Argentina: La fábula del desendeudamiento

junio 16, 2015 · Imprimir este artículo

El relato también es víctima de la billetera

La fábula del desendeudamiento. A pesar de las declaraciones, el Gobierno aceleró el endeudamiento, tanto en pesos como en dólares. Se utilizan las medidas que ya fracasaron.

Por Oscar Martínez.
Alquimia. En Economía buscan resolver problemas de siempre con recetas fracasadas

Alquimia. En Economía buscan resolver problemas de siempre con recetas fracasadas.

Según parece, la billetera no sólo mata al galán, sino también, en este caso, al relato del desendeudamiento. Tanto en dólares como en pesos, usando recetas tradicionales o con instrumentos novedosos, todo le sirve a Economía, y al Gobierno, a la hora de pasar la gorra.

argentina país bananeroEl realidad, la tarea comenzó el año pasado con la colocación de deuda de YPF, la licitación de nuevas frecuencias de 4G y la firma de convenios para el swap de monedas con China. Este año, la tendencia se reforzó sin matices. Así, se colocaron nuevos títulos de deuda en dólares casi al 9% anual (Chile pagó 3,5% esta semana por un bono a 10 años), se lanzó una suscripción de bonos de YPF también dólares (el mismo sistema que utilizó en los ‘70 la dictadura).

Para no desatender al mercado interno, se inventaron los Bonac, títulos en pesos. El jueves, por caso, se ubicaron más de $5.200 millones a un 27% anual. Claro que los inversores, bancos sobre todo, apenas si se animaron a suscribir papeles a un año de plazo.

Mientras, claro, se mantienen los récord de emisión de pesos y la consecuente absorción de pesos por parte del Banco Central a través de las Lebac’s que, por pura coherencia, también tienen rendimientos cercanos al 27%. Y la lista podría seguir incorporando medidas de contabilidad creativa, como demorar pagos a importadores.

Lectura recomendada:  Argentina capta 2.500 millones de euros en deuda

La estrategia económica, al menos en este punto, parece recoger la experiencia histórica: en los ‘80 el déficit corriente se financió con emisión y en los ‘90, el rojo primario se cancelaba con deuda que luego se refinanciaba más caro. Quizás la combinación de ambos instrumentos, en porcentajes desconocidos por ahora, sea una de las contribuciones a la teoría económica de la actual gestión.

Por último, podría agregarse la acelerada utilización por parte de la Tesorería de los depósitos públicos para financiar los gastos corrientes. En definitiva, no hay nada nuevo. La deuda se patea para adelante y los que siempre pagan, seguirán pagando. Como siempre.

Fuente: Clarín, 16/06/15.

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.