¿La acumulación capitalista está en caída?

octubre 14, 2012 · Imprimir este artículo

¿La acumulación capitalista está en caída?

Por Jorge Castro

 

El FMI ha disminuido por segunda vez en el año su pronóstico de crecimiento de la economía mundial en 2013 y lo ha reducido de 3,9% a 3,6%.

En EE.UU. ha llevado la reducción a 2,2% este año y sería menor en 2013; en China, la redujo a 7,8% en 2012 y 8,2% en 2013. En la Zona Euro, mantiene la previsión de contracción económica que experimenta la región en 2012, a una situación similar el próximo año (+ 0,5%).

Detrás de esta reducción generalizada hay un factor de orden demográfico: la disminución del crecimiento de la fuerza de trabajo.

La fuerza laboral norteamericana creció 1,5% por año entre 1950 y 2011, y ahora aumenta 0,5% anual, la tercera parte.

Lo mismo sucede en los otros países avanzados. La fuerza de trabajo dejó de crecer en Alemania en 2000 y en Japón se redujo en los últimos 10 años. Es parte de la disminución absoluta de su población, que era de 128 millones en 2010 y sería de 87 millones al concluir el siglo.

En EE.UU., disminuye el auge del producto per cápita después de 2006; crece en relación directa al aumento de la productividad . Entre 1950 y 1972, la productividad aumentó 3,1% anual y ahora crece 1/3 menos que entonces.

Cada onda de crecimiento del PBI per cápita está unida en la historia del capitalismo a una revolución tecnológica. Esto implica que se estaría ante el agotamiento de la era del procesamiento de la información , que comenzó hace 50 años y se desplegó a través de las fases del computador, la microelectrónica e Internet. Si esta situación se mantiene, se frenaría el proceso de convergencia (incremento de la productividad + aumento del PBI per cápita) de los países emergentes hacia los avanzados, núcleo estructural de la integración mundial del capitalismo.

En el capitalismo sólo se puede pronosticar lo que ya existe; lo posible es en él necesariamente una dimensión del presente. La revolución tecnológica posterior a Internet ya ha aparecido. Es la “nube” o “cloud computing”, plataforma global de computación extraordinariamente poderosa en su capacidad de procesamiento de la información. La estructura básica no es en ella la computadora personal (PC’s), como ocurría en Internet, sino decenas de miles de grandes concentraciones de súper computadoras , de acceso fácil e indistinto, con costos que se orientan a cero.

Facebook y las redes sociales son una creación de la “cloud computing”, no de Internet. La rentabilidad en ellas es todavía una incógnita y no ha sido identificada aún su contribución efectiva al incremento de la productividad. Facebook tiene 1.000 millones de usuarios (eran 500 millones en julio de 2010) y su edad promedio es 22 años. Pero factura sólo U$S 4.000 millones y 4/5 partes provienen de la publicidad. El sistema en sí todavía no es rentable. En la cloud computing han comenzado ahora a surgir iniciativas industriales, comerciales, científicas y médicas, previsiblemente de alta rentabilidad. Este año, el negocio de servicios de acceso a la “nube” asciende a U$S 3.000 millones, que serían U$S 20.000 millones en 2015 y se multiplicaría por 3 o por 4 en 2020. La “nueva revolución industrial” es la segunda innovación propia de la “nube”. Está constituida por nichos altamente especializados, integrados y digitalizados, destinados a la producción de bienes.

La pregunta fundamental es si la acumulación capitalista ha entrado en una fase de descenso histórico, con tendencia al estancamiento, o si por el contrario, ha ingresado en una etapa de ascenso histórico-estructural , de alcance planetario. Si lo primero es lo que está ocurriendo, el capitalismo habría agotado su capacidad de expansión y no podría desarrollar las fuerzas productivas. Habría perdido toda legitimidad como fuerza histórica de progreso. Si lo que sucede es la segunda posibilidad, el futuro le pertenece. En la era de la instantaneidad, los juicios históricos no se hacen esperar.
Fuente: Clarín, 14/10/12.

Lectura recomendada:  USA, China y la nueva geopolítica del shale gas

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.