Liquidación del Banco Continental de Honduras

octubre 12, 2015 · Imprimir este artículo

Cierre del Banco Continental muestra alcance de OFAC sobre la banca latinoamericana

rosenthal lavado de dinero

   El alcance que tienen las regulaciones y las autoridades de Estados Unidos sobre la banca internacional quedó nuevamente demostrado con la anunciada liquidación del Banco Continental de Honduras, luego de que la entidad y varios de sus propietarios fuesen incluidos en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus iniciales en inglés) por presuntas actividades de lavado de dinero.

banco continental sa honduras   La medida de los reguladores hondureños se produjo luego de que las autoridades estadounidenses incluyeran al Banco Continental S.A., a varias empresas y a miembros de la familia Rosenthal en la Lista de Nacionales Especialmente Designados. Las investigaciones indican que Jaime Rolando Rosenthal Oliva, su hijo Yani Benjamin Rosenthal Hidalgo y su sobrino Yankel Antonio Rosenthal Coello permitieron el lavado de dinero y apoyaron el tráfico de drogas internacional de varios narcotraficantes centroamericanos y de sus organizaciones criminales, según señalan los documentos oficiales del Departamento del Tesoro.

honduras bandera   La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) de Honduras ordenó la liquidación forzosa y explicó que “si una persona natural o jurídica es designada, las repercusiones de una relación directa e indirecta con otras personas naturales o jurídicas, representa para estos últimos que también puedan ser designados en la lista OFAC, con el consecuente aislamiento de las mismas por las empresas de los Estados Unidos de América e inclusive de su propio país”.

   Mediante un comunicado, Jaime Rosenthal, en representación de la familia propietaria del Banco Continental, rechazó la designación calificándola de falsa, a la vez que prometió públicamente el pago de todos los compromisos adquiridos con clientes y empleados de la entidad. Según datos proporcionados por la CNBS, el banco cuenta con más de 220.000 ahorristas y más de 11.000 empleados directos.

   La designación de OFAC generó la cancelación de los servicios de pagos electrónicos (VISA, MasterCard, Western Unión, etc.) y el congelamiento internacional de las cuentas y activos del banco, por lo cual su índice de adecuación de capital pasó de 11.6% al 5.2%, ubicándose por debajo del 6% exigido en la normativa hondureña. Esta situación llevó a las autoridades a prohibir a partir del 12 de octubre la participación del Banco Continental S.A. en la cámara de compensación, cancelar la autorización de operaciones y declarar la liquidación forzosa.

   Las empresas incluidas en la acción de OFAC son:

– BANCO CONTINENTAL, S.A. (Honduras)

– EMPACADORA CONTINENTAL, S.A. DE C.V. (Honduras)

– INVERSIONES CONTINENTAL, S.A. DE C.V. (a.k.a. GRUPO FINANCIERO CONTINENTAL) – (Panamá)

– INVERCIONES CONTINENTAL, U.S.A., CORP, (Florida – USA)

– SHELIMAR REAL ESTATE HOLDINGS II, INC (Florida – USA)

– SHELIMAR REAL ESTATE HOLDINGS III, INC (Florida – USA)

– DESLAND OVERSEAS, LTD (Islas Vírgenes Británicas)

– PREYDEN INVESTMENTS, LTD (Islas Vírgenes Británicas)

– SHELIMAR INVESTMENTS, LTD (Islas Vírgenes Británicas)

   El subsecretario para terrorismo e inteligencia financiera, Adam J. Szubin, dijo que el gobierno está totalmente comprometido con la protección del sistema financiero de los “delincuentes como los Rosenthal. Estamos plenamente comprometidos a trabajar con las autoridades hondureñas a tomar las medidas necesarias para proteger el sistema financiero hondureño del abuso por parte de los traficantes de drogas y otros actores ilegales, a fin de salvaguardar aún más las instituciones financieras hondureñas».

   Esta es la primera vez que OFAC designa a una entidad bancaria bajo lo estipulado en la Ley de Designación de Nacotraficantes Extranjeros Kingpin (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act).

Aspectos clave del cumplimiento antilavado

   En las investigaciones fueron determinantes los reportes de operaciones sospechosas entregados por la banca estadounidense a la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN, su inicial en inglés).

