El Indec niega la recesión

marzo 21, 2015 · Imprimir este artículo

El Indec niega la recesión: el PBI subió 0,5% en 2014

Por Francisco Jueguen.

Según las mediciones privadas, en cambio, el nivel de actividad cayó entre 2% y 2,5%; menos consumo e inversión.  

“La economía argentina sufrió una recesión durante 2014.” Ése fue el título que el Gobierno escatimó a los diarios de hoy. Como en 2009 -cuando las estadísticas oficiales borraron los malos resultados de la crisis financiera internacional-, los datos difundidos ayer por el Indec muestran que el nivel de actividad estuvo prácticamente estancado durante el año pasado, pero no cayó como señalan las mediciones privadas.

El Informe sobre el Avance del Nivel de Actividad elaborado por el instituto indicó que el producto bruto interno (PBI) en 2014 tuvo un leve crecimiento de 0,5 por ciento. Según economistas privados consultados por LA NACION, cayó entre 2% y 2,5% al finalizar el año pasado. Ayer, el PBI Congreso reflejó una baja de 2%.

K lapiz Indec

La admisión de lo que de todos modos es una mala performance económica servirá al Gobierno, principalmente, para el intento de comprimir las expectativas de aumentos salariales en tiempos de paritarias. El Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, estimó esta semana que espera que el ajuste de sueldos “estará más cerca de un 20% a un 25 por ciento” este año. Por otro lado, la decisión de esconder la recesión del año pasado avala el discurso que el Gobierno pretende instalar en la campaña electoral: que comenzó un incipiente incremento del consumo. La argumentación oficial ya era anticipada por los últimos datos positivos del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) y la construcción. Incluso algunas consultoras privadas advirtieron esta tendencia como consecuencia de la menor inflación.

En la semana, funcionarios de Economía dijeron que el alza de las importaciones en enero y febrero es la prueba de ese repunte de la actividad. Los economistas privados destacan, en cambio, que esa tendencia es un anticipo de las compras al exterior por el atraso cambiario.

“El mundo está sufriendo una situación muy complicada”, dijo ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof, que recordó que el fortalecimiento del dólar a nivel global afecta los precios de las commodities tanto para la Argentina como para sus principales socios comerciales.

“En la segunda mitad de 2014, gracias a distintas medidas instrumentadas por el Gobierno, vivimos un repunte que esperamos que se consolide en el crecimiento previsto para este año en el presupuesto [3%]”, cerró.

 

 

El Indec informó que durante el cuarto trimestre de 2014, el PBI creció 0,4% en comparación con el mismo período del año pasado. Siempre sobre la base de los datos del organismo estadístico, la inversión cayó 5,6% en el año como consecuencia de la fuerte retracción del 12,5% en los desembolsos en equipos durables de producción y un incremento de sólo 1% en la construcción.

Lectura recomendada:  Argentina: La inflación, un flagelo que ahoga la economía

Ariel Coremberg, coordinador del proyecto Arklems de la UBA y Harvard, estimó que en 2014 la caída del PBI fue de 2 por ciento. Según sus datos, las principales caídas por el lado de la inversión en la construcción se dieron “por el cepo y la incertidumbre”. El ex técnico de Cuentas Nacionales del Indec profundizó: “Existe además un efecto de wait and see en proyectos de inversión en reposición y mantenimiento en equipos, lo que claramente se refleja en desplome de importaciones de bienes de capital y partes y accesorios”.

“Hicieron más licuado de bananas, pero con menos bananas”, ilustró Fausto Spotorno. El economista de Orlando Ferreres y Asociados explicó así cómo con una caída de 15,6% de las importaciones se puede lograr un avance del PBI oficial. “Tal vez hubo un boom de sustitución de importaciones sin que la industria se enterara, porque, según el mismo Indec, esta cae desde hace varios meses”, ironizó el especialista.

El principal desplome del consumo -según los datos de Coremberg- se dio en bienes durables y automotores. En tanto, el dato oficial produjo cuestionamientos. “No sólo ocultan una recesión, sino que con una caída del salario de casi 4% anual sostienen que el consumo privado sólo cayó un 0,5% en el año”, cuestionó la economista Milagros Gismondi, de Empiria Consultores.

“Llama la atención lo poco que cayó el consumo cuando el salario real bajó más de 5% usando mediciones privadas de la inflación”, criticó Spotorno. “Si usáramos mediciones oficiales de la inflación, el salario real debería haber subido 10% y en ese caso debería llamar la atención la pésima performance del consumo”, agregó. De acuerdo con su medición, el PBI cayó 2,5% en 2014.

Según Coremberg, las exportaciones “fueron afectadas por la disminución del comercio internacional y la paralización en Brasil”. Para el Indec, las ventas al exterior de bienes y servicios reales cayeron 8,1%. El investigador agregó que por el lado de la oferta hay caídas en todos los rubros menos en el agro.

Las claves de un índice con poca credibilidad

El dato oficial

El PBI oficial es cuestionado desde la intervención en el Indec. Para 2014 informó un alza de 0,5%.

Estancamiento

Como en 2009, el Indec escondió una recesión, aunque admitió un estancamiento en la economía.

Números privados

Las consultoras económicas afirmaron que la caída del nivel de actividad en 2014 fue de entre 2 y 2,5%.

Paritarias y elecciones

El Gobierno afirma que hay un repunte económico en 2015. Busca contener los reclamos en las paritarias.

Cálculos que no cierran

Los economistas cuestionan el número final porque el Gobierno sí admite caídas de importaciones, inversión y consumo.

Fuente: La Nación, 21/03/15.

Más información: Los números del Indec

Deja-tu-comentario-abajo 01

.

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.