El magnesio es clave para la salud

diciembre 29, 2015

«El magnesio curó mi artrosis y es clave para la salud»

Por Victor Amela, Ima Sanchís y Lluís Amiguet.

Lo afirma Ana María Lajusticia, química especialista en magnesio. A los 89 años, es uno de los referentes mundiales en ese mineral, cuyas propiedades considera innumerables y excelentes para prevenir y tratar enfermedades.

Casi a los 90 años de edad, Lajusticia dice estar mejor que a los 60.

Alegre, vital, chispeante, inteligente, locuaz, Ana María Lajusticia, la profeta del magnesio, inspira confianza de tan despierta y lozana que se la ve a su edad. Su formación como química (de joven trabajó en la extracción de espato-flúor en las minas) le ha permitido desentrañar los secretos de la bioquímica del magnesio. Y con su historia personal ilustra los efectos benéficos del magnesio en la salud humana.

banner presion arterial dieta saludable

Desde que publicó, en 1977, «La alimentación equilibrada en la vida moderna», no ha dejado de indagar y divulgar: «Dietas a la carta»; «La artrosis y su solución»; «El magnesio, clave para la salud».

magnesioAconseja tomar 3 mg de magnesio por día, porque “dormirás mejor, el sueño será más reparador. Y evitarás hipertensión, trombosis, taquicardias, infartos, dolores articulares, retinopatía, úlceras, ciática, migrañas, verrugas, angustias, cálculos renales, rinitis alérgicas, estados depresivos. El magnesio refuerza el músculo cardíaco, favorece su trabajo y también frena la inflamación prostática”. «Tengo 89 años. Nací en Bilbao y vivo en Barcelona. Soy licenciada en Ciencias Químicas. He tenido seis hijos. Soy apolítica. Dejé de ser religiosa porque los curas predicaban que la enfermedad era un castigo. El chocolate negro puro es el alimento natural con más magnesio», afirma.

-Casi 90 años ¡y qué joven se ve!
-Estoy mucho mejor que hace treinta años, la verdad.

-¿Qué le pasaba antes?
-Tenía artrosis, degeneración de los tejidos cartilaginosos. Me dolían todas las articulaciones, sentía dolor desde los dedos de los pies hasta la coronilla. ¡Llevaba corsé!

-¿Corsé?
-Un corsé de varillas para sostener tiesa la columna vertebral, para no derrumbarme por el dolor de espalda.

-¿Cuánto tiempo llevó ese corsé?
-Desde los 31 años hasta los 52 años.

-Eso son…, ¡veinte años largos!
-Sí, muchacho, sí. Estaba condenada a llevarlo el resto de mis días, decían mis médicos.

-¿Y qué pasó?
-Me dieron cortisona y desarrollé una diabetes. ¡Me asusté! Tenía 43 años, fue un mazazo. Decidí tomar las riendas de mi alimentación, porque comía muy incorrectamente.

-¿Qué comía hasta entonces?
– Demasiados hidratos de carbono (pan, galletas, pasta, arroz) y pocas proteínas, no comía ni carnes ni pescado.

-¿Y cómo rectificó?
-Desayuné una naranja y un huevo frito con jamón de york: vitamina C y proteína.

-¿Y mejoró?
-Comía bien, pescado, carne… y tomaba magnesio. ¡Y eso me curó! A los dos años, me quité el corsé. Tuve esguinces en la espalda por falta de musculatura, pero ¡estaba curada!

-¿Por qué apostó por el magnesio?
-Soy química, investigué… ¡y entendí!

-¿Qué entendió?
-Que la degeneración de mis cartílagos se debía a falta de colágeno. Es que el organismo necesita tres elementos para formar colágeno: proteína, vitamina C… ¡y magnesio!

-¿Y no aporta magnesio la comida?
-Así era cuando abonábamos cultivos con heces. Pero los abonos sintéticos carecen de magnesio: no está en la cadena alimentaria.

-¿Cuánto magnesio necesito?
-Unos 3 gramos por día, por vía oral: tomando suplementos de magnesio. ¡Son baratísimos! Se venden en cualquier farmacia.

