Manifestación en defensa de la Justicia

julio 8, 2015 · Imprimir este artículo

Fuerte reclamo en defensa de la “independencia” del Poder Judicial

Una multitud convocada por jueces y abogados protestó en contra de la nueva ley de subrogancias que impulsó el kirchnerismo; Recondo denunció una “avanzada final” del Gobierno.

Por Paz Rodríguez Niell.

Jueces y abogados encabezaron ayer, al pie del Palacio de Tribunales, una manifestación en contra de la nueva ley de subrogancias que promovió el kirchnerismo y se manifestaron en defensa de la “independencia judicial”.

justicia avasallada“La única Justicia legítima es la Justicia independiente”, dijo Ricardo Recondo, presidente de la Asociación de Magistrados y único orador del acto. Caía la noche y frente al Palacio que tenía sus enormes columnas iluminadas miles de personas lo aplaudían desde la plaza Lavalle. Según Recondo, llegaban a unas 10.000, pero no hubo estimaciones oficiales. Ni la Policía Federal ni la Policía Metropolitana dijeron haber hecho el cálculo.

El discurso de Recondo fue durísimo. Denunció una “avanzada final” del Gobierno tendiente a “subordinar al Poder Judicial” para evitar que cumpla con su deber de controlar los “desbordes” de los otros poderes. Afirmó que el Poder Ejecutivo quiere un “modelo judicial” que requiere “subrogantes inestables o jueces manifiestamente adeptos” y prometió dar la pelea en defensa de la independencia del Poder Judicial y la democracia. “Nunca nos vamos a rendir”, anunció encendido.

Los manifestantes eran, en su mayoría, gente de más de 50 años que había llegado sola o en pequeños grupos. Varios con banderas argentinas y algunos con carteles manuscritos, ocupaban más de la mitad de la plaza. “No suiciden a Cabral”, decía uno. Luis Cabral es juez de un tribunal oral y subrogaba una vacante en la Cámara de Casación hasta que fue removido por el Consejo de la Magistratura. Lo corrieron de la subrogancia cuando la sala que él integraba debía resolver si declaraba inconstitucional el memorándum sellado entre la Argentina e Irán por la causa AMIA. Uno de los objetivos del acto de ayer era exigir su restitución. “No aceptamos su ilegal e inconstitucional remoción”, dijo Recondo, que advirtió, no obstante, que no era sólo por este caso que estaban reclamando.

En su discurso mencionó también al juez de la Corte Carlos Fayt. “Se llegó a la indignidad y desfachatez de cuestionar y acosar a un magistrado probo como el doctor Fayt”, dijo. Además, recordó el caso del procurador Esteban Righi, que fue reemplazado por Alejandra Gils Carbó. Dijo que su salida había sido forzada “para torcer el curso de una investigación que involucraba a un funcionario público de máxima jerarquía”. Se refería a Amado Boudou y el caso Ciccone. El auditorio pareció entenderlo, porque aplaudió y abucheó.

El escenario desde el que habló Recondo es el acoplado de un gran camión que había sido provisto por el gremio judicial, que lidera Julio Piumato, que estaba parado a un costado.

Los acompañaban también Ricardo De Felipe, el presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados -la otra gran agrupación que promovió el acto-; otras autoridades de la Asociación de Magistrados, como Ricardo Sáenz, que representa a los fiscales; los abogados Guillermo Lipera, Máximo Fonrouge, Alejandro Fargosi y Raúl Aguirre Saravia, y el juez Miguel Caminos, que fue presidente de la Federación Latinoamericana de Magistrados.

Cabral estaba abajo, entre la gente. “Yo agradezco, pero no hay que convertirlo en algo personal. Esto en una manifestación de la comunidad judicial, apoyada por un montón de gente, en reclamo de una Justicia independiente”, dijo a LA NACION. También estaba el fiscal José María Campagnoli, que era el personaje más popular entre los asistentes. “Súbanlo al escenario”, gritaba una señora. Además, junto al camión y atrás, en las escalinatas del Palacio, había dirigentes de la oposición como los radicales Ernesto Sanz, Mario Negri, Ricardo Gil Lavedra y Leandro Despouy, las macristas Patricia Bullrich y Laura Alonso y la mujer de Sergio Massa, Malena Galmarini.

En la plaza, los manifestantes eran de lo más variado. Junto a los tres pasacalles de la agrupación Abogados de Pie, había uno de los Veteranos de Malvinas por una Justicia Independiente. En una esquina sonaba la murga “La 14 bis” y bajo el escenario los más ruidosos eran los jubilados, que habían llegado temprano, con una larga bandera argentina y un megáfono. Pedían verdaderos jueces que defendieran sus derechos.

Una vez terminado el acto, los organizadores caminaron hasta la puerta de la Asociación de Magistrados, a la vuelta, sobre Uruguay. En las charlas de la vereda todos decían estar muy conformes con la convocatoria, a pesar de que estuvo lejísimos de haber sido masiva como la última gran marcha judicial, la posterior a la muerte de Alberto Nisman. “Para ser una reunión con conceptos muy abstractos, lo que se notó es que la gente quiere una Justicia independiente -dijo Recondo a LA NACION. Lo que no quiere es que el Gobierno maneje a los jueces.”

Magistrados y abogados anunciaron que ahora seguirán su pelea en los tribunales, donde pretenden que la ley de subrogancias sea declarada inconstitucional.

Fuente: La Nación, 08/07/15.

justicia corrupta 02

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.