Soldados liberianos patrullando las calles de Monrovia. AP

ZÚRICH (EFE Dow Jones) — Casi 3.000 personas han perdido la vida por la actual epidemia de ébola que asola África occidental y la situación sigue deteriorándose en ciertas zonas, según la Organización Mundial de la Salud.

La agencia de salud de Naciones Unidas señaló en un informe fechado el miércoles que 2.917 personas habían muerto probablemente por la enfermedad hasta el 21 de septiembre de 2014. En total, se han registrado 6.263 casos de personas contagiadas, sospechosas de haberse contagiado o casos probables.

La enfermedad, que provoca fiebres altas y hemorragias internas, se considera generalizada en tres de los países de la región: Guinea, Sierra Leona y Liberia, señaló la OMS. También se han identificado casos de contagio en Nigeria y Senegal.

La situación en Sierra Leona ha seguido deteriorándose debido al fuerte aumento de los casos en la capital, Freetown, dijo la agencia, que añadió que el descenso de los casos registrados en Kailahun y Kenema debe investigarse más “para confirmar si este descenso es genuino”.

La OMS también puso en duda la información de que no se han producido nuevos casos en la capital liberiana, Monrovia, donde se experimentó un aumento de la enfermedad en las últimas semanas. “Estos datos difieren de los informes creíbles obtenidos en Liberia, que hablan de un deterioro de la situación en el país y, en particular, en Monrovia”, señaló la OMS.

La situación en Guinea parece haberse estabilizado, aunque sigue siendo de “gran preocupación”, indicó la agencia.

Lectura recomendada:  Temor mundial por el ébola

La OMS utiliza datos oficiales compilados por los ministerios de Sanidad de los países afectados para realizar sus estadísticas.

Fuente: The Wall Street Journal, 25/09/14.

ebola peligro