionista disciplinado que considera los precios y que tiene un gran conocimiento de las compañías”.

La disciplina del inversionista quedó demostrada durante la burbuja de Internet de fines de los años 90: Nygren se rehusó a dejarse llevar por el frenesí incluso cuando el desempeño deslumbrante de las acciones de las empresas de Internet hizo que aumentara la presión sobre él. Un operador amenazó con vender sus acciones en el fondo a menos que Nygren se sumara al frenesí junto con todo el mundo. Nygren se resistió.

Por supuesto, la firmeza en las convicciones puede tener resultados opuestos. Nygren fue puesto en la picota por aferrarse a Washington Mutual incluso cuando el banco pasaba a administración judicial en medio del caos de 2008. “Se aferró a WaMu más de lo que hubiese debido”, reflexiona Simspson. Nygren está de acuerdo. De hecho, esto contribuyó con la pérdida de 4% de Oakmark en 2008. Aún así, Nygren que administra Oakmark junto a Kevin Grant, mantuvo su disciplinada estrategia de compra. El elegir acciones que habían sido castigadas como Liberty Interactive y DirectTV lo ayudó a lograr un retorno sólido en los últimos dos años. Oakmark subió 69% desde comienzos de 2009, en tanto el conjunto del mercado lo hizo 38%.

Con la irregular recuperación del mercado de acciones del ultimo año y las turbulencias de las últimas semanas, podría parecer una sorpresa que Nygren todavَía se sienta optimista respecto a hacia dónde va el mercado ya que predice alzas de casi 10% anuales durante la próxima década. ” Los optimistas no se dan cuenta de la fortaleza de los balances de las empresas”, dice Nygren, que destaca que el nivel de efectivo que mantienen las empresas luego de pagar dividendos ha estado subiendo.

Sentado detrás de su escritorio en su oficina de Chicago, el administrador de fondos cuenta una reciente charla con accionistas que resume su filosofía de inversión. ” La mayoría de la gente está amargada con las acciones de tecnología”, comenzó uno de ellos, un poco malhumorado. “¿Porqué usted las tiene? Nygren no demoró en responder. “Usted respondió su propia pregunta”.

Lo que elige:

Walt Disney Co.: Nygren dice que el mercado no está viendo el bosque por ver los árboles, centrándose demasiado en los parques temáticos que son muy sensibles a la evolución de la economía y no lo suficientemente en los canales de cable que tiene el grupo que están creciendo aceleradamente.

TE Connectivity. La capacidad de generar efectivo y futuras ganancias de este conglomerado, antes conocido como Tyco Electronics, no se ve reflejado en su precio, dice.

Aflac: La aseguradora, que obtiene la mayor parte de sus ingresos en Japón, ha sido castigada duramente por el mercado luego de la reciente catástrofe nuclear allí.

Thyra Zerhusen

“No puedo evitarlo. Yo digo las cosas de frente”, dice Thyra Zerhusen, que admite que un día la despidieron de un cargo como analista por insubordinación. “Debo haber tocado un punto sensible”, dice.

.Pero la gestora de dinero, educada en Alemania y Suiza, ahora no tiene que preocuparse mucho por complacer a su jefe; comenzó su propio negocio en abril. Fairponte Capital, del cual es accionista principal, es ahora la firma asesora oficial para el fondo mixto de acciones de capitalización mediana que ha administrado desde 1999.

Los gestores de dinero, sorprendentemente, no se les paga para ganar premios de simpatía; se les paga para seleccionar acciones. Y su persistente investigación y ojo atento al riesgo han claramente beneficiado a los accionistas. El retorno anualizado de 13% del fondo durante su gestión supera el del índice S&P por aproximadamente 11 puntos porcentuales. Como regla, Zerhusen mantiene un portafolio concentrado en alrededor de 40 acciones, muchas de las cuales ha mantenido durante años. “Incluso si la gente que está alrededor de la mesa no está de acuerdo, ella no cambia de opinión”, dice Paula Alex, presidente ejecutiva de Advertising Educational Foundation, un cliente durante nueve años. Y bastante frecuentemente, como muestra su trayectoria, sus convicciones han arrojado buenos resultados. Zerhusen, por ejemplo, comenzó a acumular acciones de BorgWarner, una empresa de suministros de auto partes, en 2002 cuando la acción se estaba operando a menos de U$S10. Stuart Bilton, presidente ejecutivo de Aston Asset Management de Chicago, que ha trabajado durante años con Zerhusen, admite que pensó que era una elección loca. La acción recientemente llegó a U$S80.

