Argentina: Más intervención en el mercado del Seguro de Vida

agosto 30, 2012 · Imprimir este artículo

Obligarán a las aseguradoras a invertir en la economía real

Por Florencia Donovan

 

Primero, les tocó a los bancos; ahora, a las compañías de seguros de vida y retiro. El Gobierno tiene previsto obligar a la industria de seguros personales a colocar el equivalente al 5% de sus inversiones en instrumentos relacionados con la economía real. Según confiaron a LA NACION varias fuentes del sector, la medida forma parte del Plan Estratégico del Seguro, que está desarrollando el superintendente de Seguros, Juan Bontempo, y que se dará a conocer el 21 de octubre próximo.

Bontempo, que participó ayer del 5° Seminario Integral de Seguros de Vida y Retiro, organizado por la cámara del sector, Avira, no dio detalles al respecto, pero dijo que el plan será como «la hoja de ruta de la actividad» para lograr que el sector alcance una participación del 5% en el producto bruto interno (PBI) en 2020.

El superintendente sólo adelantó que los ejes fundamentales de trabajo pasarán por la creación de incentivos fiscales, la inversión del sector de seguros en la economía real y la discusión de los seguros obligatorios en la Argentina. «Es momento de rediscutir el marco normativo de la actividad aseguradora en la Argentina», dijo Bontempo.

Fuentes del sector, no obstante, confirmaron a LA NACION que la idea sería destinar, en principio, el 5% de las inversiones de las compañías de vida y retiro a proyectos relacionados con la economía real. Una medida que, para muchos, se asemeja a lo que se hizo, antes de la estatización, con las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), a las que se las había obligado a financiar la actividad a través de lo que en la jerga pasó a conocerse como el «inciso Q» o, más recientemente, con los bancos, que deberán destinar el 5% de los depósitos que capten del público a préstamos para empresas a una tasa de no más del 15% anual.

«Las inversiones del total del mercado hoy son más de 64.000 millones de pesos. El desafío es que, cada vez más, éstas se orienten hacia sectores de la economía real, que son los que van a reforzar el proceso de crecimiento de la economía y hacer que vendan más seguros», dijo ayer el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, que no dejó dudas sobre cuál será la política sobre la industria. Ya el Gobierno había obligado a las aseguradoras a repatriar el año pasado el dinero que tenían invertido en el exterior.

«Los llamo a trabajar para que esa cartera, hoy dirigida a activos financieros, se enfoque en la economía real. Este es un sector [por el de vida y retiro] que tiene un horizonte de inversión de largo plazo», agregó el ministro, que interrumpió a uno de los oradores y adelantó su ponencia en el seminario de Avira para llegar a tiempo a participar del anuncio que la presidenta Cristina Kirchner hizo ayer a través de la cadena nacional.

Sin acceso a los mercados de deuda, el Gobierno se las ha ingeniado en el último tiempo para hacerse de fuentes de financiamiento alternativas. Además de valerse en muchos casos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central (BCRA) que se hizo en marzo sirvió para aumentar los préstamos en pesos al Tesoro. Luego llegó la norma para que los bancos presten casi a pérdida a las pymes y, en la City, no pocos descuentan que la gorra vuelva a pasar por el sector financiero para recaudar fondos para YPF.

Fuente: La Nación, 30/08/12.

—————————————————

 

Gabriel Chaufan, Hernán Lorenzino y Juan Bontempo.
Lindos Prontuarios: «Dime con quien andas y te dire quien eres

 

Algunos Antecedentes:

De Vido busca que no lo salpique el escándalo de Schoklender

PorLuciana Geuna

 

07/06/11 En un descargo, presentó expedientes de las obras de las Madres de Plaza de Mayo que financió. Está acusado de no haber controlado el destino final que se le dio al dinero. Lo mismo hizo el titular de la Unidad de Información Financiera.

 

La inquietud que genera el escándalo de Sergio Schoklender en el Gobierno es tan grande que desde ayer puede medirse: tiene el tamaño de una changuito de supermercado lleno de papeles hasta el borde . Eso es lo que envió el Ministerio de Planificación al juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi. El carro, que ahora está estacionado en el despacho del fiscal Miguel Osorio contiene los expedientes de cada una de las obras de las Madres de Plaza de Mayo que fueron financiadas por la cartera que conduce Julio De Vido. El ministro fue denunciado por malversación de fondos y presentó rápida y espontáneamente estos documentos para defender su actuación.

