El auto del futuro

diciembre 6, 2015 · Imprimir este artículo

El auto eléctrico que hará 400 kilómetros con 15 minutos de carga

Porsche lo fabricará en serie a partir de 2020. Acelera como un deportivo y su autónomía total será de 500 kilómetros. Las baterías también pueden cargarse en forma inalámbrica.

Porsche Mission E

Porsche Mission E

Una de las grandes atracciones del pasado Salón del Automóvil de Fráncfort, en septiembre pasado, fue el prototipo Mission E de Porsche. Este espectacular aparato sorprendió por distintos motivos. Primero, porque no eshabitual que la marca alemana exhiba un concept car; segundo, por su cautivante diseño; y tercero, por su prometedora y avanzada tecnología. El fabricante de Stuttgart vuelve a dar un golpe de escena, ya que acaba de confirmar que este vehículo será fabricado en serie a partir de 2020.

 

El centro industrial de Zuffenhausen, el más importante de Porsche, recibirá una inversión de 700 millones de dólares para ampliar distintos sectores de la planta. También se incrementará la capacidad del centro de desarrollo tecnológico. Con todo esto, la marca alemana estima crear mil nuevos puestos de trabajo.

 

Aunque no lo parezca, el Mission E es un vehículo de cuatro puertas, con un claro corte deportivo. En su diseño se aprecia una lograda evolución de los trazos y proporciones heredadas del modelo emblema de la marca, el mítico 911. Las puertas traseras se abren en sentido contrario a la marcha, lo que deja un amplio espacio para acceder a las plazas traseras. Imaginamos que con puertas convencionales ese ingreso sería bastante complicado ya que este prototipo mide apenas 1,3 metros de alto y cuenta con una marcada caída del techo desde la mitad del habitáculo. Para la carrocería se utilizó acero, aluminio y plástico reforzado con fibra de carbono. Las llantas, de espectacular diseño, también son de fibra de carbono.

El sistema de propulsión del Mission E es completamente eléctrico y cuenta con dos motores, uno ubicado en el sector delantero y otro en el trasero. En conjunto dan una potencia total de 600 caballos de fuerza. De este modo, puede honrar la historia deportiva de la marca y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos y necesita menos de 12 para alcanzar los 200 km/h desde partida detenida.

Pero más allá de estas escalofriantes prestaciones, lo más prometedor es la capacidad de su sistema eléctrico en materia de autonomía y velocidad de recarga. El paquete de baterías está dispuesto en el piso, entre ambos ejes, lo que baja el centro de gravedad y distribuye mejor el peso, lo que inevitablemente ayudaría a un gran desempeño dinámico. La autonomía, con carga completa, alcanza los 500 kilómetros. Recordemos que un vehículo eléctrico actual puede llegar hasta los 220 kilómetros en condiciones ideales. Pero hay más, gracias a un cargador especial de 800 V, al que la empresa lo denomina Porsche Turbo Charging, es posible completar el 80 % de la carga de las baterías en solo 15 minutos, lo suficiente como para recorrer 400 kilómetros. También se plantea la posibilidad de recarga sin cables, a través de un sistema de inducción magnética.

El interior cuenta con un diseño muy particular y futurista, aunque sin perder ciertos rasgos tradicionales de Porsche. El tablero de instrumentos respeta los cinco indicadores circulares que hoy tiene un 911, por ejemplo, pero en este caso lo hace sobre una gran pantalla de LED. Sobre la plancha de a bordo hay distintas funciones, como el climatizador o el navegador, que se proyectan holográficamente.

Entre los asientos delanteros, se ubica una tablet desde donde se manejan distintos sistemas del auto. Aedmás, se pueden realizar distintos tipos de diagnósticos a distancia y hasta generar una llave digital que habilite a una persona determinada usar el vehículo durante un tiempo y por zonas específicas. Otra de las tecnologías que augura el Mission E es el manejo de ciertas funciones con lenguaje gestual o simplemente con la mirada.

Si bien todavía faltan cinco años para ver la versión difinitiva de este modelo, los sistemas, las funciones, su diseño y el grupo motopropulsor que anticipa de verdad entusiasma. Más allá de que algunos fanáticos de la marca puedan oponerse a un auto completamente eléctrico, el Mission E, al fin y al cabo, es volver a las fuentes, ya qeu el primer vehículo fabricado por Ferdinand Porsche fue el Lohner-Porsche Semper Vivus, el primer híbrido de la historia que tenía dos motores eléctricos: uno en cada rueda delantera.

Fuente: clarin.com, 04/12/15.

 

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.