Derecho y Economía

octubre 13, 2013 · Imprimir este artículo

Un aporte de los economistas a sus primos: los abogados
Por Juan Carlos de Pablo

Algunos economistas tienen vocación «imperialista», y buscan imponer el enfoque económico al análisis de toda la acción humana. Quizás exageren, pero también lo hacen quienes se van al otro extremo, y legislan a la espera de que los seres humanos modifiquen su comportamiento simplemente porque lo establece la ley. Todo esto dio lugar, hace algunas décadas, a la aparición de un campo de estudio denominado derecho y economía.

Al respecto conversé con el inglés Ronald Harry Coase (1910-2013), autodidacta que enseñó en Dundee, Liverpool y la Escuela de Economía de Londres, y luego de migrar a Estados Unidos, en Búfalo y Chicago. En 1991 le otorgaron el Premio Nobel en Economía. Como Aaron Director, falleció con 102 años cumplidos. Trabajó hasta el final: cuando tenía 101 años, junto con uno de sus alumnos, publicó un libro sobre China.

-Usted es principalmente conocido por un par de monografías. ¿Cuál fue su aporte?

-En la primera, publicada en 1937, me pregunte: ¿por qué algunas tareas se hacen dentro de las empresas y otras se compran hechas?, induciendo a reflexionar sobre la naturaleza de la empresa. En la segunda, que vio la luz en 1960, sugerí que cuando los costos de transacción son bajos, muchos conflictos que pueden generar las economías y deseconomías externas pueden ser solucionados por las partes, sin intervención estatal.

-Deme un ejemplo de esto.

-Al lado de un edificio de departamentos hay un terreno baldío. ¿Por qué la pared medianera tiene que estar totalmente cubierta?; ¿por qué los dueños de los departamentos no pueden acordar, con el propietario del terreno, que les permita abrir ventanas, contra, por ejemplo, el pago de los impuestos del terreno? La literatura económica contrapone las prohibiciones y las obligaciones, y la propuesta de Arthur Cecil Pigou, de cobrar impuestos y pagar subsidios, a mi sugerencia, que se conoce como el teorema de Coase.

-Aaron Director y Edward Hirsch Levi son considerados los fundadores de un campo de estudio denominado «derecho y economía».

-Ofrecían un seminario conjunto, en la Universidad de Chicago. Como siempre ocurre, no empezaron de cero. Entre los antecedentes cabe mencionar a Cesare Bonesana, marqués de Beccaria, y a Robert Lee Hale; entre los contemporáneos, a Guido Calabresi, Gary Becker y Richard Allen Posner. Contribuí editando durante 19 años el Journal of Law and Economics.

-¿Cuál es la esencia de «derecho y economía»?

-Ayudar a los diputados, senadores y jueces a entender los procesos decisorios sobre los cuales tienen que legislar y fallar, respectivamente. Esencialmente, tener en cuenta la importancia que los incentivos y desincentivos tienen en la decisión humana. Ejemplos: la población no va a hacer algo, o dejar de hacerlo, simplemente porque lo dice la ley; sólo hay que regular lo imprescindible, interpretando correctamente el funcionamiento de la materia que hay que regular; el reincidente tiene que sufrir mayor pena, etcétera. Además, como puntualiza Julio Hipólito Guillermo Olivera, hay que distinguir entre el derecho económico y análisis económico del derecho.

-Me interesa el caso de la reincidencia.

-Sobre la base de la experiencia de la provincia de Buenos Aires, Rafael Di Tella y Ernesto Schargrodsky mostraron que la tasa de reincidencia en la comisión de delitos es superior entre quienes cumplieron la condena en una prisión que entre quienes siguieron viviendo en sus casas, monitoreados con brazaletes. Ningún sistema es perfecto, pero bien harían las autoridades en tener esto en cuenta para tomar decisiones.

-Ya que lo mencionó; ¿qué piensa de la postura de no aumentar las penas a los reincidentes?

-En el fútbol el árbitro primero advierte, luego saca tarjeta amarilla y después la roja. ¿Está equivocado el fútbol en todo el mundo? Algo parecido ocurre en la relación padres-hijos, profesores-alumnos, etcétera. Los denominados garantistas deberían reflexionar al respecto. Así como les puntualizamos esto a los abogados, ellos pueden puntualizarnos algo a los economistas. Y ambos podríamos mejorar.

-Don Ronald, muchas gracias..

Fuente: La Nación, 13/10/13.

Juan Carlos de Pablo

Juan Carlos de Pablo

—————————–

Lectura recomendada:  Economía y Estadísticas

Ronald Harry Coase (29 de diciembre de 1910 – 2 de septiembre de 2013)1 fue un economista británico y profesor emérito en la Universidad de Chicago. Recibió el Premio Nobel de Economía en 1991 por el descubrimiento y aclaración del significado de los costes de transacción y derechos de propiedad para la estructura institucional y el funcionamiento de la economía.

Biografía

Ronald Harry Coase nació en Willensden, Reino Unido. Sus padres habían sido empleados de correos y quizá por eso siempre se interesó por el estudio de los servicios públicos británicos. Estudió en la London School of Economics donde se graduó en 1932 y empezó a trabajar como profesor en la Dundee School of Economics and Commerce (1932-1934), en la Universidad de Liverpool (1934 -1935) y en la London School of Economics (1935-1939 y 1946-1951). Emigró a Estados Unidos, trabajando en la Universidad de Buffalo, en el Center for Advanced Studys in the Behavioral Sciences, en la Universidad de Virginia y, desde 1964, en la Universidad de Chicago en la escuela de leyes. Fue editor de la revista «Law and Economics» de 1964 a 1982.

Obra

Ronald Coase es considerado el fundador del Análisis Económico del Derecho y de la nueva economía institucional. Es además miembro de la Escuela de Economía de Chicago. El artículo de 1960 The problem of Social Cost, ‘El problema del coste social’, es considerado el artículo más citado en la literatura económica de todos los tiempos y países, pero sus ideas centrales ya estaban explícitas en el artículo The Nature of the Firm, ‘La naturaleza de la empresa’ de 1937, en el que explica que cualquier sistema de asignación de precios tiene un coste y que es posible hacer un análisis económico de las reglas, las formas de organización y los métodos de pago. La visión de Coase sobre los costes de transacción en la teoría sobre la organización moderna fue reintroducida por Oliver E. Williamson.

También es a menudo considerado como el padre de una reforma de las licencias de reparto de licencias del espectro electromagnético para la radio, basado en su artículo The Federal Communications Commission (1959) que criticaba el mecanismo de concesión de licencias, proponiendo que los derechos de propiedad eran un método de asignar el espectro a los usuarios.

Otra de sus contribuciones importante es la ‘Conjetura de Coase’: un argumento informal sobre los monopolistas de productos perecederos. Indica que estos no tienen mayor poder de mercado porque son incapaces hacer creíbles sus compromisos de no bajar los precios en periodos futuros.

Fuente: Wikipedia.

Ronald Harry Coase

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.