El costo de vivir en Buenos Aires

octubre 28, 2012 · Imprimir este artículo

Vivir en Buenos Aires se torna más caro para estudiantes del interior y extranjeros
Por Katherine Villavicencio

Las cuentas no le cerraron este año a Shirley Cabrera, una ecuatoriana que vino a cursar un máster de periodismo en la Universidad de San Andrés. «Saqué un crédito de 18.000 dólares [85.680 pesos] para costerar mis gastos de marzo a diciembre, pero no me alcanzó», dice. El alto costo del alquiler para extranjeros debido a la falta de garantía y el aumento mes tras mes en el precio de los víveres era algo que no preveía.
Parte de ese crédito va para la cuota de los $ 35.000 que le cuesta el máster. Y con los 50.680 restantes paga el alquiler, los gastos de transporte y alimentación de diez meses. Para ahorrar buscó una vivienda compartida con otros siete estudiantes de la Argentina y el exterior en el barrio Villa del Parque, donde paga $ 1300 por un cuarto.
Son sus gastos fijos porque la alimentación y el transporte varían constantemente. «Cocino porque no tengo presupuesto para pagar todos los días 30 pesos en el almuerzo y gasto unos 2000 pesos en las compras. Y cada vez estoy gastando más.» Como ejemplo, cuenta que cuando llegó pagaba $ 4,50 por un kilo de mandarina y hoy $ 7, y por uno de papa $ 4 y, ahora, $ 6, en promedio un 50% más caro.
Como ella, los estudiantes extranjeros y del interior del país que vienen a cursar sus estudios en Buenos Aires sienten el impacto de la inflación, especialmente en sus gastos de alquiler y alimentación.
Según una estimación de la Universidad de Palermo, donde hay 3223 extranjeros en carreras de grado y posgrado, los costos se incrementaron en el último año entre 10 y 12%. Un año atrás sus alumnos extranjeros gastaban, en promedio, US$ 1250 ($ 5900) al mes para vivir en Buenos Aires. Este año se requiere US$ 1400 ($ 6600). La medición, que se proporciona a quienes consultan antes de venir, está compuesta por un alquiler (en general compartido), el arancel universitario, la comida y el esparcimiento.
Pero para otros ese incremento puede ser mayor. Miguel Ortiz, un colombiano que vive hace cuatro años en la Argentina, dice que lo que más gasto representa es el alquiler. «En 2009 conseguías un monoambiente por $ 900 o 1200. Hoy van de $ 1600 a 2200, sin amoblar», cuenta. Si es amoblado y según la zona, el costo de un monoambiente para un extranjero va de los $ 2600 a los 3800 y entre los $ 4500 y los 7000, uno de dos o tres ambientes; hasta el año pasado uno de dos ambientes en Barrio Norte se podía encontrar en $ 3000. Un aumento que fluctúa entre el 30 y el 50 por ciento.
Hace un año, recuerda Ortiz, que tiene un sitio (www.viajaraargentinahoy.com.ar) donde informa a sus compatriotas del costo de vida en Buenos Aires, podía comer afuera o pedía delivery y gastaba unos 2300 pesos al mes. Hoy cocina y gasta unos $ 1200 en el supermercado.
El colombiano Miguel Ortiz reside hace cuatro años en la Argentina. Foto: Patricio Pidal / AFV
Marisa Medina Abbate, una paraguaya que estudia Comercio Internacional, dice que cuando llegó gastaba entre comida y transporte $ 30 por día, hoy necesita $ 50. Lo que más le afectó fue el aumento en el boleto de subte, con lo cual pasó a gastar de $ 2,20 a 5 por día.
El alquiler fue otro gasto que se encareció debido a las restricciones cambiarias. Ella y su hermano pagan US$ 1150 por un tres ambientes en Palermo. Al cambio oficial ($ 4,76) les costaría $ 5474, pero al precio del mercado negro el valor les sube $ 7130, un 30% más.
Carlos Eduardo Villaroel tiene 27 años y es de Tapalqué, en la provincia de Buenos Aires. Vive hace nueve años en Capital y estudia logística y transporte en la Facultad de la Marina Mercante. Recuerda que cuando llegó pagaba por un departamento de dos ambientes en Barrio Norte 500; hoy paga 2300 pesos, más los 450 pesos de las expensas, que se incrementaron el año pasado con la quita de subsidios y el aumento del ABL (antes le salían 150 pesos).
«Es complicado conseguir algo por la garantía. Estás obligado a pagar a una inmobiliaria.» Ahora, que debe cambiarse, calcula que necesitará 12.000 pesos: dos meses de depósito, el mes de adelanto más dos meses de comisión de la inmobiliaria. Para comer hace tres años le alcanzaba con 700 pesos por mes. Hoy como mínimo gasta 1500 pesos para comer en casa.
Julián Busso, un marplatense que vino a cursar un máster en la Universidad Torcuato Di Tella, menciona que otros gastos básicos, como la lavandería, en un año pasó de $ 14 a 22 la bolsa de ropa, un 57% más.
María Pagano, 28 años, santafecina, que estudia también en la Universidad Torcuato Di Tella, encuentra por lo menos un 20% más caro cada semana el supermercado. Pero le encuentra la vuelta para intentar ahorra. En lugar de colectivo, usa las bicicletas de la ciudad.
Fuente: La Nación, 28/10/12.

banner CEP 01 click aqui

Lectura recomendada:  Encuesta Actualidad política Ciudad de Buenos Aires

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.