-¿Esto revierte las artrosis?
-Los cartílagos pueden regenerarse: ¡lo he vivido! Tras dos años de tomar magnesio, mis articulaciones se recuperaron. Y hoy mis análisis son perfectos: ¡ni colesterol!

-¿Qué la puso en la pista del magnesio?
-Durante la Primera Guerra Mundial, unos médicos franceses observaron que los heridos que mejor se recuperaban ¡eran los que pasaban por balnearios magnesianos!

-La falta de magnesio, ¿cómo se nota?
-Tendrás dolor articular. Calambres. Contracturas. Taquicardias. Vértigos. Espasmos en párpados. Espasmos en esófago, estómago o intestino. Hormigueo en torno a la boca. Hipo. Sensación de bola en la garganta. Darás patadas estando dormido, como si cayeras… Verás lucecitas con los ojos cerrados. Y te levantarás muy cansado.

-Alguna vez he vivido algún síntoma…
-Ante dos de estos síntomas, toma magnesio.

-¿Dónde hay más magnesio al natural?
-En la semilla de cacao. El chocolate negro, puro, lleva casi 500 miligramos en cien gramos. Muy por detrás, en soja y almendras.

-Si tomo cada día chocolate negro o el magnesio equivalente, ¿crearé colágeno?
-Sí, ¡y el colágeno es muy, muy importante!: es el 40% de la proteína de tu cuerpo.

-Fundamental para…
-Esqueleto, tendones, cartílagos.

-¿El esqueleto? ¿No necesitaba calcio?
-El colágeno es la base: sin él, el calcio mineraliza el hueso… y se quiebra. El colágeno aporta flexibilidad. ¡Es una barbaridad recetar mucho calcio a las menopáusicas!

-¿Seguro?
– Tanto calcio se deposita en la luz de las arterias y las cierra: ¡arteriosclerosis! Y los huesos se vuelven muy quebradizos. ¡Es fatal!

-¿A tomar magnesio, entonces?
-En cada comida, un gramo, porque si tomas una dosis más alta de magnesio, no podrá absorberse, y se eliminará por la orina.

-¿Qué efecto central tiene el magnesio?
– Relaja la musculatura. ¡Por eso los corredores etíopes son excelsos! El suelo está fertilizado por cenizas piroclásticas de magnesio, que pasa a las plantas y a los alimentos que comen. Pese a tener menos capacidad pulmonar que otros corredores, ¡rinden más!

-¿Qué otros beneficios me reportará tomar magnesio?
-Dormirás mejor, el sueño será más reparador. Y evitarás hipertensión, trombosis, taquicardias, infartos, dolores articulares, retinopatía, úlceras, ciática, migrañas, verrugas, angustias, cálculos renales, rinitis alérgicas, estados depresivos…

-¿Combate taquicardias e infartos?
-Sí, el magnesio refuerza el músculo cardíaco, favorece su trabajo. Ah, y también frena la inflamación prostática.

-¡La panacea, vamos!
-También favorece la formación de neurotransmisores: ¡tu coco funcionará mejor!

-¿Por qué no se conoce más todo esto?

-Que le responda Burton Altura, máximo experto mundial en el magnesio: «La magnesoterapia es demasiado barata, no reporta beneficios a la industria farmacéutica».

(c) La Vanguardia y Clarín

Fuente: clarin.com, 23/03/15.

 

.

Salud y actividad física

diciembre 8, 2015

La actividad física y la salud

Según la información difundida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física entraña un peligro cierto para la salud de las personas, particularmente entre los 30 y los 70 años de edad. Corroborando esa afirmación, numerosos estudios han estimado que, a nivel global, 3,2 millones de personas adultas mueren por esa causa, que ocupa el cuarto lugar entre los variados factores de riesgo que asedian la vida humana.

sedentarismo homero simpsonA estos datos internacionales corresponde agregar que investigadores argentinos han precisado recientemente que la falta de actividad es el antecedente que permite explicar el 17% de los fallecimientos por causas cardiovasculares ocurridos en nuestro país, ya sea por enfermedad coronaria o bien por accidentes cerebrovasculares (ACV) de los que fueron víctimas 7.278 personas en el transcurso del último año.

