El oro pierde brillo como refugio

junio 2, 2012 · Imprimir este artículo

El oro pierde brillo como refugio

Por Liam Pleven

 

Los inversionistas institucionales están reduciendo su exposición al metal tras un declive en los precios; Europa es un factor.

 

El estatus del oro como refugio empieza a mostrar grietas.

A menudo, los inversionistas se han apresurado a comprar el metal dorado durante períodos de intensificación de la crisis europea. Pero conforme evalúan el futuro de Grecia en la zona euro y crece la preocupación por los problemas del mercado de crédito de España, menos inversionistas buscan el preciado metal.

Los precios cerraron con una caída de 1,5% el jueves para ubicarse en US$1.564,2 la onza, lo que deja al oro con una ligera pérdida en lo que va del año.

El oro en lingotes no atravesaba territorio negativo a estas alturas del año desde 2008, cuando los inversionistas liquidaron activos y buscaron refugio.

Los inversionistas están apelando más a los Bonos del Tesoro de Estados Unidos y los bonos alemanes. «Están abandonando el oro como refugio», indicó James Steel, analista del metal en HSBC.

El problema del oro es que la demanda de bonos del Tesoro está elevando el valor del dólar estadounidense. Eso afecta al metal dorado, que tiene su precio en dicha moneda, al volverlo más costoso para los compradores que tienen otras divisas.

El cambio de tendencia deja de manifiesto el riesgo de mayores pérdidas que podrían enfrentar los inversionistas que buscan refugio en el metal precioso en medio de la agitación. Por ejemplo, cuando el euro cayó el 23 de mayo, el oro perdió 1,8%.

Algunos inversionistas temen que el riesgo de un dólar al alza pueda persistir en los próximos meses. Atherton Lane Advisers LLC, en California, que administra alrededor de US$2.300 millones de clientes acaudalados, redujo en abril la ponderación del oro en el portafolio promedio de sus clientes de 10% a 5%, porque preveía que el dólar se fortalecería a corto plazo, afirmó Perry Olson, director gerente de la firma.

Olson agregó que la empresa aún considera el oro como una buena inversión a largo plazo, pero señaló que el tiempo que se mantenga en el rango reducido de sus portafolios «dependerá de las noticias que vengan de Europa en los próximos 60 a 90 días». Olson anotó que prevé que el euro baje «mucho más».

Inversionistas de SPDR Gold Shares y iShares Gold Trust, dos fondos que cotizan en bolsa que tienen lingotes de oro físicos, también han dado un paso atrás. Hasta la semana pasada, los dos fondos habían reducido la cantidad de toneladas de oro en su poder.

Al 15 de mayo, fondos de cobertura, fondos de pensiones y otros administradores de dinero también habían reducido sus apuestas a que el precio del oro aumentaría en el mercado de futuros al nivel más bajo desde el 20 de enero de 2009, según datos semanales divulgados por la Comisión de Mercado de Futuros de Bienes Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés) de EE.UU. La semana pasada, las apuestas optimistas aumentaron levemente, pero se mantienen cerca de su punto más bajo para este año.

El declive de los precios del oro representa un pronunciado cambio de rumbo frente al primer trimestre, cuando el metal había subido 14%. Al cierre del jueves, los precios del oro virtualmente no habrían sufrido cambios desde el 29 de abril de 2011, cuando costaba US$1.566 por onza).

«Se ha estado comportando más como activo de riesgo que como refugio», afirmó Joe Foster, gestor de portafolio de International Investors Gold Fund, de Van Eck Global. Este fondo puede invertir tanto en acciones de mineras de oro como en lingotes del metal, aunque Foster señaló que actualmente no tiene lingotes físicos.

Una variedad de factores además del ascenso del dólar están contribuyendo a la caída del precio del metal. La rupia india se está debilitando, lo que encarece el oro para los compradores indios, que históricamente son los consumidores más ávidos del metal dorado en todo el mundo.

Conforme el oro se vuelve más costoso en rupias, eso también aumenta el incentivo para que los indios que poseen el metal lo vendan para recaudar efectivo, indicó Steel.

En el primer trimestre, la demanda global de oro cayó 5% interanual, según un informe del Consejo Mundial del Oro, un grupo comercial de mineros.

De todos modos, hay señales de que el valor del oro como refugio se mantiene de alguna forma. Los bancos centrales han seguido ampliado sus reservas del metal este año, extendiendo una tendencia que los ha convertido de vendedores netos en compradores netos de oro en los últimos años. «Es una forma de preservar capital», afirmó Juan Carlos Ártigas, director global de investigación de inversión del Consejo del Oro.

La amenaza de un crecimiento económico más débil (subrayado por los problemas de Europa) también ha llevado a que algunos inversionistas concluyan que los gobiernos necesitan estimular adicionalmente sus economías, lo cual, creen, daría un impulso al oro.
Fuente: The Wall Street Journal, 31/05/12.

Lectura recomendada:  Inversores nerviosos se refugian en el oro

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.