Sin embargo, su confianza ha hecho que Zerhusen haya tenido sus tropiezos. Veamos, por ejemplo, su apuesta a Unisys, una empresa de tecnología de la información cuyas acciones languidecieron durante más de una década. Las acciones de Zerhusen en Unisys han perdido alrededor de U$S280 millones en valor desde 2002. “Ha sido realmente doloroso”, admite, aunque insiste en que no tiene planes de desprenderse de esos títulos. (Un portavoz de Unisys dice que el nivel de deuda de la empresa y sus ganancias operativas han mejorado en forma importante).

La tenacidad de Zerhusen, combinada con un portafolio conformado por relativamente pocas acciones, pueden también resultar en algunos períodos de inquietud para los accionistas a corto plazo. (En 2008, Fairponte Mid Cap bajó 42,8%, seis puntos menos que el índice general). Pero si son los dólares los que cuentan lo que pasó, hay muchos inversionistas dispuestos a esperar y soportar los bajones: los activos del fondo durante el período de gestión de Zerhusen han crecido de U$S20 millones a más de U$S3.000 millones.

Junto con su éxito a largo plazo, ha venido, un poco de fama. Hojeando una revista en alemán en un aeropuerto recientemente, se divirtió al ver una foto de ella misma junto a la del papa Benedicto XVI y una modelo de alta costura. Se rió, y luego devolvió la revista a su lugar. Con su precio de U$S9, la revista importada costaba más de lo que estaba dispuesta a pagar.

Lo que elige:

 

Itron: Este fabricante de tecnología para conservar agua- para la cual Zerhusen ve un mercado en rápido crecimiento- ha mejorado sus márgenes de ganancia y se está operando a aproximadamente su nivel más bajo en 52 semanas.

Boston Scientific: Luego de un cambio en su gerencia, las pérdidas se están reduciendo en este fabricante de equipos médicos que, dice la administradora de fondos, se está recuperando finalmente de una adquisición complicada en 2006.

Akamai Technologies: Las acciones de esta empresa de Cambridge, Massachussets, que ayuda a los clientes como Amazon.com y a CNN a mejorar la transmisión de videos por Internet, están con un precio muy por debajo de su valor, dice Zerhusen.

Bruce Berkowitz

El lema de su fondo es “ignore a la multitud” y eso es lo que Berkowitz hace. Mientras que otros salían en masa de las acciones de AIG, presas de pánico, él acumuló acciones.

En una reciente tarde en el lujoso Coral Gables, Florida, Bruce Berkowitz estaba instalado en la mejor mesa de su restaurante italiano favorito. Su socio y mano derecha, Charlie Fernández, que está casado con la prima de Berkowitz, está sentado enfrente. Uno a uno, los camareros van haciendo pasar a las personas con las que tiene cita. “No paso mucho tiempo en la oficina”, explica Berkowitz. Prefiere conducir los negocios de su firma, Fairholme Capital Management en un lugar más relajado.

A esta altura, los inversionistas que han seguido su meteórico ascenso durante la última década probablemente ya se dieron cuenta que no sigue el manual de los fondos. ¿Cómo explicar que su fondo Fairholme haya tenido una ganancia anual de 11% anual durante una década cuando el conjunto del mercado en ese lapso apenas llegó a un punto de equilibrio? En el peor momento de la crisis financiera, ayudó a rescatar a American International Group y pasó a ser el segundo accionista de este grupo después del gobierno de EE.UU. Entonces, cuando el gobierno vendió parte de su participación a comienzos de este año, Berkowitz volcó unos U$S1.500 millones adicionales a las acciones, duplicando la posición de Fairholme.

En cuanto a la diversificación, bah, eso es para los cobardes, dice Berkowitz, de 53 años. Su fondo tiene, en general, 20 acciones, porque quiere que su participación en las compañías sea tan grande que le permita tener influencia con la gerencia. En ese sentido, dicen los expertos, actúa más como el administrador de un fondo de cobertura que como el administrador de un típico fondo mutuo. Sin embargo, este hijo de un conductor de taxis de Boston, quiere mantener su fondo al alcance del hombre promedio. “Me gusta la idea de dar a todos el mismo tratamiento”, dice.

Unos pocos críticos dicen que su gusto por una acción u otra puede transformarse en una distracción, llevándolo a dedicarle demasiado tiempo a una pequeña porción de su portafolio de U$S18.000 millones. Un ejemplo es su preocupación con St.Joe, un desarrollador inmobiliario del estado de Florida (Fairholme actualmente tiene el 30% de la compañía y Berkowitz recientemente se transformó en el presidente de su junta directiva). A Berkowitz, sin embargo, sus críticos no lo inquietan lo más mínimo. Cree que St.Joe, que en los años 30 operaba como un conglomerado con vías férreas y fábricas de papel, puede construir negocios que complementen las propiedades de inmobiliarias de la compañía.

