La AFIP y el Estado policíaco

octubre 4, 2014 · Imprimir este artículo

La AFIP busca saber quiénes compraron dólares en la Bolsa

Por Gustavo Bazzan.

Ayer sus inspectores se presentaron en las principales sociedades de Bolsa y pidieron los listados de los clientes que realizaron operaciones. Hubo incertidumbre en el mercado por el mayor control.

Echegaray tiene tarea. El titular de la AFIP, en una presentación reciente sobre la recaudación, deberá ahora cruzar información del mercado/ARCHIVO CLARIN

Echegaray tiene tarea. El titular de la AFIP, en una presentación reciente sobre la recaudación,
deberá ahora cruzar información del mercado/ARCHIVO CLARIN

Desde que la presidenta Cristina Kirchner exaltó públicamente el tema el martes pasado, las operaciones de “dólar bolsa y dólar contado con liqui” se convirtieron en la nueva obsesión policíaco-cambiaria del Gobierno. Las pruebas: ayer los inspectores de la AFIP estuvieron pidiendo información en varias de las principales sociedad de Bolsa del mercado. Concretamente, se llevaron listados de los clientes que habían operado “contado con liqui” para sacar dólares del país. Analizarán la documentación para, eventualmente, penalizar al cliente o a la firma bursátil si no cumplió con los requisitos exigibles para este tipo de operatoria. También hicieron lo mismo con las operaciones de ‘dólar bolsa’.

basta de impuestos 01Según pudo saber Clarín los inspectores recopilaron documentación de Allaria Ledesma, Facimex Valores, Macro Securities, TPCG Valores, Puente Hermanos, Global Equity, INTL Cibsa y Galicia Valores. Son las sociedades de Bolsa más grandes del mercado.

Los agentes de la AFIP se llevaron copias de los libros donde las financieras registran cada operación que concretan. La entidad que dirige Ricardo Echegaray busca rastrear al identidad de cada empresa que compró divisas en los últimos tres meses y constatar si las mismas tienen fondos declarados que justifiquen los volúmenes de dinero invertidos en operaciones de “contado con liqui”.

La razzia había comenzado el miércoles, con las inspecciones que se realizaron en los archivos de Mariva Bursátil y Balanz Capital, que concluyeron con la suspensión de la primera.

En verdad, el barullo viene de la semana pasada, cuando los importadores hicieron sonar las alarmas, denunciando que el Banco Central sugería que si querían dólares pasaran por ese mercado paralelo pero legal, en lugar de pedir divisas de las reservas. Todo el mundo se volcó a esos mercados y esto llevó a una fuerte suba de las cotizaciones de los dólares alternativos (ya que no ilegales). Se recuerda: son operaciones totalmente lícitas, que se utilizan para comprar o vender dólares al precio que fija el mercado.

En los hechos, el contado con liqui y el dólar Bolsa se convirtieron en un versión paralela del Mercado Unico y Libre de Cambios, que es por donde circulan las divisas del comercio exterior. El “MULC blue” movió este año, según cifras difundidas públicamente por Cristina, cerca de 37.000 mil millones de dólares.

Es una autopista por la que entran y sacan dólares la mayoría de las compañías. Hay que recordar que son divisas que no afectan el stock de reservas del Banco Central. Se trata de negocios que se articulan con dólares que ya están en manos del sector privado.

Ayer, por presión oficial y por la presencia de los inspectores de la AFIP, el mercado se restringió. Algunas entidades se abstenían de realizar operaciones que implicarán tanto tomar divisas del exterior (dólar cable) como girar bonos al exterior (contado con liqui).

Lectura recomendada:  Argentina: El abusivo Impuesto a las Ganancias

El mercado sigue con atención los nuevos nombramientos en el Banco Central. Particularmente el del flamante director Pedro Biscay, quien públicamente se manifestó contra la convalidación del “contado con liqui”, por considerar que es una operatoria que burla la normativa cambiaria.

(ver aparte).

Lo concreto es que todo indica que Kicillof quiere a todos los organismos con competencia en el mercado financiero y en el control del dinero en general (Banco Central, Comisión Nacional de Valores, AFIP, UIF y hasta la Procelac) coordinando esfuerzos para al menos depurar la plaza cambiaria y apartar a quienes no tengan el dinero absolutamente limpio. Tarea difícil, si se tiene en cuenta que el 40 por ciento de la economía está en negro y las restricciones al acceso al dólar empuja a muchos actores económicos a buscar vías alternativas para hacerse de moneda dura. Ya sea para mantener en pie una actividad económica como para defender el valor del ahorro.

Colaboró: Marcela Pagano

Fuente: Clarín, 04/10/14.
————————————–

Conozca más sobre el gran recaudador:

El libro que desnuda la corrupción de Ricardo Echegaray

Lavado de Dinero y Corrupción política en Argentina

El Titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, compró u$s 45.000 a valor oficial

————————————–

Estado policial

Un Estado policial es un Estado donde el gobierno mantiene un estricto control sobre la sociedad, particularmente a través de la supresión de las libertades civiles y a menudo mediante una fuerza de policía secreta y un gran despliegue e inversión en mecanismos de vigilancia. Esto implica que el control por el gobierno contradice la voluntad de los individuos que están siendo controlados. Así, un Estado policial es inherentemente antidemocrático. Es similar a la ley marcial.

Literatura

En la literatura, el mejor ejemplo de Estado policial es el que se plantea en la novela de George Orwell 1984, que describe un régimen totalitario que utiliza la excusa de guerra constante para permitir que la policía y las cámaras de seguridad controlen a toda la población.

Otro ejemplo de estado policial es el presentado en la novela gráfica V for Vendetta, escrita por Alan Moore, claramente influida por la obra de Orwell. Allí se presenta un gobierno británico que controla a la población mediante una estricta vigilancia utilizando prácticamente los mismos métodos que en 1984. En V for Vendetta se tratan elementos fundamentales como la constitución de la autoridad, la eliminación de las oposiciones y diferencias y la manipulación mediática.

Consideraciones

Similar a la perspectiva de Orwell, los libertarios asumen que un Estado policial es consecuencia natural del control que todo Estado, ya sea liberal, nacional o socialista, ejerce sobre la población ubicada en el territorio sobre el que tiene jurisdicción, y que la diferencia radica sólo en el grado de invasión a las libertades, donde además esto es difícil de definir, puesto que todos los Estados vigilan secretamente a toda su población -o públicamente pero bajo el convencimiento y aprobación civil de que están siendo protegidos por su propio bien- en la medida de sus recursos o de los intereses que protegen. Y precisamente debido al hecho de que es secreto o maquillado, no se conocen completamente la magnitud del hecho ni las intenciones reales detrás de todo el aparato de vigilancia.

Funete: Wikipedia, 2014.

estado policial 01

banner CEP 01 click aqui

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.