El nuevo periodismo digital

agosto 23, 2015 · Imprimir este artículo

Secretos del nuevo periodismo digital en la Era de la Abundancia

Visita de Rosental Calmon Alves. La web cambió la regla de escasez en que se movían los medios. En esta Era, millones producen contenidos.

Por Darío D’Atri.

Auditorio Clarín. Rosental Calmon Alves ante editores y periodistas del diario, discutiendo los nuevos formatos de medios digitales. (Diego Díaz)

Auditorio Clarín. Rosental Calmon Alves ante editores y periodistas del diario, discutiendo los nuevos formatos de medios digitales.

Rosental Calmon Alves recuerda sus tiempos como corresponsal en Buenos Aires del Jornal do Brasil desde la nostalgia gloriosa de sus cafés en el Florida Garden, escuchando lo que se hablaba en las mesas para enterarse qué pasaba en la política, qué susurraban los servicios secretos y buscar fuentes para sus reportes. Ahora, dice, Twitter es el Florida Garden, millones de voces susurrando y compartiendo información como nunca antes pudo ocurrir en ningún café.

Alves, profesor e investigador de la Universidad de Texas, en Austin, vino a Buenos Aires invitado por Clarín para discutir con sus periodistas y editores el estado de los medios, del periodismo en Internet, lanzar desafíos profundos sobre lo que aún hacen mal los medios en las plataformas móviles y discutir cómo acentuar los procesos de integración de redacciones tradicionales y digitales.

mundo digitalLa “Transformación Digital del Periódico en 24 Tweets” fue el título de la conferencia principal de Rosental Calmon Alves en el Auditorio de Clarín. Fueron dos horas de recorrer, en 24 frases de 140 caracteres el estado de las cosas en la industria de medios, y sobre todo las metas y desafíos para los periodistas que impone eso que definió como la Era de la Abundancia.

Para Alves, “el diluvio digital ya cambió el ecosistema mediático: de desierto basado en la escasez, se transformó en foresta húmeda basada en la abundancia”. Millones de personas que son con sus celulares, cámaras y aplicaciones web producen de historias, son narradores instantáneos de una realidad en la que se multiplican los medios, las plataformas y los nuevos desarrollos que reproducen exponencialmente la cantidad de datos que cuentan la realidad.

Entrevista completa

Por eso Alves dice que los viejos medios que no se transformaron son como cactus poderosos en el ecosistema anterior, pero que solo sobrevivirán si se transforman y adaptan profundamente para sobrevivir en un ecosistema digital definido por la hipercompetencia de jugadores nuevos, rápidos y que comprenden el ADN de millones de personas que sólo habitan ese universo digital, desde que se levantan hasta que se acuestan.

“Pasamos de medios de masa a masa de medios, dice Alves, y de un ecosistema media-céntrico a otro ecosistema yo-céntrico, con nueva lógica comunicacional”. En ese mundo de cientos de millones produciendo contenidos, Rosental dice que ningún medio o periodista puede darse el lujo de no entender “la ciencia que hay detrás de las redes sociales”, ni olvidarse que el nuevo medioambiente digital de la información está dominado por datos, datos y más datos: “De la investigación periodística al desarrollo de audiencias hay que invertir en la ciencia de los datos”.

Lectura recomendada:  Cómo conseguir más clientes con Twitter

Durante una semana, el experimentado periodista que supo fundar en 1994 el primer sitio de noticias de un diario tradicional en Brasil, en el Jornal do Brasil, discutió con editores de Clarin cómo hacer para mantener siempre en marcha un circulo virtuoso de innovación y transformación.

Para Alves entre todos los cambios que deben atender medios y periodistas, ocupan un lugar central el dominio ya imparable de los dispositivos móviles como plataformas preferidas para el consumo de noticias, el crecimiento constante de la producción, oferta y consumo de videos y la necesidad de desarrollar la audiencia, a través del manejo de datos, para entender los nuevos hábitos de consumo de información y apuntar adonde está la gente.

Desde la perspectiva de las empresas de medios, que libran una batalla dura contra nuevos jugadores puros del mundo digital que captan el grueso de la publicidad y los ingresos del universo Internet, Alves machaca con una idea poderosa: “si las empresas de tecnología se están volviendo empresas de medios, las empresas de medios tienen que transformarse en empresas de tecnología”. Sólo con algoritmos, software e innovación podrán responder a los fenomenales cambios en los hábitos de las audiencias digitales.

Por eso ejemplos como The Washington Post sirven para adherir a este mandato. Algo más de un año atrás, cuando Jeff Bezos, el fundador y dueño de Amazon, compró el diario que con sus investigaciones obligó a renunciar a Richard Nixon, la redacción tenía cinco desarrolladores entre cientos de periodistas. Ahora tiene 75. Analistas de datos, investigadores de audiencias, desarrolladores de programas para ayudar a determinar, antes de escribir una nota, si esa producción tendrá mayor o menor impacto en redes sociales, 10 o 1000 comentarios que multiplicarán viralmente el alcance del esfuerzo que los periodistas ponen en marcha en cada investigación.

Los diarios, y Alves lo repite, siguen siendo las principales fuentes de ingresos de empresas de medios con sites y aplicaciones móviles que llegan a públicos infinitamente más masivos que los que compran el impreso. Pero los diarios ya no son filosóficamente el sol, el centro, de universo mediático. “El Sol es digital”, dice Alves.

Fuente: Clarín, 20/08/15.

 

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.