El rostro de los billetes no tiene importancia

agosto 5, 2012 · Imprimir este artículo

El rostro de los billetes no tiene importancia

Por Juan Carlos de Pablo

 

La decisión presidencial de que en el anverso de los billetes de cien pesos aparezca la cara de Eva Duarte de Perón, y no la de Julio Argentino Roca, entusiasma a algunos argentinos y ofende a otros, pero por razones históricas. ¿Qué importancia tiene, desde el punto de vista monetario, qué personas u objetos ilustran los billetes emitidos por un Banco Central de la República Argentina?

Para saber más sobre esto entrevisté al inglés Richard A. Radford (1919-2006), quien vivió cuatro años en campos de prisioneros de guerra. Dramática experiencia por la que también pasaron el húngaro Janos Arvay, los alemanes Herbert Hermann Giersch y Hans F. Sennholz y el suizo Philip Glaessner.

-¿Qué lo llevó a escribir La economía en los campos de prisioneros de guerra, que publicó en 1945?

-Mostrar la vigencia de los principios económicos, aún en circunstancias extremas. En el campo había poca producción, pero mucho intercambio, crédito, relaciones empleador-empleado, etcétera, y también explicar la forma en la cual los cigarrillos eran utilizados como dinero. Sin adherir a una versión extrema de la teoría cuantitativa del dinero, apunto que cada vez que la Cruz Roja aparecería distribuyendo cigarrillos (el equivalente de la emisión) los precios subían, y a medida que pasaba el tiempo los precios bajaban, porque algunos cigarrillos desaparecían, consumidos por los prisioneros que fumaban.

-¿Qué objetos son usados como dinero, cuando ninguna autoridad los impone?

-Aquellos que son fungibles (es decir, aquellos en los que una unidad es exactamente igual a las demás), no perecederos (como, por ejemplo, los pescados frescos) y fáciles de atesorar y transportar (a diferencia de la arena). A lo largo de la historia dichos objetos fueron cambiando. El billete impreso, que en algún momento constituyó una revolución, en el futuro muy probablemente desaparecerá, siendo reemplazado por el dinero escritural o electrónico. Desaparecerá el billete, pero no el dinero; no volveremos al trueque.

-¿Qué ilustraciones deberían aparecer en los billetes y cuáles no?

-La mayoría de los países muestra en sus billetes a próceres y a ex presidentes. Algunos exhiben a los actuales presidentes. Junto a lo cual, por atípicos, cabe citar que en los billetes de 50 chelines austríacos aparecía Sigmund Freud, en el billete de 20 libras esterlinas se imprimió la imagen de Adam Smith, y en el de 10 rand sudafricanos ¡un rinoceronte!

Lectura recomendada:  Los jueces y el impuesto a las ganancias

-¿Cabe pensar que la demanda de determinada denominación monetaria dependa de la ilustración elegida?

-De ninguna manera. Es más, cuando uno viaja a países cuyo idioma no conoce, al momento de cambiar moneda sólo le presta atención a la denominación de la que recibe (por ejemplo, 1.000 yenes), no a las ilustraciones que aparecen en los billetes, las cuales sólo buscan complicarles la vida a los falsificadores, y desde este punto de vista no importa a quién pertenece el rostro elegido.

-¿Qué le parece la iniciativa de reemplazar los billetes de $ 100 en cuyo anverso aparece Roca, por otros donde aparece Eva Perón?

-Sorprendente, por más de una razón. Por una parte, porque el deseo presidencial no pasa por esperar que el uso, o el paso del tiempo, desgaste los actuales billetes de $ 100, para reemplazarlos por otros, sino que pretende que el reemplazo se haga lo más rápidamente posible. Lo cual obligará a ajustar la emisión conmemorativa, efectuada a propósito del 60° aniversario del fallecimiento de Eva Perón (antes se hacían emisiones conmemorativas de estampillas) o, peor aún, a modificar los cajeros automáticos, para adecuarlos a la emisión realizada.

-¿Usted qué propondría?

-La iniciativa presidencial también sorprende a la luz de la negativa gubernamental a emitir billetes de mayor denominación, lo cual exige cada vez mayor esfuerzo de impresión, para satisfacer determinado aumento porcentual de la oferta de dinero; y encima existen sospechas referidas a una fábrica privada de billetes (a propósito de este tema: no faltan legisladores que, una vez más, sugieren solucionar el problema estatizando la empresa). La propuesta sensata consiste en utilizar a Eva Perón para ilustrar los billetes de $ 200 o $ 500.

-Don Richard, muchas gracias.
Fuente: La Nación, 05/08/12.

 

Artículo relacionado:

https://www.economiapersonal.com.ar/2011/05/17/zimbabue-los-billetes-de-100-billones-que-valen-us5/

 

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.