A fin de cuentas, esas apuestas ambiciosas son simplemente parte de su estilo. De hecho, recientemente se embarcó en uno de sus proyectos más audaces, reestructurar la composición de su fondo para centrarse en otros gigantes heridos por la crisis financiera, incluyendo a Bank of America, Wells Fargo y Citigroup.

Lo que elige:

Bank of America: Berkowitz piensa que el precio de esta acción refleja todavía demasiado pesimismo.

China Pacific Insurance Group: Esta empresa de seguros múltiples — que vende seguros de propiedades, accidentes y vida en China— se podría beneficiar del crecimiento económico en el país más poblado del mundo.

St. Joe: El desarrollador tiene medio millón de acres (202.342 hectáreas) de propiedades poco desarrolladas en Florida. Un nuevo aeropuerto en la zona, dice Berkowitz, debería impulsar el crecimiento de la región.

Will Danoff

A Will Danoff no le gustan las oficinas sin papeles. La mayor parte de los días este administrador de dinero se sienta casi enterrado en el desorden de su suite en un piso 11 de un edificio en el centro de Boston. Pero en medio de la marea de informes de analistas, reportes financieros de empresas y recortes de diarios que lo rodean, hay algo que Danoff siempre puede encontrar: una ajada libreta que guarda datos de cada empresa que conoció desde que se convirtió, hace dos décadas en el administrador de Contrafund que gestiona U$S80.000 millones. Es un simple recuento escrito a mano, con unas cinco entradas nuevas por día, que registra el peregrinaje de los ejecutivos de las corporaciones a la firma de fondos más grande del mundo. ¿Cómo elige Danoff a quién quiere ver? ” Me gusta cuando soy el único gestor de fondos en la habitación”, dice.

Esta actitud solitaria es la esencia de los inversionistas que invierten contra la corriente, algo que ha definido a Contrafund desde que fue fundado en 1967. Los primeros dos timoneles del fondo lo pilotearon con éxito durante el letargo de los años 70. Después cuatro administradores no lograron tomar impulso en los años 80. Cuando Danoff tomó la conducción en 1990, los activos del fondo eran de apenas U$S300 millones. Los accionistas que se quedaron con él fueron ampliamente compensados. Una inversión de U$S10.000 hace 20 años hoy valdría cerca de U$S100.000., casi el doble del crecimiento que ha tenido el S&P. Danoff venció al conjunto del mercado ignorando algunas modas durante períodos de euforia y poniéndose optimista cuando la situación parecía empeorar.

Quizás una actitud cautelosa sea algo natural para el hijo de un pediatra y una maestra de jardín de infantes. Cuando las acciones comenzaron a implosionar en 2008, Danoff acumuló efectivo. En marzo de 2009 alrededor de 13% del fondo era líquido, una proporción notoriamente alta para Contrafund. Aunque se mantuvo en gran medida apartado de las acciones de Internet durante el “boom” de las empresas puntocom, Danoff se sorprendió a sí mismo comprando acciones de Apple y Google , un par de galopantes gigantes que desde entonces se transformaron en el componente más grande de su portafolio. Sin embargo, se critica a sí mismo por no haber apostado con más agresividad en ese momento. ” Debería haber sabido que si Google y Apple se veían baratas para mí, entonces el conjunto del mercado debía estar barato”, dice el gestor de fondos de 51 años. De hecho, dice que tuvo demasiado efectivo en el peor momento del mercado bajista, lo que afectó el desempeño del fondo. “Aprendí una lección”, dice.

En cuanto a los meses que se avecinan, Danoff predice que pueden ser arriesgados para los inversionistas. Desde que el mercado tocó fondo a fines de 2009, la ola ha hecho subir a todas las acciones— incluyendo algunas, dice, de empresas que tienen “malos fundamentos”. ¿ Entonces que hay qué hacer con una empresa que tiene bases sólidas? Quizás irónicamente , Berkshire Hathaway, manejada por un legendario inversionista, Warren Buffett, está entre los principales componentes del fondo de Danoff.

Lo que elige

Noble Energy: Esta empresa que busca petróleo y gas natural ha tenido suerte con algunos hallazgos, incluyendo un descubrimiento prometedor frente a la costa de Israel.

Apple: La gigante de la tecnología todavía tiene espacio para crecer, dice Danoff, particularmente en China, donde la compañía ha abierto cuatro locales muy rentables en los últimos tres años.

Berkshire Hathaway: A pesar de la tumultuosa evolución reciente de las acciones de Berkshire, Danoff (cuyo fondo tiene acciones “A” del grupo) cree que la legendaria compañía de Buffett todavía tiene mucho valor.

— Danoff nombró sus elecciones, siguiendo la política de Fidelity. Los mencionados son los principales componentes de su fondo, de acuerdo con los más recientes documentos que presentó ante las autoridades regulatorias.
Fuente: The Wall Street Journal, 17/08/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.