Robins inspecciona la instalación de la cúpula Fly’s Eye (Ojo de mosca) de Buckminster Fuller frente a una nueva construcción diseñada por el arquitecto Sou Fujimoto en el Distrito del Diseño de Miami. Photography by Audra Melton

Por más que la complejidad de cualquier metrópolis moderna resista la influencia de un solo individuo, Craig Robins, de 51 años y fundador de la empresa de desarrollo inmobiliario Dacra, está haciendo mucho para que se le considere el autor del futuro de Miami, su ciudad natal. Tras ayudar en los años 80 y 90 a transformar la moribunda zona de South Beach en un glamuroso distrito de hoteles Art Deco meticulosamente restaurados, concibió el lanzamiento de Art Basel-Miami Beach y cocreó la feria de diseño Design Miami. Ahora, Robins está por ver los frutos de más de una década de planes y construcciones: otra de las áreas revitalizadas por él, el otrora abandonado Distrito del Diseño, se está llenando de tiendas de lujo como Louis Vuitton, Tom Ford y Dolce & Gabbana, con la apertura de 50 locales el próximo año.

miami-01Esta profesión le llegó a Robins, en parte, por herencia. Su padre, Gerry, fue un exitoso agente inmobiliario en la ciudad de Nueva York que se mudó a Miami en los años 50. Su paso por la universidad en Barcelona despertó en el joven Robins el interés por las artes y la idea de conservar la historia cultural. Esto modeló su interés en renovar hoteles icónicos en el Ocean Drive de Miami Beach junto a sus mentores, el fundador de Island Records, Chris Blackwell, y el promotor inmobiliario Tony Goldman.

Su visión para el Distrito del Diseño, que abarca unas doce manzanas, es aún más ambiciosa: quiere un diseño urbano peatonal enmarcado con obras de arte de Marc Newson y John Baldessari y arquitectura elegante de nombres como el del japonés Sou Fujimoto.

Como buen negociante, Robins es enérgico y directo. Hace la mayor parte de sus acuerdos por teléfono, y si durante una reunión se entera de un retraso operacional, suele llamar al responsable en el momento. Los aspectos personales y profesionales de su vida están elaboradamente entrelazados; con frecuencia invita a luminarias a su casa y su vestimenta —zapatos Louboutin, pantalones Berluti, cinturón Hermès— refleja su relación con el Distrito del Diseño. Como podría esperarse de un hombre que tiene en su escritorio una copia de la Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano, de Gibbon, Robins apuesta por su ciudad. “Somos libres de ser una ciudad del futuro”, dice.

Lectura recomendada:  Miami: El boom de compras también alcanza a las propiedades

8:29 a.m.

Photography by Audra Melton

Desayuno en casa: fruta, salmón y omelette de claras de huevo.

10:18 a.m.

Photography by Audra Melton

Oficina de Dacra. Reunión con el director ejecutivo de Design Miami, Rodman Primack, para hablar sobre la organización de la feria de diseño.

12:21 p.m.

Photography by Audra Melton

Visita al Distrito del Diseño para evaluar el progreso de las obras.

3:29 p.m.

Photography by Audra Melton

Estaciona su auto antes de una reunión en un local de arte contemporáneo en el Distrito del Diseño. Robins maneja un Tesla S85.

4:00 p.m.

Photography by Audra Melton

Reunión con Ibett Yáñez (izq.), directora del Espacio de Arte Contemporáneo Colección de la Cruz, y Suzanne Weaver, directora interina del Instituto de Arte Contemporáneo de Miami, para hablar sobre nuevas colaboraciones.

6:07 p.m.

Gimnasio privado

Photography by Audra Melton

Rutina con su entrenador personal, Matt Roy, con intervalos de flexiones, sentadillas con una pierna y tiros de polea.

Los numeros de Robins

1.000

obras de arte en la colección privada de Robins, incluidas piezas de John Baldessari, Mike Kelley, Richard Tuttle y Paul McCarthy.

US$12,6 millones

el precio de un avión privado que está en el centro del juicio entre Robins y otros dos promotores. Una de las personas que le interpuso la demanda, Jackie Soffer, es ahora su novia.

1

perro, Laz, un boxer marrón que ha sido entrenado para entrar y salir de la casa de Robins apretando un botón.

92.900

metros cuadrados de espacio comercial en el Distrito del Diseño permiten que las marcas abran grandes tiendas, algunas de ellas de más de 900 metros cuadrados.

el número de empalmes visibles en los pisos, paredes, ducha y lavabos, hechos a medida para el baño que Zaha Hadid diseñó para Robins.

24

años, la edad de Robins cuando fundó Dacra.

US$100

precio del mejor regalo que le ha hecho su novia, según ella: un Kindle. Robins es un lector compulsivo.

40,5 millones

Pasajeros que llegaron o salieron del aeropuerto de Miami el año pasado, un récord.

Fuente: The Wall Street Journal, 09/12/14.

.