De Vido, junto al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y a la titular la Fundación de las Madres, Hebe de Bonafini aparecen mencionados en la carátula de la primera causa que se abrió en el fuero por posibles desmanejos de dinero públicos en la construcción de las viviendas sociales de las Madres. Osorio resolverá en estos días si impulsa la investigación pero aún antes de tener esta información, el Ministerio, representado por el secretario de Legales, Rafael Llorens, presentó su descargo.

En un movimiento similar, ayer se vio en Tribunales a José Sbatella, el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) que también tiene un frente judicial abierto: por un lado, el juez Sergio Torres y el fiscal Guillermo Marijuán recibieron la denuncia de un abogado por posible incumplimiento de deberes de funcionario público. Le endilga una demora injustificada en presentar ante la justicia las alertas emitidas por los bancos sobre operaciones sospechosas de Sergio Schoklender y sus sociedades. Además, en la UIF retuvieron durante un año la información que entregaron dos diputadas de la Coalición Cívica sobre la compra de dos terrenos en José C. Paz que hizo el ex apoderado. Torres todavía no remitió a Marijuán la denuncia para que decida si impulsa o no la acción.

En paralelo, el fiscal Carlos Stornelli abrió de oficio una investigación preliminar luego de leer el artículo de Clarín donde se consignaba la morosidad del trámite en la UIF. Justamente al despacho de Stornelli se dirigió ayer Sbatella, vestido en un prolijo traje gris, ofreciendo su colaboración.

Cuando Clarín lo vio a la salida del edificio de Comodoro Py 2002, el titular de la UIF sostuvo que sólo había ido a confirmar la utilidad de la documentación enviada por el caso Schoklender. En rigor, se cruzó en el pasillo con el fiscal anti lavado, Raúl Pleé, pero el objetivo de su corta visita al quinto piso de los Tribunales era mostrar predisposición para tratar de aclarar su situación judicial.

Desde que se conoció el alejamiento de Schoklender de la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo, las investigaciones periodísticas fueron revelando un entramado de sociedades sospechosas entre las que se destaca Meldorek, que pertenece al ex apoderado y que era contratada por la Fundación para ejecutar las obras de viviendas con dinero del Estado nacional.

Con ese antecedente, se aceleraron las consecuencias judiciales y políticas para el Gobierno. Además de las causas contra De Vido y Sbatella, el juez Norberto Oyarbide -que tiene otro expediente por este escándalo- recibió del fiscal Jorge Di Lello un requerimiento donde, entre muchas medidas, le pide que consulte a la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) qué auditorías hizo sobre el dinero transferido a provincias y municipios para pagar las viviendas de las Madres. En los despachos oficiales saben que de no haber existido control, la autoridades de la SIGEN también podrían estar en problemas.

La confusión y falta de precisión sobre la modalidad que permitió que se hicieran sin licitación estas obras millonarias también llevará a los funcionarios a dar explicaciones al Congreso: el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala, y el de Vivienda, Juan Bontempo deberán ir mañana a Diputados a brindar las explicaciones que todavía no ofrecieron públicamente.

Fuente: Clarín, 07/06/11.

——————————————-

El objetivo es tomar distancia

Por Carlos Pagni

 

La Casa Rosada no sólo privó a Daniel Scioli de los recursos que hubieran permitido el pago en término del aguinaldo a los empleados bonaerenses. También se ha movido para impedirle el acceso a otras fuentes de ingresos. El jueves pasado, varias compañías de seguros recibieron instrucciones de la superintendencia del sector, a cargo del «pingüino» Juan Bontempo, para que se inhiban de comprar letras a la tesorería de la provincia. Los bancos privados, por su parte, son reacios a prestarle a Scioli por temor a irritar al gobierno nacional.

Los bloques «oficialistas» de la Legislatura han decido ya que no votarán un ajuste. Esta conducta recuerda la que el kirchnerismo, conducido por el hijo de la Presidenta, adoptó en Santa Cruz dejando a Daniel Peralta aislado en una encrucijada similar.

Movimientos como éstos han convencido a Scioli de que Cristina Kirchner pretende destruirlo, tal como confesó a varios interlocutores, antes de que se conociera el escandaloso soliloquio del intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez (dicho sea de paso: el rap de Díaz Pérez contiene un pasaje, todavía inédito, con expresiones deleznables sobre la pérdida del brazo de Scioli).

Los confidentes de la quinta La Ñata comentan que el gobernador está dispuesto a hacer más gestos para distanciarse del gobierno nacional. En el proceso de incorporación del nuevo secretario de Cultura Jorge Telerman, por ejemplo, aseguró a varios interlocutores que pretende sumar también a Roberto Lavagna. El ex ministro de Néstor Kirchner se integraría como una especie de megaasesor y, además, vocero en materias de su especialidad. Se trata de una jugada agresiva para una economía que, como consignó anteayer Alfonso Prat-Gay, ya está en recesión.