   Es importante destacar que los tres sujetos designados tienen antecedentes políticos en Honduras, llegando incluso a desempeñarse como ministros de gobiernos y en el caso de Jaime Rosenthal como candidato a la presidencia de la república. Esto motivó que fuesen catalogados como personas expuestas políticamente (PEP) y, por ende, estuviesen sometidos a procesos de debida diligencia ampliada en la mayoría de las entidades financieras estadounidenses.

   Otro aspecto clave para efectos de cumplimiento, es que la red estaba conformada por estructuras corporativas offshore ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas y varias empresas de inversiones en el sector de los bienes raíces ubicadas en tres ciudades de Florida: Miami, Golden Beach y Plantation. El banco era una pieza fundamental para el movimiento internacional del dinero.

Las implicaciones legales en Estados Unidos

   Paralelamente a la acción de OFAC, las autoridades iniciaron un juicio en la Corte del Distrito Sur de Nueva York contra los designados y un individuo llamado Andrés Acosta García, quien no fue incluido en la lista negra de OFAC, por realizar transacciones financieras desde 2004 hasta 2015 para lavar dinero de procedencia ilícita.

   El pliego acusatorio la fiscalía acusa a los demandados de conspirar para efectuar operaciones bancarias que ocurrieron total o parcialmente en Estados Unidos y que estaban relacionadas a recursos procedentes del narcotráfico o a delitos contra una nación extranjera, como soborno a funcionarios públicos, apropiación indebida, robo y malversación de fondos públicos.

   El documento de la corte indica que las transacciones financieras y las operaciones de la red fueron diseñadas para “ocultar y disfrazar la naturaleza, la ubicación, el origen y al dueño y beneficiario final de las ganancias de dichas actividades ilegales “.

   Además, los acusados son señalados de transferir, transmitir y transportar dinero e instrumentos financieros desde Estados Unidos hacia el exterior y viceversa como parte de las operaciones ilícitas que adelantaban en su esquema de blanqueo de dinero.

   Yankel Antonio Rosenthal Coello fue detenido por las autoridades y enfrenta una pena de hasta 30 años de prisión y US$ 5 millones en multa.


Documentos relacionados

Designación de OFAC

Pliego acusatorio – Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York (inglés)

Comunicado Comisión Nacional de Bancos y Seguros de Honduras – 11 de octubre de 2015

Lectura recomendada:  Honduras es un narcoestado

Fuente: lavadodinero.com, 12/10/15.


 

Empresario Jaime Rosenthal, su hijo Yani y su sobrino Yankel acusados por lavado de activos

Tegucigalpa, Honduras

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (EEUU) oficializó que el empresario Jaime Rosenthal Oliva, su hijo Yani Rosenthal y el sobrino Yankel Rosenthal, que fue capturado el pasado martes en el aeropuerto de Miami, están ligados al delito de lavado de activos, por lo que este organismo «sanciona» a la organización de esta familia.

La acusación del gobierno de Estados Unidos contra la familia Rosenthal, en el comunicado oficial textualmente dice:

Departamento del Tesoro sanciona a la organizaciónde lavado de dinero de los Rosenthal

Esta acción tiene como objetivo a tres lavadores de dinero hondureños de la familia Rosenthal y algunas compañías clave

WASHINGTON – Hoy, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés) anunció la designación de tres empresarios hondureños y siete compañías como Traficantes de Narcóticos Especialmente Designados conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin) por desempeñar un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos.

Jaime Rolando Rosenthal Oliva, así como su hijo Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo y su sobrino Yankel Antonio Rosenthal Coello, proveen servicios de lavado de dinero y otros para apoyar actividades de tráfico internacional de narcóticos de múltiples traficantes de drogas centroamericanos y de sus organizaciones criminales.

Como resultado de la acción de hoy de la OFAC, todos los activos de estos individuos y de las entidades que están bajo la jurisdicción de los Estados Unidos o que están en control de personas estadounidenses están congelados, y personas estadounidenses están generalmente prohibidas de realizar transacciones con ellos.

