Farmacias en el mundo: España, Italia y Marruecos

octubre 1, 2021 · Imprimir este artículo

Jasmine Ismael: “El día a día en la farmacia ha cambiado muchísimo por todo lo que estamos pasando con esta pandemia”

16/03/2021 Farmacéuticos en el mundo – Entrevistamos a Jasmine Ismael, farmacéutica comunitaria marroquí que trabajó en una oficina de farmacia italiana durante tres años. Hablamos sobre su experiencia profesional en Italia y las diferencias entre la farmacia marroquí, la italiana y la española.

Jasmine Ismael

¿Cómo es para ti el día a día en la farmacia española?

En este último año, la verdad es que el día a día en la farmacia ha cambiado muchísimo por todo lo que estamos pasando con esta pandemia. Llevar la mascarilla y todas las medidas de cuidado para proteger a los clientes y también protegernos a nosotros mismos como trabajadores han hecho que se note bastante una distancia entre las personas.

Pero yo, personalmente, he tenido mucha suerte porque mis jefes y las compañeras que tengo son muy adorables, y también porque, aunque hay distanciamiento físico, el carácter de la gente de aquí hace que estas limitaciones sean menos duras.

Mis jornadas se pasan muy rápidas gracias al ambiente tan positivo creado en la farmacia.

Además, estamos cada día en continua actualización de la información que el colegio de farmacéuticos nos proporciona. Al principio de la pandemia, nunca olvidaré la gran cantidad de e-mails que me llegaban para decirnos cómo teníamos que actuar en nuestra rutina laboral a nivel de precauciones y a nivel de las nuevas normas/indicaciones para la gestión de las recetas, ya que, por la pandemia, este año han habido bastantes cambios.

Háblanos de tu trabajo en la farmacia. ¿Qué tareas desarrollas?

Atención farmacéutica, toma de tensión, control de azúcar, dispensación de medicamentos, preparación de sistemas de dosificación personalizada, control de caducidades, puesta de pendientes y pedidos diarios.

¿Cuál es vuestro perfil de cliente?

Son clientes trabajadores, humildes, y de muchas etnias diferentes.

¿Has trabajado como farmacéutico en otros países?

Sí. Trabajé en Italia tres años: desde que me licencié como farmacéutica hasta que me trasladé a Barcelona. Y también he hecho un mes de prácticas voluntarias en Marruecos en el verano del 2014, cuando todavía no había terminado mis estudios en farmacia.

Estamos cada día en continua actualización de la información que el colegio de farmacéuticos nos proporciona

¿Qué diferencias has observado entre la farmacia marroquí y la española?

En Marruecos, cada farmacia debe tener como responsable un titulado en farmacia, que casi siempre coincide con el mismo titular de la farmacia. Sin embargo, los dependientes son personas que aprenden lo que pueden dispensar, no necesariamente estando titulados en farmacia.

Y, por lo poco que podía ver cuando estuve de prácticas en Marruecos, la Seguridad Social funciona de una forma muy diferente a lo que he podido ver tanto en Italia como en España. El paciente paga la totalidad del precio de los medicamentos directamente en la farmacia. Posteriormente (no tiene por qué ser en el mismo día), rellena un formulario que debe estar sellado y firmado por su médico y por la farmacia. Luego, lo debe entregar junto con la receta  y los cupones en la CNSS (un organismo similar a la Seguridad Social española) para que el Estado le abone el importe correspondiente.

También hay que destacar que, en Marruecos, la gente, antes de acudir al médico, acude primero a la farmacia.

¿Y entre la farmacia italiana y la española?

En Italia, había una parte de medicamentos hospitalarios que se podían tramitar en la farmacia territorial utilizando un canal diferente para encargarlos. Esta práctica se llama DPC “Distribuzione Per Conto”. Esto permite a los pacientes recoger su medicación cerca de su casa sin tener que ir al hospital.

Otra diferencia es que, cuando yo trabajaba en Italia, los cupones que están puestos en los medicamentos eran pegatinas generadas directamente por “Istituto Poligrafico e Zecca dello Stato” (organismo similar a la fábrica de la moneda y timbre). Es decir, en Italia ya se hacía un control sobre los medicamentos tan efectivo como el que se está introduciendo en España con el QR y que, poco a poco, estará en toda Europa.