En este sentido, ha sido el equipo del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria, afiliado a la Universidad de Buenos Aires (UBA), el que ha destacado las dimensiones del problema en el ámbito nacional.

banner presion arterial dieta saludable

Por su parte, Rosana Poggio, cardióloga del Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para el Cono Sur, expuso los resultados del 41er. Congreso de la Sociedad Argentina de Cardiología con respecto a modos de prevenir males de esa especialidad que se cifran en ejercicios, como efectuar caminatas a paso rápido al menos durante cinco días por semana y media hora por cada una de ellas. La mayoría de las personas, sin embargo, no cumplen con ese ejercicio que demanda tan poco esfuerzo y que resulta sumamente beneficioso para la salud.

Eso ha llevado a que el 56% de los Estados que son miembros de la OMS promuevan medidas destinadas a reducir la inactividad física en un 10% en un plazo que alcanza al año 2025.

Es positivo poner en claro que la actividad aconsejada también se cumple a través del trabajo que demanda la acción, es decir, por medio de juegos y de actividades recreativas e, incluso, de la realización cotidiana de las tareas domésticas, diferenciadas de los ejercicios físicos, que constituyen un aspecto metódico, estructurado y repetitivo de la actividad física.

Los beneficios de la actividad física se traducen, además, en una mejora del sistema muscular, de la salud ósea y del funcionamiento cardiorrespiratorio, reduce los riesgos de la hipertensión y de las enfermedades coronarias, como también de caídas y fracturas que suelen resultar muy peligrosas cuando más avanzada es la edad, y es fundamental para el equilibrio energético y el control del peso.

banner no mas dolor de espalda 01

Un aspecto del mundo actual adverso es que los niveles de inactividad han crecido, en tanto que en los países donde el aumento de los ingresos es mayor, se ha tornado más evidente. En esas sociedades, en que prevalecen las labores intelectuales y el sedentarismo, tanto en el trabajo como en el hogar, el 41% de los hombres y el 48% de las mujeres no realizan la actividad física necesaria para la buena salud.

El presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Roberto Pedro, hizo notar la falta de políticas sanitarias que muevan a la población. Para corregir esa falta, señaló la necesidad de que los profesionales de la salud, las asociaciones científicas y el mismo Estado trabajen en conjunto para reducir el problema del sedentarismo y mejorar la calidad y prolongación de la vida.

Fuente: La Nación, 08/12/15. Editorial.


banner deje de fumar 01

 

.

La artrosis se combate en la mesa

diciembre 7, 2015

La artrosis se combate en la mesa: qué comer y qué evitar

Nutrición. Un listado exhaustivo de los alimentos que combaten ésta y otras enfermedades degenerativas de las articulaciones. También, los que se pueden consumir con moderación y los que hay que evitar por completo.

Por Alicia Crocco.

La salud ósea se beneficia con alimentos naturales, libres de aditivos y conservantes, bajos en grasas saturadas y sin azúcares ocultos.

La salud ósea se beneficia con alimentos naturales, libres de aditivos y conservantes, bajos en grasas saturadas y sin azúcares ocultos.

artrosisLa artrosis es una enfermedad crónica degenerativa que produce la alteración destructiva de los cartílagos de las articulaciones. Esto trae como consecuencia, si no se toman las medidas necesarias, inflamación con dolores muy intensos.

banner no mas dolor de espalda 01

Se ha comprobado que la mala alimentación puede influir negativamente en el desarrollo de los síntomas, produciendo artritis y otras enfermedades relacionadas como la gota, artritis reumatoidea, osteoporosis y osteoatritis. Aquí, algunas recomendaciones fundamentales:

Alimentación equilibrada, que evite el exceso de peso para favorecer el correcto funcionamiento de las articulaciones y la salud ósea.

Actividad física moderada y diaria. Por ejemplo,Un  nadar en piscina climatizada.

– Dormir en un colchón duro y cálido, no muy arropado.

