Cristina habló 76 horas por cadena nacional desde que rige la Ley de medios

mayo 11, 2015 · Imprimir este artículo

Cristina ya lleva 76 horas de cadena nacional desde que está la ley de medios

La norma aprobada en 2009 establece que sólo debe utilizarse para “situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional”; aunque recurrió a este mecanismo 118 veces en seis años.

Por Laura Serra.

Hasta hace no muchos años atrás, un mensaje del presidente de la Nación por cadena oficial lograba detener virtualmente al país. Sólo podía motivarlo una emergencia, un hecho de conmoción social o bien un anuncio de trascendencia pública. Por eso eran tan esporádicos. Pero todo cambió con Cristina Kirchner: desde 2009 la Presidenta utilizó la cadena nacional en 118 oportunidades. A un promedio de 38 minutos por discurso, la cuenta arroja 76 horas seguidas de monólogo presidencial.

A manera de comparación, vale recordar que el fallecido ex presidente Néstor Kirchner utilizó la cadena nacional en sólo dos oportunidades en sus cuatro años de mandato. Ninguno de ellos superó los diez minutos. Su esposa, en cambio, no escatima en verborragia: sus 76 horas de cadena nacional equivalen en tiempo a los 89 capítulos transmitidos hasta ahora de la novela televisiva del momento, Las mil y una noches.

CFK en cadena nacionalEste detalle minucioso del uso (y abuso) de la cadena nacional por parte de Cristina Kirchner consta en una presentación que realizó el presidente del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, ante la Defensoría del Público el viernes pasado. En la denuncia, el legislador no sólo enumeró la cantidad de veces en las que la Presidenta utilizó esta herramienta; advirtió, además, que la cadena nacional ha dejado de ser una herramienta de excepción, como se la concibió por ley, para convertirse en un instrumento de uso político del kirchnerismo.

Esto se refleja en la mayoría de los mensajes de la Presidenta, sobre todo los más recientes, teñidos ya de un indisimulable tono electoral, acusó Negri.

El legislador acusó a la Presidenta de violar el artículo 75 de la ley de servicios de comunicación audiovisual que ella promovió en 2009, en pleno enfrentamiento con los medios de comunicación críticos del Gobierno. Ese artículo reserva el uso de la cadena nacional para “situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional”.

Para Negri, no caben las dudas. “Cristina Kirchner utilizó la cadena nacional la mayoría de las veces para situaciones que no fueron ni graves ni excepcionales, como tampoco para cuestiones de trascendencia institucional -enfatizó el diputado radical-. Ella transformó la cadena nacional en un medio de publicidad oficial que desnaturaliza por completo el instituto, los principios de la ley de medios, los derechos fundamentales en juego y los principios democráticos y republicanos.”

Atento a ello, Negri decidió presentar su denuncia ante la Defensoría del Público, organismo creado por la misma ley de comunicación audiovisual para recibir y canalizar las consultas, reclamos y denuncias de la gente sobre el funcionamiento de los medios. Habrá que ver qué recepción le hará la Defensoría a la presentación de Negri; es sabido que ésta es presidida por una funcionaria kirchnerista, Cynthia Ottaviano, periodista y figura central del diario Tiempo Argentino, afín al Gobierno.

Un instrumento electoral

Para la oposición, el uso político y electoral de la cadena nacional por parte del kirchnerismo es ya elocuente. Basta remontarse al último discurso, el jueves pasado, en Chaco: allí no anunció nada ni se refirió a ningún asunto de trascendencia nacional. Por cadena nacional, apoyó a Jorge “Coqui” Capitanich como intendente de Resistencia. Por ese medio reclamó también a los dirigentes de su partido “un baño de humildad” para acotar la oferta electoral del oficialismo. Y, de paso, advirtió que su hijo, Máximo, “corre solo” con sus aspiraciones electorales.

Lectura recomendada:  Cristina Kichner es más peligrosa que Hugo Chávez

La cadena oficial también fue utilizada este año para inaugurar un centro cultural y obras cloacales en La Matanza (el 31 de marzo); para poner en funcionamiento la planta de Atucha II (el 18 de febrero); para inaugurar un edificio municipal en Berazategui (el 23 de febrero) y un hospital pediátrico en Chaco (el 7 del actual). El año pasado interrumpió las transmisiones radiales y audiovisuales de todo el país para, entre otras cosas, anunciar el programa Progresar (el 22 de enero); presentar nuevos trenes de la línea San Martín (el 23 de abril); anunciar obras de saneamiento urbano y entregar premios de los juegos nacionales Evita, lanzar el programa Recuperar Inclusión, entre otros actos oficiales.

Cristina Kirchner refutó varias veces las críticas opositoras sobre el uso que le da a la cadena nacional. “Estamos dispuestos a bancar cadenas de estupideces, calumnias, refritos permanentes. Siempre dicen lo mismo [los opositores], están los 365 días del año en cadena”, dijo también por cadena nacional, en un acto en el que presentó el boceto de un nuevo billete conmemorativo a la “Memoria, verdad y justicia”, en homenaje a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

En otro discurso presidencial, menos virulento, dijo: “La cadena nacional de una Presidenta son legales [sic]. Es, en definitiva, la obligación que tiene todo gobernante de dar cuenta de los actos. Yo no utilizo la cadena nacional para contar ni mi vida, ni para pedir que me voten, ni para pedir que me quieran más. Cada vez que utilizo la cadena nacional es para contarles a los argentinos las cosas que les quieren ocultar para seguir desinformando y para seguir entristeciendo el espíritu de los argentinos”.

“La cadena nacional se ha tornado en una herramienta de publicidad oficial -retrucó Negri-. Obligar a la ciudadanía a escuchar a su Presidenta hablar sobre cuestiones que nada tienen que ver con actos de gobierno es propio de gobiernos de corte autoritario y populista.”

Algunas frases encadenadas

“La verdad, me siento un poco Napoleón” (1° de marzo de 2012)

“Debo ser la reencarnación de un arquitecto egipcio” (29 de agosto de 2012)

“En 2015 quiero ser jueza. No de la Corte. Apenas de primera instancia. Para que pueda tener una lapicera, un papel, una cautelar y firmar” (20 de junio de 2013)

“[La Argentina] es el país que más consume gaseosas en todo el mundo, duplicamos un poquito más las que consumíamos en 2003” (23 de febrero de 2015)

“Esta empresa multinacional acaba de invertir $ 60 millones para una nueva línea de producción para salchichas y jamón. Porque hay más argentinos que comen salchichas y jamón, señores” (28 de abril de 2015).

Fuente: La Nación, 10/05/15.

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.