Los precios de los commodities toman caminos distintos

mayo 25, 2011 · Imprimir este artículo

Las materias primas van por caminos separados

Por Andrew Peaple

 

Una creciente elevó a todos los barcos, pero la reciente caída en los precios de las materias primas ha estado lejos de ser uniforme. El retroceso del 10% en el índice de materias primas S&P Goldman Sachs (S&PGSCI) en mayo oculta una amplia divergencia en los precios subyacentes, donde la plata retrocedió un 26%, pero el maíz sólo cayó 2,8%. Después de años de una estrecha correlación en los precios de las materias primas, los inversionistas necesitan ser más cautelosos.

Antes del 2006, la correlación entre las diferentes materias primas en el S&PGSCI raramente se ubicaba por encima del 20%, según muestran datos de Barclays Capital. Pero a medida que los precios de las materias primas comenzaron su prolongada escalada, impulsados por el crecimiento de China y una política monetaria mundial expansiva, el promedio de correlación a 12 meses subió a casi el doble, a más del 40% durante la mayor parte del 2009 y comienzos del 2010. Esta correlación ayudó a considerar a las materias primas como un activo de clase distintivo en las mentes de los inversionistas.

Pero durante la reciente venta masiva, disparada por los temores de que un endurecimiento de la política monetaria en China, la euro zona y posiblemente Estados Unidos, esta vieja correlación ha retrocedido a cerca del 30%.

Las diferentes dinámicas de oferta y demanda para cada tipo de bien básico están recobrando su importancia. Los precios del maíz y el trigo, por ejemplo, aunque están por debajo de los máximos de abril, se han mantenido altos, lo que refleja las preocupaciones sobre la oferta mundial. La proporción entre las existencias de maíz y la demanda podría caer por debajo del 15% este año, su nivel más bajo en cuatro años, pronostica Macquarie, mientras que la sequía en Europa y la actual prohibición sobre las exportaciones de Rusia apuntan a que la oferta de trigo posiblemente se contraiga.

En contraposición, los precios del petróleo son más vulnerables a una menor disponibilidad de efectivo y un crecimiento ralentizado. El crudo Brent cae un 11,9%, a US$110 por barril, este mes, y Capital Economics espera que los precios retrocedan hasta US$85 hacia el cuarto trimestre, a menos que surjan nuevos riesgos geopolíticos que generen preocupaciones sobre la oferta.

En tanto, el mercado de metales básicos luce particularmente débil: la proporción existencias-demanda para el zinc y el aluminio ya está por encima de sus promedios de largo plazo, según datos de Deutsche Bank, mientras que los balances para el cobre y el níquel están mejorando. Posiblemente sea necesaria una evidencia firme de una mejoría en la demanda de China para que estas materias primas se recuperen de las recientes caídas.

Las correlaciones más amplias entre los precios de las materias primas aún podrían recuperarse, especialmente si releja aún más la política monetaria estadounidense. Pero eso sería una respuesta a la continua debilidad económica. Una correlación en esas circunstancias podría ser una ser una noticia agridulce para los que apuestan al alza.
Fuente: The Wall Street Journal, 25/05/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.