En coordinación con la acción anunciada hoy, la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York (SDNY, por sus siglas en inglés) también realizaron acciones en contra de la familia Rosenthal.

Ayer se ha hecho pública una acusación penal en el Distrito Sur de Nueva York en contra de Jaime Rolando Rosenthal Oliva, Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, y de Yankel Antonio Rosenthal Coello, así como contra una cuarta persona, por lavado de dinero en violación al Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1956, y Yankel Antonio Rosenthal Coello fue arrestado en los Estados Unidos.

“Esta acción está enfocada directamente en los tres miembros de la familia Rosenthal y sus propiedades, en relación a sus actividades de lavado de dinero y tráfico de drogas”, afirmó el Subsecretario Interino de Terrorismo e Inteligencia Financiera Adam J. Szubin.

“Este paso enfatiza el hecho que el Gobierno de los Estados Unidos está completamente comprometido para proteger el sistema financiero estadounidense de criminales como los Rosenthal. Estamos plenamente comprometidos para trabajar con las autoridades hondureñas para tomar las acciones necesarias para proteger al sistema financiero hondureño de abusos por parte de narcotraficantes y de otros actores ilícitos, con el propósito de salvaguardar aún más a las instituciones financieras hondureñas”.

Esta acción fue realizada en estrecha coordinación con la DEA, la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, el Centro Nacional de Monitoreo del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras, y las Oficinas de la Fiscalía de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York y del Distrito Sur de Florida.

La acción de la OFAC tiene como objetivo a siete empresas clave de los Rosenthal, incluyendo su sociedad principal con sede en Panamá, Inversiones Continental (Panamá), S.A. de C.V., conocida como Grupo Continental. El Grupo Continental es la compañía madre de un conglomerado de negocios en Honduras involucrados en actividades bancarias, servicios financieros, bienes raíces, agricultura, turismo, y medios de comunicación.

Además de Grupo Continental, la designación de hoy incluye a su filial agrícola Empacadora Continental S.A. de C.V. (conocida ahora como Alimentos Continental), así como a dos de sus componentes financieros clave, Inversiones Continental, S.A. (conocido como Grupo Financiero Continental) y el banco hondureño, Banco Continental S.A., cuya sede principal está ubicada en San Pedro Sula, Honduras.

Con la acción de hoy, es la primera vez que la OFAC ha designado a un banco conforme a la Ley Kingpin. El Banco Continental S.A. ha servido como parte integral de las operaciones de lavado de dinero de los Rosenthal y ha facilitado el lavado de ganancias procedentes del narcotráfico de múltiples organizaciones centroamericanas de narcotráfico.

Adicionalmente, las siguientes tres compañías de inversiones en el exterior también han sido designadas hoy: Shelimar Investment, Ltd., Desland Overseas, Ltd., y Preyden Investments, Ltd., todas con sede en las Islas Vírgenes Británicas. La OFAC también ha identificado a tres entidades estadounidenses ubicadas en Florida como propiedades bloqueadas con base a la Ley Kingpin – Inversiones Continental U.S.A., Corp.; Shelimar Real Estate Holdings II, Inc.; y Shelimar Real Estate Holdings III, Inc.

El pasado martes, el ministro de inversiones, el empresario y dirigente deportivo Yankel Rosenthal fue capturado por la policía de Miami, y este miércoles compareció ante un tribunal donde se le acuso por el delito de lavado de activos.

Desde junio de 2000, más de 1,800 entidades e individuos han sido nombrados conforme a la Ley Kingpin por su papel en el tráfico internacional de drogas.

Las sanciones por violaciones a la Ley Kingpin varían desde sanciones civiles de hasta 1,075 millones de dólares por cada violación hasta sanciones criminales más severas. Las sanciones criminales para directivos de corporaciones pueden incluir hasta 30 años en prisión y multas de hasta 5 millones de dólares. Las multas criminales para corporaciones pueden alcanzar los 10 millones de dólares. Otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años en prisión y multas con base al Título 18 del Código de los Estados Unidos por violaciones criminales a la Ley Kingpin.

Fuente: hondudiario.com, 07/10/15.

lavado de dinero 20

 

.

Comentarios

Algo para decir?

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.