También hay que destacar que, en Italia, los jubilados siempre pagan una aportación que varía dependiendo de la renta y, si prefieren un medicamento original a uno genérico, deben pagar la diferencia, ya que el estado cubre el precio únicamente de los medicamentos genéricos. Aquí, en Barcelona, los jubilados pagan un tope mensual, independientemente de la cantidad o la marca del medicamento.

Lectura recomendada:  El rol clave de las Farmacias durante la pandemia en España

He notado también, pero creo que se debe a que en Italia yo trabajaba en farmacia en una ciudad muy pequeña, que, para cualquier duda, el contacto con los médicos era directo. En el sello/firma del médico, siempre contiene el número de teléfono para poder contactar con él en caso de necesidad.

¿El modelo farmacéutico es muy diferente?

 El modelo farmacéutico no es muy diferente entre España e Italia, es prácticamente igual.

En Marruecos, la gente, antes de acudir al médico, acude primero a la farmacia.

Háblanos de los servicios farmacéuticos. En la farmacia en la que trabajas, ¿qué papel juegan los servicios farmacéuticos?

Creo que, actualmente, los servicios farmacéuticos juegan un papel importante, ya que es más fácil para el paciente venir a la farmacia que ir al médico por miedo al COVID o porque las mismas enfermeras y médicos los derivan a la farmacia para continuar con los controles principales como, por ejemplo, toma de tensión y control de azúcar.

También hay que destacar que, en este momento, estamos en plena campaña de detección precoz de cáncer de colon, y la verdad es que hemos notado que ha habido mucha gente que ha aprovechado este servicio importante.

¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia italiana?

No. Prácticamente son idénticos ya que, en general, todos los servicios permitidos en la farmacia por ley en Italia y en España son prácticamente los mismos. Obviamente, cada farmacia decide ofrecer unos u otros.

Los servicios farmacéuticos juegan un papel importante, ya que es más fácil para el paciente venir a la farmacia que ir al médico.

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a Italia?

El servicio de dosificación personalizada (SPD), sé que estaba empezando a estar en algunas farmacias de ciudades grandes, pero no donde yo vivía y trabajaba, y lo veo muy interesante,  ya que había muchos pacientes polimedicados y mayores. Este servicio es muy útil para no equivocarse a la hora de tomar los medicamentos.

¿Y qué servicio de farmacia de Italia aplicarías en España?

En Italia, por ejemplo, hay farmacias que, como servicio, hacen electrocardiogramas. Esto podría ser un buen servicio que aplicaría también aquí en España y que podría agilizar los tiempos de espera para mucha gente. Obviamente, el estudio y el diagnóstico quedan en responsabilidad del médico del paciente.

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española?

Mi marido, que es ingeniero, por su trabajo, pasaba mucho tiempo aquí en España y decidimos juntos hacer esta experiencia.

Háblanos de tu trabajo actual; ¿cuántos años hace que te dedicas a la farmacia?

En total llevo 5 años, desde que terminé mis estudios. Durante estos años, he crecido mucho tanto a nivel personal como a nivel profesional, ya que he podido vivir muchas situaciones diferentes. También, gracias a que he logrado construir siempre un ambiente de confianza y de sinceridad tanto con mis compañeros como con los clientes, y eso me ha aportado muchas vivencias y experiencias importantes.

¿Por qué decidiste dedicarte a la farmacia?

Aunque, en principio, creía que no era mi vocación, en realidad es algo que nació en mí hace muchísimo tiempo. Ya desde cuando era pequeña, con mi hermana jugábamos con las cajitas vacías de los medicamentos de mis padres y yo hacía de farmacéutica.

La verdad es que siempre me ha gustado el contacto con la gente y sentir que puedo ser de ayuda y útil para los demás.

Otro factor que ha influido en esta elección es el hecho de que mi padre es médico y mi madre enfermera, y desde pequeña siempre les he tenido como ejemplo a seguir tanto a nivel personal como profesional.

Fuente: ratiopharm.es, 2121.

Más información:

Retail100 Farmacias 2021

Día Mundial del Farmaceutico 25/09/21

El rol de las Farmacias en la vacunación contra la Covid 19

El rol clave de las Farmacias durante la pandemia en España

.

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.