Moody’s rebaja la calificación de Portugal a ‘chatarra’

julio 5, 2011 · Imprimir este artículo

Moody’s rebaja la calificación de Portugal a ‘chatarra’

Por John Kell

 

Moody’s Investors Service rebajó en cuatro escaños la calificación de Portugal, y colocó a la nación europea en territorio “chatarra” a la vez que expresó su preocupación sobre el creciente riesgo de una segunda ronda de financiamiento antes de que pueda volver a los mercados privados.

Los problemas que rodean a Portugal se producen al tiempo que Grecia, otra nación europea complicada, sigue preocupando a los mercados internacionales por una posible cesación de pagos. Al igual que Portugal, a Grecia también se le pidió una fuerte reducción de su déficit, pero no ha logrado concretarlo. Portugal busca reducir este año el déficit a un 5,9% del producto interno bruto, desde más del 9% en 2010, y luego a un 3% en 2013.

Moody’s rebajó la calificación de los bonos del gobierno a largo plazo de la nación a “Ba2”, que se encuentra dos niveles dentro del terreno “chatarra”, y asignó una perspectiva negativa, lo que implica que son posibles nuevas rebajas. Fitch Ratings y Standard & Poor’s Ratings Services redujeron recientemente las calificaciones del país. En la actualidad, las dos firmas asignan a Portugal una calificación “BBB-“, que corresponde al menor nivel del grado de inversión y se ubica dos escaños sobre la nueva calificación de Moody’s.

El martes, Moody’s dijo que la última rebaja de la calificación es producto de una mayor probabilidad de que Portugal no pueda obtener financiamiento a tasas sostenibles en los mercados de capital en el segundo semestre de 2013 y durante algún tiempo después. La firma indicó que este escenario requeriría nuevas rondas de financiamiento del gobierno.

Aunque la calificación de Portugal indica un riesgo de reestructuración mucho menor que la calificación “Caa1” de Grecia, que se ubica varios escaños más adentro en el territorio “chatarra”, la estrategia de la Unión Europea de proveer apoyo oficial es un factor importante para Portugal dado que implica un creciente riesgo de que una participación del sector privado pueda también convertirse en una condición necesaria para la concesión de crédito adicional para Portugal en el futuro.

“Este acontecimiento es significativo no sólo porque aumenta los riesgos económicos que enfrentan los actuales inversionistas, sino también porque podría desincentivar la concesión en el futuro de nuevos créditos del sector privado y reducir la posibilidad de que Portugal pueda pronto volver a obtener acceso al mercado en condiciones sostenibles”, señaló Moody’s.

Moody’s también expresó preocupación por la capacidad del país de cumplir totalmente con las metas de reducción de déficit y estabilización de deuda que Portugal estableció en su acuerdo crediticio con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debido a “los desafíos formidables que el país enfrenta para reducir el gasto, aumentar el cumplimiento tributario, alcanzar el crecimiento económico y apoyar al sistema bancario”.
Fuente: The Wall Street Journal, 05/07/11.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.