BRUSELAS — Un reporte encargado por la agencia que vigila las normas de privacidad en Bélgica concluyó que las políticas y términos de uso de Facebook Inc. dan a los usuarios un falso sentido de control sobre la privacidad de sus datos, y que la red social estadounidense está violando las leyes europeas en ese frente.

Encargado por la Autoridad Belga para la Protección de Datos y publicado el lunes, el reporte de académicos de la Universidad Católica de Lovaina y la Universidad Libre de Bruselas será usado por las autoridades belgas de privacidad en una investigación que lanzó el mes pasado sobre Facebook

Sin embargo, el informe no pretende expresar el punto de vista de la comisión, la cual no tiene poder de sancionar. Si cree que hay un caso para seguir, enviará el expediente a la fiscalía belga, que decidirá si seguir adelante con el caso o no.

facebook-02Un portavoz de Facebook dijo que la compañía recientemente había actualizados sus términos y políticas para hacerlas más claras y concisas, para reflejar nueva funciones en productos y para resaltar la forma en la que la red social estaba expandiendo el control de los usuarios sobre la publicidad.

El vocero anotó que Facebook estaba seguro de que las actualizaciones cumplían con las leyes pertinentes.

“Como una empresa con sede internacional en Dublín, regularmente revisamos actualizaciones de productos y políticas, incluyendo esta, con nuestro regulador, el Comisionado Irlandés para la Protección de Datos, quien supervisa nuestro cumplimiento con las directivas de protección de datos de la Unión Europea y su implementación bajo la ley irlandesa”.

Varios países europeos adelantan conversaciones con Facebook sobre preocupaciones de que las preferencias de privacidad y términos de servicio de la red no cumplen con los estándares de protección de datos europeos, dijo una persona al tanto del asunto.

Funcionarios europeos dicen que esperan completar para fines de año la legislación sobre nuevas reglas de protección de datos en toda la UE. Se espera que las normas se concentren en estrictas medidas de protección de datos para los consumidores europeos, un creciente motivo de fricción entre Europa y los gigantes tecnológicos estadounidenses.

El reporte del lunes desglosa las preferencias de privacidad y los términos y condiciones de uso de Facebook, que entraron en efecto el 31 de enero, pero que habían sido anunciados antes.

“La Política de Datos es una ampliación de prácticas existentes. Esto de todas formas genera preocupación porque las capacidades de procesamiento de datos de Facebook ha aumentado tanto horizontal como verticalmente”, dijo el reporte. “Las dos están apalancadas para crear una vasta red de publicidad que usa datos externos e internos de Facebook para apuntar tanto a los usuarios como los no usuarios de la red social”.

Lectura recomendada:  WhatsApp y Facebook en problemas por mal uso de información

El mes pasado, la comisión envió una serie de preguntas sobre las nuevas políticas de la compañía y recibió las respuesta el lunes, dijo una vocera de la comisión. Pero las respuestas eran altamente técnicas y la comisión exigirá clarificación adicional, añadió la vocera.

Las principales preocupaciones de la comisión fueron sobre adiciones de software a los navegadores, llamados plug-ins, la publicidad y el intercambio de fotos a través de WhatsApp e Instagram, empresas de las que Facebook es ahora propietario, dijo la vocera.

El reporte señala que Facebook pone mucha presión sobre los usuarios para que naveguen una compleja red de preferencias, incluyendo para privacidad, aplicaciones, publicidad y seguidores. Por ejemplo, las preferencias por defecto de Facebook relacionadas a perfiles de comportamiento o avisos sociales son particularmente problemáticas, señaló. La red no proporciona opciones para no recibir historias patrocinadas o para negarse a dar datos sobre ubicación, aseguró.

También indica que la habilidad de Facebook de rastrear la actividad de los usuarios fuera de su sitio ha aumentado exponencialmente con el tiempo, principalmente con la ampliación de los plug-ins sociales (los botones de ‘me gusta’) y a través de nuevas formas de rastreo móvil. El reporte dice que Facebook ahora recauda información a través de estos plug-ins sin importar si los botones se usan.

El documento dice que la adquisición de Instagram y WhatsApp ha permitido a Facebook recaudar más tipos de datos de usuario, lo que le permite realizar perfiles más detallados. El informe también dijo que no es posible añadir información en Facebook que no pueda más tarde utilizarse para personalizar anuncios.

“Cualquier ‘me gusta’ se convierte en el gatillo para representar un usuario en una “historia patrocinada” o publicidad social. De la segunda se puede tomar la opción de salir, pero la única forma dejar de salir en historias patrocinadas es dejar de darle ‘me gusta’ a cualquier contenido. Los usuarios pierden aún más poder porque no saben cómo exactamente son usados sus datos para propósitos de publicidad”, dijo el reporte.

El informe asegura que los términos de Facebook no reconocen de forma apropiada los derechos de los usuarios. “Por ejemplo, borrar un perfil es un ejercicio de ‘todo o nada’ y solo relacionado a cosas que ha publicado, como sus fotos y actualización de estado”. Aunque los usuarios tienen algunas opciones para controlar la visibilidad de su información dentro de sus redes, no pueden evitar que Facebook use adicionalmente esta información para sus propósitos, añade el reporte.

También señala que las preferencias de privacidad de Facebook eran menos claras en relación a la recaudación y el uso de datos por parte de la propia empresa o por terceros como diseñadores de aplicaciones.

Esto les da a los usuarios un falso sentido de control, concluyó el reporte.

—Amir Mizroch en Londres contribuyó a este artículo.

Fuente: The Wall Street Journal, 24/02/15.