La Sociedad hiperconectada

diciembre 23, 2012 · Imprimir este artículo

Vienen años tan creativos como conflictivos
Por Jorge Castro

Hay en el mundo una nueva revolución tecnológica que acelera la velocidad del proceso histórico. Al hacerlo, acentúa la proliferación de conflictos y multiplica en forma incesante la aparición de lo nuevo.

Global Trends 2012-2030, elaborado por el National Intelligence Council / NIC de EE.UU., sostiene que hay un crecimiento exponencial de la acumulación y el procesamiento de la información, combinado con un aumento sin precedentes de las capacidades técnicas e individuales para analizarlas y procesarlas.

Este salto cualitativo de innovación se manifiesta en los siguientes datos: los costos de las memorias de computación caerían 95% en los próximos 20 años, con una reducción a una centésima parte de los actuales valores de almacenamiento, en tanto la eficiencia de las redes de transmisión y procesamiento se multiplica por un factor de 200.

El resultado es que la sociedad mundial se transforma en un sistema hiperconectado y superintensivo en tiempo real, que abarcaría a 80% de la población del planeta en 2030, lo que virtualmente asegura la intensificación de la producción en todas las actividades y regiones.

Los desarrollos tecnológicos que prevé Global Trends adquieren en algún momento de los próximos 20 años un carácter hondamente disruptivo del proceso de acumulación, que lo coloca a partir de entonces en un nuevo escalón histórico-estructural, que amplía cualitativamente el campo de lo posible.

El primero de esos desarrollos, que en realidad comenzó hace 5 años, es la aparición de la plataforma global de computación (la “nube” o “cloud computing”) , que ha dejado atrás a Internet, y que ha colocado una capacidad exponencialmente ampliada de procesamiento de la información, con costos que se orientan a cero, en manos de 80% de la población del mundo.

Al mismo tiempo, se multiplican los equipos interconectados y móviles de telecomunicaciones (smartphones), que ya abarcan a 70% de la población del planeta, y que en las próximas dos décadas crecerían 10 / 15 puntos más.

También el NIC identifica el significado del auge del tráfico global de información móvil y ejemplifica lo que puede ocurrir al señalar que en 2010 fue tres veces el tamaño de todo el sistema de Internet del año 2000.

Agrega que en 2015 la población combinada de Africa subsahariana, Sur y Sudeste de Asia y Medio Oriente tendrá más acceso a las redes de telefonía móvil que a la electricidad que dispone para sus hogares.

Pero no son estos cambios tecnológicos la principal causa de la ola de innovación que se avizora, sino que ésta surgiría del crecimiento e intensificación del mismo sistema.

Significa que la productividad de las redes de la “nube” se incrementa exponencialmente con la ampliación de su tamaño.

Un producto directo del desarrollo y consolidación de la “cloud computing” es la nueva revolución industrial, que implica la digitalización e integración completa de la actividad manufacturera en el mundo. Se debe a que la diferencia cualitativa entre la “nube” y su antecesora Internet es que los costos de la primera caen con una velocidad 3 y 4 veces superior a los de la segunda, y en consecuencia atraen inversiones de una magnitud equiparable, sólo que en sentido inverso, a la celeridad de su caída.

De ahí el paradójico boom bursátil de EE.UU., cuyos valores récord en los últimos 4 años son la respuesta a la nueva revolución tecnológica de la aparición de la “nube”, y no al virtual estancamiento de su economía.

La inteligencia norteamericana no se caracteriza por el optimismo de sus previsiones.

Si sólo se cumple lo esencial de las tendencias que identifica, los próximos 20 años de la historia del mundo prometen ser extraordinariamente creativos y excepcionalmente conflictivos, todo al mismo tiempo.

Fuente: Clarín, 23/12/12.
Jorge Castro

Lectura recomendada:  Por el freno en la economía peligra la reelección de Obama

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.