– En la mesa diaria hay que incluir alimentos que evitan la inflamación: alimentos ricos en omega 3, antioxidantes, vitamina A, C, E, antocianinas (polifenoles), flavonoides, betacarotenos y minerales como ácido fólico, calcio, selenio.

– La alimentación debe estar formada por alimentos naturales, libres de aditivos y conservantes, fundamentalmente de origen vegetal, bajos en grasas saturadas, y es importante evitar los azúcares escondidos presentes en los alimentos industrializados.

Para la reparación de probables tejidos dañados es importante el aporte de proteínas de alta calidad nutricional sin exagerar la cantidad. Incluir en cada una de las comidas principales una cuota de proteína (tofu, pescados azules, huevo, etc.).

banner bajar de peso con platos ricos 01

¿Dónde se encuentran los nutrientes que favorecen la disminución de la inflamación?

– Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3: en los pescados azules (caballa, atún, sardina, etc.). El salmón es uno de los que más presenta y además contiene vitamina D necesaria para fijar el calcio. Además se encuentra en las semillas de lino, chía, sésamo.

– Alimentos ricos en sustancias antioxidantes: (vitamina A, betacarotenos, C, E, antocianinas, flavonoides).

– Alimentos ricos en vitamina A y betacarotenos: en vegetales como la zanahoria y la batata, que además presentan vitamina C. Frutas como melón, papaya y mango.

– Alimentos ricos en vitamina C: frutas como la ciruela kakadu, acerola, guayaba, grosella negra, kiwi, vegetales como el ají morrón rojo. En menor proporción, en los siguientes: grosella, caqui, papaya, frutillas, naranja, limón, melón, pomelo, frambuesa, mandarina, mango y lima. La vitamina C colabora en la regeneración del colágeno, proteína necesaria para la piel, huesos y articulaciones.

– Alimentos ricos en vitamina E: aceites vegetales de maíz, de germen de trigo, girasol, cártamo y soja, frutas secas, como las nueces, almendras, maní, avellanas (además presentan selenio y calcio), semillas de girasol, hortalizas de hoja verde, brócoli y alimentos enriquecidos.

– Alimentos ricos en antocianinas (polifenoles): arándanos, ciruelas, higos, maracuyá, mora, uva negra, cerezas, frambuesas, frutillas, granada, manzana roja, sandía, pera roja, ciruelas pasas. Verduras: ají morrón rojo, rábano, tomate, remolacha, col o repollo colorado, berenjena.

– Alimentos ricos en flavonoides: arándanos, ciruelas, manzanas, naranjas, fresas, chocolate, frutas secas, vino tinto y derivados de la soja y el té verde.

– Alimentos ricos en ácido fólico: hortalizas de hoja verde oscura, cítricos, palta, brócoli, etc.

– Cuando hay intolerancia a la lactosa, utilizar leche de soja en artritis reumatoidea, derivados del tofu, yogur de soja, carne vegetal que son ricas en proteínas y en magnesio.

– Incluir cereales integrales, que presentan selenio, manganeso y vitaminas y fibra, que evita el estreñimiento y elimina las impurezas.

– Algunos aceites vegetales, como los de borraja y de prímula de primavera, también podrían aliviar los síntomas de la artritis reumatoidea.

– Condimentos a utilizar: cúrcuma, hierbas ricas en timol, limón, ajedrea, orégano, tomillo, albahaca, jengibre.

– El ananá contiene bromelina, una enzima con propiedades antiinflamatorias que produce mejor efecto cuando se la combina con cúrcuma.

Totalmente contraindicados:

– Enlatados

– Arenques

– Caldos concentrados

– Extracto de carne

– Fiambres y embutidos

– Mejillones

– Vísceras

Consumir en forma limitada:

– Carnes en general

– Cereales integrales

– Cerveza

– Chocolate

– Infusiones: café, mate y té

– Langosta

– Legumbres

– Mariscos

– Vegetales: brócoli, cardo, coliflor, espárragos, espinaca, hongos.

Fuente: clarin.com, 07/12/15.

 

.