La calle Florida recupera su esplendor

septiembre 13, 2014 · Imprimir este artículo

La calle Florida busca recuperar el esplendor de sus antiguos edificios

Con el ambicioso Plan Microcentro, se renovaron las fachadas y colocaron luminarias en Gath & Chaves, la Residencia Peña, la confitería Richmond y el edificio Thompson, entre otros.

Por Valeria Musse.

Buenos Aires – La peatonal Florida avanza en la búsqueda de su histórico esplendor y, para ello, el gobierno de la ciudad lleva adelante la puesta en valor de edificios emblemáticos de una de las zonas más tradicionales de la Capital. Siete fachadas de otras tantas construcciones fueron presentadas ayer en sociedad, con lo que ya suman 24 los inmuebles restaurados como parte del anunciado Plan Microcentro.

Ese proyecto porteño, que comenzó a implementarse en 2012 con el objetivo de mejorar y reordenar el espacio público, contempla, entre otras ideas, la recuperación de 100 edificios históricos y una mejora del espacio y su paisaje.

Con un acto realizado en la esquina de Florida y Perón, funcionarios de la Ciudad destacaron la revalorización del imponente inmueble que otrora fuera la reconocida tienda Gath & Chaves. En ese caso, la fachada fue aseada con hidrolavadoras, se restauraron las pilastras de mármol y la histórica marquesina de acceso. Además, se reubicaron los equipos de aire acondicionado y las cortinas de enrollar, y se instaló iluminación LED.

A todo ello se sumó la reparación de su cúpula, finalizada en febrero de este año. En el anexo del local [Florida 232], en tanto, se repararon las molduras y los revoques.

“De los frentes que arreglaron, el de ese edificio es el que más lindo quedó. Se respetó su estructura original”, suspiró maravillada Mimí Urquiza, integrante de la Asociación Amigos de la calle Florida. Su compañera Rosa Bas recordó el esplendor de esa tienda de comienzos del siglo XX.

El frente de la confitería Richmond, situada en Florida 466, también luce reluciente. La Subsecretaría de Uso del Espacio Público de la Ciudad ordenó la reconstrucción del pórtico con el fin de recuperar la simetría de la fachada. También se restauró la marquesina histórica metálica y sus anclajes, se renovó la membrana de impermeabilización de la cubierta y se optimizó el sistema pluvial, según informaron los encargados del plan. El frente fue aseado, se renovó la pintura de los muros y se recompusieron los ornamentos.

Tareas similares se llevaron a cabo en el edificio Thompson, en Florida al 800, que también quedó reinaugurado ayer con la fachada de la galería en “óptimas condiciones”, según destacó María Victoria Viele, una diseñadora que hacía tiempo no pasaba por el lugar y se detuvo a mirar hacia lo alto del inmueble.

“Es importante destacar que este trabajo de recuperación del patrimonio histórico de la ciudad se logró gracias al acercamiento y el diálogo con los vecinos, administradores y consorcios de los edificios”, dijo Patricio Di Stéfano, titular de la Subsecretaría a cargo de la puesta en valor.

Lectura recomendada:  Las mejores ciudades del mundo para estudiar

Las otras tradicionales edificaciones intervenidas recientemente son la Residencia Peña, que se encuentra en Florida 462 y es la sede de la Sociedad Rural Argentina; el edificio Lutz Ferrando, que quienes más saben dicen que se puede disfrutar aún más si se lo observa a unos metros de distancia, y el edificio anexo de la Tienda Ciudad de México, situado en Florida 291.

En todos los casos, el objetivo fue remover las marquesinas o cualquier otro elemento que modificara el diseño original de los inmuebles. Además, se trabajó en la reconstrucción de la planta baja de cada uno de ellos para restituir la tradicional arquitectura.

De los 100 edificios que se planearon intervenir, 24 están terminados, 21 tienen los trabajos próximos a finalizar; 19 de ellos ya poseen la obra adjudicada, y los 36 restantes todavía se encuentran en proceso licitatorio, según se informó oficialmente desde el gobierno porteño.

Plan Microcentro

Las obras para darle una nueva vida al corazón de la ciudad, que estarían finalizadas en 2015, hacen hincapié en la mejora de la peatonal Florida, además de darles prioridad a los transeúntes en otras calles linderas.

Primero, se reordenó el espacio público en Florida con la erradicación de los manteros. En ese momento, hubo algunos incidentes entre los vendedores y la Policía Metropolitana. Luego, se continuó con el plan al renovar los solados, colocar canteros móviles e instalar nuevas luminarias.

Después de algunos meses, y según constató LA NACION, algunos tramos de veredas, a la altura del 200, están rotas y varios cestos de basura faltan de sus lugares, como si hubiesen sido arrancados. El resto del nuevo mobiliario, como los renovados puestos de diarios y los maceteros, están pulcros y en buen estado.

Más recientemente, se inició la puesta en valor de la otra peatonal característica de Buenos Aires: Lavalle, entre las avenidas Alem y 9 de Julio. Se estima que para octubre próximo queden repuestas todas las baldosas dañadas y se instale el mismo tipo de mobiliario urbano que hoy cubre toda la extensión de Florida.

Los años dorados

1914 Edificio Gath y Chaves

 

 

Cumple un siglo de presencia en la esquina de Florida y Perón. Imitaba las afamadas galerías Lafayette, de París.

1902 Palacio Peña

 

En Florida 460, fue la residencia de la familia Peña desde 1902 hasta 1923, cuando se lo vendió en $ 1.250.000 a la Sociedad Rural, que aún es su dueña.

1910 (circa) Edificio Thompson

 

 

Allí funcionó la Mueblería Thompson. El edificio fue proyectado por los arquitectos Paul Bell Chambers y Louis Newbery Thomas.

Fuente: La Nación, 13/09/14.

 

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.