La incorporación de Lavagna, de producirse, tal vez provoque los celos de Alberto Fernández, neosciolista enemistado con su antiguo colega de gabinete. Aunque Scioli no parece tener en cuenta ese tipo de rencillas: Fernández también se odia con Telerman.

¿Llegará el gobernador a utilizar la que él llama su «bala de plata»? Consiste en enfrentar al kirchnerismo en las elecciones del año próximo en una alianza con Sergio Massa. La estrategia debería superar un obstáculo inicial: que Massa supere la desconfianza que siente por él.

Mientras tanto, la guerra entre la Casa Rosada y la gobernación bonaerense está produciendo algunas tensiones insoportables en el oficialismo bonaerense. La más evidente aqueja al Movimiento Evita, que trabaja a la sombra de Cristina Kirchner, pero que tiene un vínculo con la gobernación que se remonta a los tiempos de Felipe Solá. Pero también varios intendentes sufren esta guerra. Sobre todo los que dependen de recursos de ambas cajas, la nacional y la provincial.

Más allá de la gestualidad, Scioli sigue sin encontrar una ecuación que resuelva su principal problema: la gobernación, que hasta ahora fue su activo, se ha convertido en una carga.

La desorientación se notó el sábado último, cuando anunció que intentará financiarse haciendo que el Banco Provincia le preste los fondos que consiga colocando los Bogar. Esos títulos se emitieron con respaldo de coparticipación. Es decir, la tesorería ya debe pagárselos a su tenedor, que hoy es el banco. Si éste los utiliza para un nuevo fondeo, la provincia se habrá endeudado dos veces con el mismo instrumento. Hasta ahora la operación no cuenta con la aprobación del Banco Central.

La crisis en que ha ingresado el peronismo bonaerense acelera las decisiones de otros actores. La diputada de Pro, Gabriela Michetti, por ejemplo, está más cerca de aceptar la candidatura a diputada en el distrito. Sobre todo después de una conversación en la que Mauricio Macri le reveló que su estrategia será enviar a sus principales colaboradores a pelear posiciones electorales. Una idea que Macri venía meditando desde hace más de un mes, a instancias de su primo Jorge, el intendente de Vicente López.

Las encuestas realizadas por el macrismo comenzaron a detectar un fenómeno curioso referido a Scioli: su imagen personal no cae, pero la simpatía que despierta no logra traducirse en capacidad electoral.

«La gente lo considera un buen tipo, pero incapaz de resolver problemas», explican los sociólogos de Pro, que también trabajan para la provincia.

La conferencia de prensa del sábado confirmó ese perfil. Muchos dirigentes esperaban el anuncio de medidas de gobierno. Hasta se había comentado que se crearía una agencia de coordinación para todas las áreas de servicios públicos y que se anunciaría una reestructuración de gastos.

Pero Scioli no se refirió a ningún cambio. Esa abstención confirmó lo que algunos sospechaban: que llamó a una conferencia de prensa sólo para establecer una confrontación subliminal con una presidenta que teme la exposición al periodismo. Un contrapunto que se completó con el elogio final del gobernador a la libertad de prensa.

Aun así, Scioli tampoco se animó a hablar de su candidatura presidencial. Cuando un periodista lo indagó, él se refirió a esa iniciativa como «eso».

También al gobernador bonaerense le faltó templanza para explicar su alianza con Hugo Moyano. Quiso hacer creer que aquel malhadado partido de fútbol fue jugado por razones terapéuticas. Explicó que, si no hace deportes, tiene que tomar pastillas «contra los nervios» (sic). Es verdad: a pesar de su estudiado aplomo, se nota que la ansiedad lo devora. Sólo así se explica que haya invitado a Moyano a su chacra cuando todavía no se había asegurado los fondos para el aguinaldo.

Ese extravío en la administración del tiempo se percibe también en el máximo error de Scioli: haber hablado de «eso» tres años antes del vencimiento del mandato presidencial. O, si se prefiere, apenas seis meses después de que Cristina Kirchner ganó las elecciones con el 54,11 por ciento de los votos, como dictaminó el politólogo Andy Tow, corrigiendo a la Cámara Nacional Electoral, que había publicado, por error, 55,42%.

Fuente: La Nación, 10/07/12.

————————————————–

Otras notas sobre el avance intervencionista del Gobierno K sobre el Seguro de Vida:

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/10/27/argentina-las-companias-de-seguros-deberan-repatriar-sus-inversiones-radicadas-en-el-extranjero/

Lectura recomendada:  Tres mitos sobre los Seguros de Vida

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.